¿Qué es el acné?

El acné es una enfermedad que afecta las glándulas sebáceas de la piel. Se produce cuando el folículo (conducto) de una glándula sebácea de la piel se bloquea, y al no poder liberar la grasitud que transporta las células de piel muerta hasta la superficie, se inflama e incluso puede infectarse. Como consecuencia se forman los forúnculos de color rojo con un puntito blanco o amarillo en el centro. Generalmente se asocia con la adolescencia ya que es causado a menudo por las propias hormonas que se liberan durante la pubertad.

¿Es posible que mi bebé tenga acné?

Sí. El acné suele aparecer en bebés recién nacidos o de pocas semanas de vida. Frecuentemente brota en las mejillas, aunque también en la frente, el mentón o en la espalda del bebé. Suele empeorar si presentara fiebre, si se encuentra nervioso, llorara o si su piel está irritada. Los irritantes más comunes incluyen la saliva, la regurgitación de leche, el jabón, y la ropa que se ha lavado con detergentes químicos fuertes.
Si observas que tu bebé tiene granitos minúsculos en su cara puede ser sudamina y no acné. Estos pequeños granitos desaparecerán espontáneamente dentro de algunas semanas. 
Si el aspecto es escamoso y ocurre en otros partes del cuerpo como en el cuero cabelludo y detrás de los oídos, tu bebé puede tener costra láctea. En cambio si tu bebé presenta manchas similares a una erupción podría tener dermatitis atópica.

¿Cuáles son las causas que lo provocan?

No hay conclusiones definitivas al respecto pero, además de los factores hereditarios, se cree que al igual que el acné en la adolescencia, el acné del bebé es causado por un cambio hormonal, ciertas medicaciones o una irritación de la piel. 
Si estás amantando a tu bebé y estás tomando alguna medicación, ésta podría ser la causa o bien si tu bebé está tomando alguna medicina.
Las hormonas maternas que pasan al bebé a través del cordón umbilical durante la última etapa del embarazo podrían también ser la causa del acné de tu bebé. Lo mismo sucede si la piel del bebé entra en contacto con sustancias como aceites minerales derivados del petróleo.

¿Puede dolerle o molestarle?

El acné seguramente te afectará más a ti que a tu bebé, ya que éste no pica ni duele en absoluto. ¡Además el bebé es muy pequeño como para darse cuenta de que no se ve tan lindo con esos granitos! Lo más probable es que el acné del bebé te incomode a ti por un problema estético. Sin embargo, en aquellos casos severos de acné, puede aparecer inflamación e hinchazón que sí puede molestarlo. Contacta al médico si ves que éste puede ser el cuadro que presenta.

¿Cuándo desaparecerá?

El acné del bebé desaparece generalmente dentro de pocas semanas, pero puede durar hasta los 6 meses. Te recomendamos de todas formas consultar al pediatra si el acné de tu bebé es particularmente severo, o si persiste luego de los 3 meses.
Pero si el acné aparece entre los 6 meses y los 2 años de edad será necesario hacer una consulta con el pediatra para prevenir su aparición en la pubertad.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento del acné del bebé consiste más sobre lo que no debes hacer que en lo que debes hacer. En primer lugar no debes apretar los granitos ya que agravarás más el problema. Tampoco frotes ni laves fuertemente la piel de tu bebé ya que esto sólo causará irritación adicional a su piel sensible. Lávale la cara con agua y un poco de jabón suave, de pH neutro y sin fragancia. Si tu hijo tiene la piel sensible, lava solamente su cara con agua tibia.
Evita aplicarle lociones o aceites humectantes en la piel ya que estos productos aumentarán la grasitud y en consecuencia el acné. Utiliza jabones y enjuagues naturales para tela al lavar su ropa.
Pero recuerda que el acné suele ser un trastorno que se cura espontáneamente por lo que no debes preocuparte, de todas formas siempre consulta al pediatra.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

No hay comentarios para esta nota
Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas














Mi embarazo de