¿Por qué se producen las intoxicaciones?

La ingestión de sustancias tóxicas se encuentra entre las principales causas de daños en niños menores de 6 años de edad. En muchas ocasiones pueden ser graves e incluso pueden provocar la muerte.
Son necesarias medidas preventivas efectivas y seguras para disminuir la frecuencia y severidad de las intoxicaciones.
La división de emergentología del Children?s Hospital Medical School de Boston, Estados Unidos, ha realizado una investigación al respecto que es muy importante que todos los padres conozcan. La frecuencia de intoxicaciones según las últimas estadísticas de la Asociación Americana de Intoxicaciones y Envenenamiento dan cifras alarmantes. En 1998 se informaron 1,08 millones de niños menores de 6 años que ingirieron sustancias tóxicas.
Las más frecuentemente ingeridas son aquellos productos de fácil acceso a los niños, y los cosméticos, artículos de limpieza, analgésicos, preparados para la tos y el resfrío, corresponden al 58% de los productos que provocaron intoxicaciones

¿Qué productos son los más peligrosos?

Los productos asociados con intoxicación seguida de muerte son los que enumeramos a continuación y también los nombres de la sustancia contenida en los mismos.

Productos tóxicos

Analgésicos
ParacetamolIbuprofenoMetadonaSalicilatosMorfina
Artículos de limpieza
CorrosivosSoluciones a base de Flúor
Hidrocarburos
CombustibleAguarrásKerosene
Antidepresivos
AmitriptilinaImipraminaDesipramina
Insecticidas y pesticidas
Organofosforados
Cosméticos y productos de uso personal
Alcohol etílicoAceite para bebés
Estimulantes y drogas ilícitas
HeroínaCrack
Cigarrillos
Tabaco
Plantas
Pimienta de CayenaTe de poleo
Sedantes e hipnóticos
Hidrato de cloralPrometacina
Anticonvulsivantes
CarbamacepinaValproato
Drogas cardiovasculares
Nifedipina
Cuerpos extraños
Pastillas de carbón activado

 

Las sustancias que más se asocian con riesgo de muerte son la cocaína, anticonvulsivantes, antidepresivos y suplementos de hierro.

¿Cuál es el tratamiento?

Lo más importante es una intervención rápida y adecuada. Una vez que la sustancia y su toxicidad hayan sido identificadas, el tratamiento se debe instaurar de inmediato.
Los pasos principales son la evaluación del niño, y la estabilización de la vía respiratoria.
La descontaminación intestinal incluye las intervenciones usadas para prevenir la absorción por el intestino de la sustancia ingerida. Puede hacerse por tres mecanismos:

1. Lavado gástrico

El lavado gástrico puede ser realizado provocando el vómito o colocando una sonda nasogástrica. La sustancia vomitiva más efectiva sigue siendo el jarabe de ipeca, que produce el vómito después de 20 minutos de administrado con una duración de vómitos de 2 horas. Se administra si no ha pasado una hora desde la ingestión del tóxico.
El lavado gástrico debe ser efectuado por personal entrenado y se realiza con una sonda nasogástrica y solución fisiológica. Está contraindicado en los casos de intoxicación por hidrocarburos o agentes corrosivos y cuando el niño se encuentra inconsciente.

2. Administración de un agente absorbente

De esta forma se absorbe el tóxico y lo mantiene dentro del intestino. La administración de sustancias absorbentes del tóxico ingerido se realiza mediante el carbón activado, que se ha mostrado como el agente más efectivo en la actualidad. Si se administra antes de la hora de la intoxicación puede absorber hasta el 75% de la sustancia ingerida. La dosis es de 1 gramo por kilo de peso del niño. Puede provocar vómitos en un 15% de los casos.

3. Administración de medicamentos laxantes potentes

Los laxantes se administran para aumentar la motilidad gastrointestinal y acelerar la eliminación del tóxico ingerido. Se utiliza el citrato de magnesio al 6% en dosis de 4 ml. por kilo de peso del niño. Puede ser causa de deshidratación por diarrea, pero se puede tratar administrando sueros por catéter venoso. También puede causar cólicos abdominales importantes. No debe realizarse descontaminación cuando ha pasado mucho tiempo desde la ingesta del tóxico, ya que la sustancia seguramente ya está en el torrente circulatorio.

Las últimas investigaciones indican que realizar un lavado gástrico previo a la administración del carbón activado no mejora los resultados finales.
La administración de laxantes es muy importante en los casos de intoxicaciones por hierro, cocaína y heroína.

¿Cómo puedo prevenir las intoxicaciones?

Como conclusión debe quedar claro que es fundamental mantener toda sustancia potencialmente tóxica para los niños bien alejada de ellos. Con este mínimo recaudo podemos ahorrarnos muchos momentos de angustia y de arrepentimiento.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

No hay comentarios para esta nota
Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas













Mi embarazo de