Butacas para bebés y seguridad en el automóvil

por el Equipo Médico de Babysitio

 Prevención de accidentes  ¿Cuál es el lugar más seguro para que viaje el bebé?  ¿Qué tipo de asiento es el recomendado para mi bebé?  Recomendaciones adicionales Artículos relacionados Déjanos un comentario Comentarios sobre esta nota

Prevención de accidentes

Los accidentes de tránsito constituyen una causa de mortalidad que pueden evitarse mediante una prevención adecuada. Por esta razón debemos estar atentos a las recomendaciones de estudiosos en la materia que pueden contribuir a minimizar o neutralizar cualquier accidente vial. 
Según estudios de la Asociación Estadounidense de Pediatría (AAP), el uso correcto de un sistema de sujeción en niños, tiene una efectividad del 71% en la prevención de muerte por accidente de auto y un 67% de efectividad en la prevención de hospitalización por lesiones producidas por colisiones automovilísticas.
Con respecto a los cuidados que los padres deben tener a la hora de transportar a sus hijos en auto, las reglamentaciones cambian según los países y los estados. Sin embargo, hay asociaciones que se dedican a estudiar el origen de los accidentes y evaluar estadísticamente qué hacer para minimizar los riesgos.

¿Cuál es el lugar más seguro para que viaje el bebé?

Según las estadísticas, el lugar más seguro para un niño es la parte central del asiento trasero del vehículo. Esto reduce el peligro de choques laterales. Se advierte que el peor lugar para llevar a un niño es en las faldas o en el asiento delantero sin su correspondiente sistema de sujeción. 
A 50 km. por hora, ante una frenada brusca, un objeto dentro de un vehículo multiplica su peso cuarenta veces. Por este motivo, es conveniente que todos los integrantes del automóvil usen cinturones de seguridad o sistemas de sujeción. Además, por este mismo motivo se recomienda no llevar objetos sueltos dentro del auto aunque parezcan inofensivos.

¿Qué tipo de asiento es el recomendado para mi bebé?

En el mercado existen diferentes opciones en lo que se refiere a sillas para auto.  Los modelos cambian según los países y sus legislaciones; sin embargo, podemos clasificarlas en líneas generales de la siguiente manera:

  • Asiento para lactantes o recién nacidos

Estos son asientos para bebés de no más de 9 kg. o hasta el año de vida. Este tipo de sillas deben ser colocadas para que el bebé quede mirando hacia el baúl. Son livianas y portátiles y suelen tener cinturones de 4 ó 5 puntos. Son las que mejor se adaptan al cuerpo del bebé.

  • Butaca convertible

Estos productos son para bebés de 10 a 20 kg. En el caso de que el bebé tenga menos de 9,200 kg. o hasta el año de vida, la sillas deben seguir siendo colocadas mirando hacia el baúl, luego de este peso o edad se debe invierte la orientación de la butaca de modo de que quede mirando hacia los asientos delanteros. Existen diferentes sistemas de sujeción: arnés de 5 puntos, en forma de T o escudo en forma de bandeja.

  • Asiento suplementario

Estos asientos son para niños mayores de 20 kg. o los que no se adapten más a la butaca convertible. Existen de dos tipos: simples, sin respaldo, que son asientos que elevan al niños de forma que se adapte al cinturón de seguridad del auto. Y otro modelo de correas con respaldo, de más seguridad en los costados para usar con el cinturón de faldas-hombro.

  • Asiento integrado

Estos mismos son para mayores de un año. Están disponibles en algunos autos importados y son una adaptación específica del vehículo.

Recomendaciones adicionales

Hasta los 9,200 kg. o el año de edad, los niños deben ir ubicados en su silla orientada hacia atrás. Esto se debe a que su columna cervical está en desarrollo y es débil en relación con el tamaño de su cabeza. Esto permite reducir el riesgo de lesión en esa zona en caso de un accidente.

Nunca debe colocarse la butaca mirando hacia atrás en el asiento de adelante que contenga airbag. Muchos modelos de vehículos tienen un dispositivo que permite desactivar el airbag para evitar lesiones que podrían producirse al activarse ante cualquier inconveniente.

Los bebés prematuros o lactantes pequeños no deben utilizar sillas que contengan escudos, almohadillas abdominales o apoyabrazos. Estos pueden golpear el cuello o la cara en un choque.

En las butacas orientadas hacia atrás, los cinturones que van sobre los hombres deben ir colocados en los ojales más bajos hasta que el bebé supere con sus hombros la altura de estos. Además el broche central debe ir colocado en el medio del pecho.

Las butacas convertibles deben ser usadas hasta que el niño no supere con sus hombros los ojales superiores.

Los asientos suplementarios deben ser usados cuando el bebé no entre más en la butaca y hasta que llegue a una altura que le permita usar el cinturón de seguridad para adultos por si mismo.

Antes de comprar estos elementos de seguridad, los responsables deben probarlos en sus vehículos para cerciorarse que no existe incompatibilidad entre ambos elementos. Además, se deben leer atentamente los manuales para estar seguros de una correcta colocación y sujeción.

El asiento trasero, y sobre todo la parte central del mismo, es el lugar más seguro del auto a cualquier edad.

No se recomienda una edad determinada para el uso de estos elementos. El criterio lo determina el peso. Se considera que un niño de más de 30 kg. (8 años aproximadamente) ya puede hacer uso del cinturón para adultos.

Además:

Proteger a los niños del sol en viajes largo. Así mismo, mantener una hidratación adecuada.

La butacas y sillas poseen trabas para los cinturones inerciales, se debe verificar que el mismo no tenga juego, que respondan y que estén firmes antes de iniciar el viaje.

Controlar que las correas no estén retorcidas o gastadas y que deben ajustarse delicadamente al cuerpo del bebé.

En el caso de las embarazadas, es necesario protegerla a ella y al futuro bebé. Esto se puede hacer usando correctamente el cinturón de seguridad, cuidando de colocar la cinta por la pelvis, debajo del abdomen y por encima.

Por último, recuerda que muchas medidas que ayudan a prevenir accidentes deben hacerse costumbre mediante la repetición, es decir creando hábitos. Puedes proponer juegos o inventar canciones para acostumbrarse entre todos los integrantes a tomar estas medidas.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

Gonzalo G. Villafañe

25 de Septiembre de 2012 a las 15:51

Siempre llevo a mi beb

  • Responder
  • Abuso
  • Walter Garcia

    24 de Septiembre de 2012 a las 15:51

    muy interesante la nota, hay que tener mucho cuidado con los chicos en el auto.
    Gracias

  • Responder
  • Abuso
  • Recibe información personalizada
    en tu email, todas las semanas