¿Por qué mi bebé tiene la piel seca?

La piel del bebé es mucho más fina y frágil que la del adulto por lo que está más expuesta a la sequedad. La mayoría tiene la piel seca y fácilmente irritable lo que les produce enrojecimiento, descamaciones y picazón. El clima es uno de los principales causantes, tanto los climas fríos o cálidos. En invierno, el frío seco y la calefacción afectan su delicada piel como también el sol, el aire acondicionado, el agua de mar y el cloro de las piscinas en verano. También la piel del bebé es muy sensible a las agresiones alcalinas como la orina, el sudor o el jabón.

¿Cómo puedo solucionarlo?

Para lograr que tu bebé tenga la piel correctamente humectada sólo debes seguir algunos consejos, muy fáciles de poner en práctica. A continuación te explicaremos cada uno de ellos:

  • No exageres con la higiene del bebé

Como primera medida debes saber que un bebé pequeño que aún no comenzó a gatear no necesita de un baño riguroso y tampoco del uso de mucho jabón y shampoo. El baño del bebé en esta etapa tiene la finalidad de refrescarlo e higienizarlo, pero evitando eliminar la grasa natural de su cuerpo. En los días de mucho calor puedes bañarlo varias veces pero usa sólo en uno de los baños el jabón. Utiliza jabones suaves de Ph neutro, enjuágalo muy bien, sécalo suavemente y sin frotar, apoyando la toalla en cada parte de su cuerpo. Debes tener precaución con la aplicación del talco, ya que su uso excesivo tiende a resecar y a tapar los poros impidiendo la respiración de su delicada piel.
Utiliza productos de higiene especiales para bebés, preferentemente sin aromas y de componentes naturales. 
No lo dejes mucho tiempo en el agua, acorta el baño a no más de 10 minutos. Si a tu bebé le gusta jugar y chapotear en ella, entonces primero déjalo que lo haga antes de comenzar a bañarlo de modo que no lo agua en agua jabonosa.
Si generalmente utilizas baños de espuma te recomendamos que los utilices de forma espaciada, tal vez para ocasiones especiales.
Tampoco lo debes bañar con el agua muy caliente ya qué ésta también resecará su piel, más aún en bebés que sufren algún trastorno alérgico.
Si utilizas aceites para baño ten mucho cuidado ya que la superficie de la bañadera se hace resbaladiza y puede hacer que tu bebé se golpee. Es más recomendable aplicarle alguna crema o loción humectante luego de cada baño.

  • Utiliza cremas humectantes especiales para bebés

Inmediatamente luego del baño y habiendo secado al bebé, aplícale alguna loción o crema humectante, sellando de esta forma la humedad que quedó en su cuerpito luego del baño. Para elegir la crema más adecuada las más recomendadas son las naturales, como la de avena (que inclusive alivia la picazón) y las más consistentes. 
Si con el correr de los día tu bebé continúa con la sequedad puedes cambiar de crema o bien humectar su piel después del baño y otra vez en cualquier momento del día.

  • Evita que el agua de mar o de piscina se seque en su piel

Si tu bebé se bañó en el mar o en la piscina debes enjuagarlo posteriormente con agua de la canilla. La sal y el cloro son agentes que resecan fácilmente la delicada piel del bebé. Luego de haberlo enjuagado y secado correctamente, aplícale suavemente una loción o crema humectante.

  • Vísitelo con la ropa adecuada

Debes prestar atención con la ropa que eliges al vestir a tu bebé. Las más adecuadas son las confeccionadas con telas de fibras naturales (algodón, lana, lino, etc...) ya que permiten una correcta ventilación y respiración de su piel. El uso de ropa de telas sintética puede generar irritaciones o rozaduras.

  • Humidifica tu hogar

Si vives en una zona muy seca es recomendable humidificar los ambientes de tu casa. Puedes lograr esto instalando humidificadores o bien colocando recipientes de agua en las habitaciones.
En las épocas de frío no exageres con la calefacción. Una temperatura adecuada para tu bebé es de 22°C y si es necesario abriga más al bebé en vez de subir la temperatura.

  • Hidrata correctamente a tu bebé

Es importante que tu bebé tome una cantidad de líquidos adecuada para que se mantenga hidratado, en especial en los días de calor.

  • Toma los recaudos necesarios durante el verano

Los cuidados de la piel del bebé en el verano son unos de los pilares fundamentales, no sólo para evitar que la piel se reseque, sino para proteger su salud presente y futura. Para esto debes evitar exponerlo al sol en horario de riesgo y utilizar cremas protectoras solares.

¿Puede ser el indicio de alguna enfermedad?

Si la sequedad de la piel está asociada a picazón, inflamación, enrojecimiento, descamación o costras, puede ser que tu bebé sufra de dermatitis atópica, también conocida como eccema. En la mayoría de los casos esta condición se mejora con una correcta humectación de la piel en forma diaria.

¿Cuándo debo consultar al médico?

Si aún con una correcta humectación diaria la piel seca continúa o si sospechas que tu bebé puede tener dermatitis atópica debes consultar al pediatra para comenzar con el tratamiento adecuado. También debes acudir al médico inmediatamente si tu bebé presentara costras, enrojecimiento o signos de infección en su piel.

Encuesta

¿Tu bebé tiene la piel seca?


Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

Ana Pardo

16 de Marzo de 2014 a las 12:55

cuidemos a nuestros hijos como a nuestras familias.
Lei una nota que Huggies dejo sin trabajo a una mujer que tenía un cargo jerárquico por ser MAMA!! Discriminan a las mamás y nos quieren vender sus pañales...

Gaby

13 de Abril de 2012 a las 14:32

a mi beb

Gaby

13 de Abril de 2012 a las 14:30

a mi beb

Gaby

13 de Abril de 2012 a las 14:26

informaci

Liliana

21 de Julio de 2010 a las 09:55

mi bebe desde los 7 meses sufre de ecsemas en la piel ´primero dijeron que era sudamina por el calor luego prurigo y ahora que es alergico y por lo tanto estamos con cremas con corticoide y para la humectacion calendula para el ba

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas














Mi embarazo de