Piojos en el bebé (Pediculosis)

por el Equipo Médico de Babysitio

¿Pueden los piojos afectar al bebé?

Sí. Los piojos son insectos minúsculos que generalmente afectan el cuero cabelludo y se ocultan en el pelo donde ponen los huevos. Se alimentan de sangre y su saliva genera una intensa picazón que es su principal síntoma. Si bien es raro que un bebé tenga este tipo de parasitosis, conocida con el nombre de pediculosis, es muy común su contagio en bebés que concurren a guarderías infantiles o en niños escolarizados. En cualquier caso los piojos no significan un problema de salud para el bebé pero sí una dura batalla contra ellos para erradicarlos.

¿Cómo puedo darme cuenta si mi bebé tiene piojos?

Es posible que notes que se rasca o frota con frecuencia el cuero cabelludo, principalmente la zona posterior de la cabeza y detrás de las orejas. De todos modos, los piojos no siempre causan picazón, por lo que la primera señal suelen ser los huevos, conocidos con el nombre de liendres, que verás en su pelo. Las liendres son diminutos huevos, de aspecto nacarado, y siempre están pegados al cabello. En cambio los piojos son de color marrón, de un tamaño mayor que las liendres (aproximadamente 1 mm.) y tienen el aspecto de una semilla de sésamo. Si al momento de revisar a tu hijo no estás seguro de lo que ves, no dudes en consultar al pediatra.

¿Cómo se contagió mi bebé los piojos?

Los piojos son insectos de arrastre, no pueden saltar ni volar, por lo que sólo se transmiten pasando de una cabeza a otra por medio del contacto directo. Por ello, es común el contagio al compartir almohadas, sombreros u otros objetos de estas características. Es un mito que los piojos son el resultado de la falta de higiene o de la pobreza, ya que si hay algo que no distinguen estos insectos son las clases sociales.

¿Cuál es el tratamiento contra los piojos?

Ante todo debes saber que erradicar los piojos de la cabeza de tu hijo no será una tarea sencilla. Los champúes específicos para combatirlos pueden presentarse como una solución conveniente, pero tienes que considerar que no son seguros para los bebés y, en algunos casos, tampoco eficaces. Por otro lado el uso de estos champúes es muy polémico, ya que algunos padres, avezados en la materia, y también los expertos afirman que los  piojos han creado resistencia a estos productos. Además, los progenitores muchas veces no se sienten a gusto con la idea de verter pesticidas en las cabezas de sus niños. Nosotros podemos recomendarte la mejor manera de librar a tu hijo de la pediculosis que es manualmente. He aquí algunos consejos:

  • Extrae los piojos manualmente

Utiliza tus dedos, o un peine, pare extraer liendres y piojos del pelo de tu bebé. Para ello te recomendamos ubicarte en un área bien iluminada, preferentemente al aire libre, bajo la luz del sol.

  • Separa el pelo en secciones

Divídelo con clips y revisa cada una de las secciones. Es ideal que tengas un recipiente con agua caliente jabonosa a tu lado, así podrás higienizar el peine o tus dedos en él, deshaciéndote también ahí tanto de piojos como de liendres.

  • Continúa con el tratamiento por algunas semanas

Aún estando segura de que haz quitado todas las liendres y piojos del cuero cabelludo de tu bebé, continúa con esta rutina por varias semanas. De este modo evitarás sorpresas poco agradables.

  • Asegúrate de que otros familiares no tengan piojos

Comprueba que el resto de la familia no padezca también de pediculosis realizando el mismo procedimiento.

  • Consulta al pediatra

Si tienes dudas acerca del uso de algún producto para combatirlos, no dudes en consultar con el pediatra.

¿Debo realizar algún proceso de desinsectación en la casa para un mejor resultado?

Sí, ya que los piojos sobreviven sin un anfitrión humano por un par de días; mientras que las liendres sobreviven por aproximadamente 10. Por eso, para librar tu casa de estos visitantes lleva a cabo los siguientes consejos sobre estos puntos:

  • Ropa del bebé

Pon a lavar con agua bien caliente toda la ropa de tu bebé, sin olvidar la de cama, que haya estado en contacto con él hasta 2 días antes de comenzado el tratamiento.

  • Sellado de objetos en bolsas o lavado

Coloca todo aquello que no se pueda lavar, como muñecos rellenos, en un bolso plástico sellado por dos semanas. Otra alternativa que sugerimos, es poner lo que no pueda lavarse en una secadora durante 30 minutos.

  • Peines y cepillos

Sumerge los peines y cepillos en alcohol por una hora o lávalos con jabón y agua caliente.

¿Qué puedo hacer para evitar que mi bebé vuelva a contagiarse de piojos?

Asegúrate que no comparta con otros niños peines, cepillos, toallas o sombreros. Si tu bebé asiste al jardín maternal y sabes que allí hubo una infección masiva, envíalo con su propio asiento infantil, cuna y otros efectos personales. A modo de prevención, revisa su cuero cabelludo cada vez que regrese del jardín.

Encuesta

¿Tu bebé se contagió de piojos en la guardería o jardín maternal?


Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

No hay comentarios para esta nota
Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas













Mi embarazo de