Aprende a interpretar el lenguaje del bebé

por el Equipo Médico de Babysitio

 Claves para entender a tu bebé antes de que comience a hablar  Lenguaje facial  Lenguaje corporal  Lenguaje vocal Artículos relacionados Déjanos un comentario

Claves para entender a tu bebé antes de que comience a hablar

Muchas veces, los bebés nos quieren comunicar sus deseos y necesidades, pero cuando no los entendemos, ya que todavía no aprendieron a comunicarse verbalmente, podemos llegar a frustrarnos junto a él.

Por esta razón, es importante interpretar su propio lenguaje de modo que podamos descifrar lo que quiere o necesita y evitar así las típicas crisis que sobrevienen cuando no tenemos idea de lo que le sucede al pequeñín.

Aunque todos los bebés tienen diferentes formas de expresarse, existen algunas líneas generales de su lenguaje que nos ayudan a interpretar sus necesidades. Este lenguaje se divide en tres grupos de acuerdo a como se manifiesta: facial, corporal y vocal.

A continuación te explicamos cada uno de ellos para saber lo que tu bebé quiere expresar en cada ocasión.

Lenguaje facial

Las expresiones faciales del bebé pueden ser muy sutiles y no ser tan evidentes como cuando el bebé llora. Sin embargo, si comienzas a verlo detenidamente podrás entender lo que quiere decir con cada uno de estos gestos:>

  • Esquivar la vista

Si el bebé esquiva la vista y da vuelta la cara, está diciendo que necesita un recreo. A partir de los 2 meses de edad los bebés hacen esto cuando se sienten cansados o sobreestimulados y comenzarán a llorar si se los mantiene en contacto con el adulto.

  • Sonreír

El bebé comienza verdaderamente a sonreír entre las 6 y las 8 semanas de vida. La sonrisa es lo más fácil de interpretar ya que es una señal de alegría y felicidad. Cuando es más pequeño la sonrisa expresa ante todo su bienestar físico, por ejemplo cuando lo abrigas o lo secas suavemente con una toalla suave luego del baño. Más tarde sonreirá menos pero de forma más controlada, y lo hará cuando se de cuenta que está rodeado de sus seres queridos.

  • Imitar

Entre los 3 y 6 meses muchos bebés aprenden a imitar nuestras expresiones faciales como las de miedo, sorpresa y tristeza. Luego de los 9 meses, el bebé imitará nuestras reacciones ante situaciones diferentes. Por ejemplo, si se cae un jarrón y se rompe, te mirará inmediatamente y si reaccionas mal, el también reaccionará así.

Lenguaje corporal

De acuerdo a muchos estudios, el 90% de la comunicación del bebé con los adultos es no verbal y es su lenguaje corporal el que manifiesta mayormente todas sus necesidades. A continuación te damos algunas claves para comprenderlo:

  • Arquear la espalda

A las pocas semanas de su nacimiento, el bebé comienza a arquear la espalda cuando se siente incómodo. Puede ser que tenga reflujo si cuando arquea la espalda también llora. El bebé comienza entonces a moverse para encontrar una posición más cómoda. También, pueden arquear la espalda cuando ya no quieren más leche y buscando apartarse del pecho. Por otro lado, si el bebé ya cumplió los 4 ó 5 meses, puede significar también que está por comenzar a darse vuelta por sí solo.

  • Frotarse ojos u orejas

Generalmente esto es señal de que están cansados o irritados y es tiempo de tranquilizarlo o de ir a dormir. Asimismo, a partir de los 6 meses pueden tocarse las orejas porque lo sienten placentero, ya que esta parte de su cuerpo es muy sensible y encuentran en ella sólo el gusto de hacerlo. Por otro lado, si el bebé se tira de las orejas y lo ves irritable o llorando, debes prestar atención a que no tenga una infección de oídos. Con frecuencia esto sucede cuando el bebé está recostado y al levantarlo se calma.

  • Buscar comida

El reflejo de búsqueda es clave para la supervivencia de todo mamífero. Cuando cualquier cosa toca su mejilla, el recién nacido girará su cabeza en la dirección por donde fue tocado buscando instintivamente el alimento e intentara succionar. Este reflejo desaparece luego del las primeras semanas de vida, aunque sólo quedará el de buscar tu pecho para amamantarlo, pero ya no será automático sino voluntario. Sin duda esto es muy útil para ayudarlo a buscar el pezón, solo tocase la mejilla con el dedo y el solo se prenderá.

  • Cerrar las manos

Muchos bebés hacen puñitos con sus manos cuando tienen hambre. Si el hambre es intensa puede estar asociado con llanto. Cuando el bebé se satisface relajará sus manos y se abrirán.

Lenguaje vocal

El lenguaje vocal comprende los primeros gorjeos y balbuceos como también el llanto en todas sus variantes. El llanto del bebé nunca es igual, y cada vez que llora expresa algo diferente. Una cosa es el llanto por hambre y otra cuando está enfermo o enojado. A continuación te explicamos como diferenciarlos:

  • Llorar por hambre

Para identificar el llanto por hambre tienes que tener en cuenta dos cosas, el contexto y la forma en que llora. La primera tiene relación al horario de sus comidas. Un bebé que se despierta a la mañana llorando indica que tiene hambre. Por otro lado, el llanto de hambre es corto y no tan agudo, de aproximadamente un segundo de duración y repetitivo. Si no se acude rápido para alimentarlo el llanto será más fuerte y agudo.

  • Llorar por dolor

El llanto por dolor sobreviene inesperadamente, sin un contexto claro. Es el llanto que inquieta porque no es usual. Tiene el doble de duración que el llanto por hambre y es continuo; es decir, no cambia de intensidad como cambia cuando necesita comer.

  • Llorar por cansancio

Entre los 2 y 3 meses de edad el llanto del bebé comienza a tener diferentes variantes. Cuando está cansado el bebé emitirá un llanto quejoso, y cansino. En realidad llora como si no quisiera llorar y aparece cada vez que quiere dormir y no puede.

  • Balbucear

Las conversaciones con el bebé comienzan entre los 2 y 3 meses. Al principio modular su voz e intenta imitar el tono de la voz de quien le hable solamente a través de vocales. Posteriormente, a los 6 meses de edad, experimentan aún más con su voz y agregan consonantes a las vocales. Es en esta etapa en que comienzan a balbucear y de esta manera pueden expresar mucho más sus emociones cuando están felices, enojados, nerviosos o satisfechos.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

No hay comentarios para esta nota
Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas