Síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS)

por el Equipo Médico de Babysitio con 1 comentario

¿Qué es el síndrome de muerte súbita del lactante?

El SIDS (de la siglas en inglés Sudden Infant Death Syndrome) o SMSL de las siglas en castellano, también conocida como muerte blanca o muerte en la cuna, es la muerte repentina e inesperada de un bebé sano antes de cumplir un año de vida. No tiene causa aparente y en la actualidad sólo pueden asociarse algunos factores que la predisponen. No se trata de una enfermedad, sólo se denomina así ya que no se puede determinar por ningún otro medio, como por ejemplo autopsia, la causa de su muerte.
La mayoría de los casos ocurren antes del primer año de vida, especialmente del primero al sexto mes (90% de los casos) y además sucede generalmente a la noche, es decir mientras los bebés duermen (en un menor porcentaje también se da durante el día, mientras el bebé duerme la siesta).
En la Argentina cada año mueren más de 350 bebés como resultado del síndrome de muerte súbita.

¿Por qué se produce?

Por el momento las investigaciones realizadas a nivel mundial, aseguran que siempre se asocia a múltiples factores que a continuación explicaremos.

Alteraciones en el control de la presión arterial

Podrían existir anomalías a nivel cerebral, que afectarían el centro respiratorio o el control de la presión arterial, cosas que pueden asociarse también a la inmadurez que presentan los bebés prematuros.

  • Anomalías del bulbo cerebral

Se han detectado anomalías anatómicas a nivel del bulbo cerebral, lugar adonde se encuentra el centro regulatorio de la respiración y del funcionamiento cardíaco.

  • Imposibilidad de defenderse

También la imposibilidad de defenderse ante situaciones tan simples como al quedar atrapado entre las sábanas, podría ser otro factor de riesgo.

¿Qué bebés están más predispuestos?

  • Dormir boca abajo

Este es el factor que está más asociado al síndrome de muerte súbita. Según la mayoría de las investigaciones los bebés que duermen boca abajo tienen un riesgo de muerte que varía del 2% al 12% según el estudio. Este riesgo aumenta aún más cuando el bebé está acostumbrado a dormir boca arriba y por alguna razón, lo colocan a dormir boca abajo, como puede ser el caso cuando alguien nuevo comienza a cuidar al bebé (familiar, niñera o guardería).
La hipótesis es que un bebé que duerme boca abajo está más expuesto a recalentarse más rápido, de tener apneas (pausas respiratorias) y de inhalar el aire ya exhalado, es decir dióxido de carbono.

  • Calor excesivo

El exceso de calor que puede producirse por dormir boca abajo o bien porque el bebé se encuentra en ambientes cerrados y calurosos también aumenta el riego de SIDS. Asimismo también está presente en bebés que son abrigados por demás, especialmente si presenta un cuadro febril o infecciones respiratorias como bronquitis, bronquiolitis o neumonía.

  • Superficies blandas y mullidas para dormir

Las superficies demasiado blandas, donde el bebé puede hundirse también es un factor de riesgo. Estas superficies pueden ser almohadones, colchones demasiado blandos o mantas muy mullidas.

  • Prematurez o bajo peso al nacer

Los bebés prematuros tienen mayor riesgo. Además mientras más prematuro sea el bebé mayor es el riesgo de muerte súbita, al igual que su peso. Mientras menor sea su peso mayor será el riesgo.

  • Control prenatal inadecuado o inexistente

Según las investigaciones el riesgo aumenta en mujeres que no llevaron un control prenatal adecuado o bien que nunca acudieron a las consultas con el obstetra.

  • Ser hijo de madre fumadora

Se sabe que el tabaco durante el embarazo puede afectar el correcto desarrollo del bebé en el útero y según la mayoría de las investigaciones éste es también uno de los mayores riesgos.

  • Ser hijo de madre adicta a las drogas

Al igual que el tabaco, el consumo de drogas ilegales puede afectar también el correcto desarrollo del bebé en el útero, aumentando el riesgo de muerte súbita.

  • Ser hijo de madre menor de 20 años

Los bebés de madres adolescentes están más propensos. Lo mismo sucede con aquellos bebés que nacen de manera muy consecutiva con respecto al nacimiento anterior.

  • Estar en un ambiente de fumadores

Según los estudios el riesgo de muerte súbita aumenta por cada persona que fuma en la casa del bebé. Por ejemplo si un bebé que está criándose en un ambiente de un solo fumador, tendrá menos riesgo que el que crece en uno de dos fumadores.

  • Antecedentes de algún accidente o enfermedad

Tienen mayor riesgo los bebés que sufrieron un accidente o bien una enfermedad que puedo haber puesto su vida en peligro, en especial en aquellas situaciones donde el bebé necesitó resucitación cardiopulmonar.

  • Ser alimentado artificialmente y con biberón

Si bien no hay evidencia contundente que la alimentación con biberón está asociada a un mayor riesgo, sí existen investigaciones que asocian las infecciones respiratorias y gastrointestinales, que generalmente se producen por la ausencia de lactancia materna, con el síndorme de muerte súbita.

  • Tener antecedentes de muerte súbita en hermanos

Algunas investigaciones sugieren que este evento puede repetirse si ya hubo algún hermano que murió por esta causa.

  • Según la raza

Las investigaciones indican que los bebés afroamericanos tienen el 100% más de riesgo de padecer SIDS. Sin embargo esto puede estar asociado a la forma de acostar al bebé según cada cultura y grupo étnico.

  • Ser hijo varón

De acuerdo a los estudios los varones tiene un 50% más de riesgo de padecerla que las mujeres.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de muerte súbita?

Puedes seguir los siguientes consejos que reducen el riesgo. A continuación te indicamos cuáles son los pasos.

  • Acuesta al bebé a dormir boca arriba preferentemente, o en su defecto de costado, nunca boca abajo

Sin duda esta es la medida que debes tomar primeramente. Si bien esto lo podrás manejar hasta que el bebé pueda darse vuelta por sí solo, es decir a los 5 ó 6 meses de vida. De todas formas el riesgo de muerte súbita comienza a descender considerablemente luego de esta edad. Por lo que no deberás preocuparte si a la noche se da vuelta por sus propios medios.

  • No fumes durante el embarazo, ni permitas que se fume cerca del bebé

Ya se sabe lo perjudicial que puede ser el tabaco durante el embarazo. Asegúrate también luego del nacimiento de que el lugar donde se encuentra el bebé esté libre de humo y ventilado. Si no puedes dejar de fumar es verdaderamente importante que no lo hagas dentro de tu casa, en todo caso sal a la ventana, al balcón o el patio.

  • Usa en la cuna un colchón apropiado y sábanas bien ajustadas

Elige un colchón plano y duro para recostar a tu bebé y no le coloques almohada. Además esto contribuirá a un mejor desarrollo motor, ya que su espalda se mantendrá recta. Tampoco utilices mantas pesadas. Es preferible utilizar sábanas de algodón ajustadas a los lados de la cuna y cubriendo al bebé hasta el pecho, no hasta el cuello, y con sus brazitos afuera. Si deseas abrigar más al bebé puedes utilizar alguna manta liviana, pero también ajustada a los costados de la cama, pero sin apretar al bebé. Si piensas que el bebé puede tener frío lo mejor será mantener el ambiente a una temperatura de entre 24ºC y 26ºC. Otra forma de abrigar al bebé sin cubrirlo es utilizando pijamas más abrigados.

  • Evita el uso de chichoneras

Lo ideal es no dejar en la cuna más objetos que podrían sofocar al bebé. De todas formas si las utilizas elige solamenta aquellas que sean compactas y delgadas y asegúrate de que estén bien sujetas a la cuna.

  • No dejes juguetes en la cuna

Los juguetes también pueden ser peligrosos, además todavía el bebé es muy chiquito como para entender que tiene a un compañerito para dormir.

  • No sobrecalientes al bebé

Evita que el bebé tenga calor, sobre todo mientras duerme. Para esto debes verificar, la ropa que tiene puesta, la temperatura ambiente y la cantidad de sábanas y mantas en la cuna. Puedes darte cuenta muy fácilmente que el bebé se está sobrecalentado si les ves los pelitos mojados por la transpiración, o bien si presentara alguna erupción o enrojecimiento (sobre todo en sus cachetes) como también si tuviera fiebre o respiración agitada.

  • Realiza controles periódicos con el obstetra y luego con pediatra

Los controles períodicos son uno de los pilares fundamentales para evitarla. Un embarazo sano da como resultado un bebé sano. Lo mismo ocurre luego del parto con los controles pediátricos y la aplicación de vacunas ya que se pueden prevenir muchas infecciones. Además recuerda tu misma de evitar exponer al bebé a infecciones, ya que como dijimos anteriormente las infecciones respiratorias y gastrointestinales son una de las causas que aumenta el riesgo del síndrome de muerte súbita. Para esto es importante lavarse las manos antes de tocar al bebé como también no permitir que personas enfermas se le acerquen.

  • Amamanta a tu bebé por lo menos durante los primeros 6 meses de vida

Como mencionamos anteriormente la lactancia reduce considerablemente el riesgo de padecer infecciones respiratorias o gastrointestinales que están relacionadas al SIDS.

  • Permitirle al bebé que duerma con chupete

Según algunas investigaciones recientes el uso los chupetes cuando el bebé duerme podría reducir el riesgo de SIDS. Las hipótesis se basan en que el movimiento de succión contribuye a que las vías respiratorias se abran más y que el bebé no caiga en un sueño profundo. Esto permite al bebé despertarse más rápido ante una situación de peligro. De todas formas es muy importante no forzar al niño a usarlo, ni mojarlo en líquidos azucarados, como tampoco dárselo cuando tiene hambre y tampoco como reemplazo de los padres, ya que muchas veces el chupete se utiliza para "callar" lo que quiere expresar el bebé.

  • No darle miel a bebés menores de un año

No se debe dar miel a un bebé menor de 1 año, ya que puede causar botulismo infantil, una enfermedad que también puede estar asociada con el SIDS.

  • Dejar al bebé dormir en el cuarto de los padres

En lo posible durante los primeros 6 meses ubicar su moisés o la cuna en la habitación de los padres, ya que permite escuchar y acudir al bebé más rápidamente que si estuviera en otro lugar. Si esto no fuera posible, el uso de intercomunicadores o babycalls son también recomendables. Lo que se debe evitar es que el bebé duerma en la misma cama con los padres, ya que esto podría sofocar al bebé en caso de que uno de ellos dormido lo oprima o bien quede atrapado con la ropa de cama que es mucho más pesada que la de su cuna.

  • Enseñarle todas estas recomendaciones a las personas que cuiden al bebé

Las personas que vayan a cuidar al bebé deben estar informadas de estas medidas de seguridad y ponerlas en práctica cuando queden a su cargo.

  • Vigilar a los hermanos y a otros niños

Evita que los hermanos u otros niños muy pequeños entren al cuarto del bebé sin la supervisación de un adulto. A veces los juegos que ellos aplican con sus hermanitos pueden llegar a ser peligrosos.

¿Estoy muy preocupada... hay algo más que pueda hacer?

Si bien es muy alarmante todo lo que mencionamos anteriormente, no quiere decir que tu bebé está en peligro. En la mayoría de los casos los bebés afectados presentan varios factores de riesgo. Si bien el dormir boca abajo es un factor muy importante, generalmente está asociado a otras causas. Te damos un ejemplo, si bien la adicción a las drogas abarca diferentes grupos socioeconómicos, es una problemática cada vez más frecuente en los jóvenes menores de 20 años. Una madre bajo efectos de la droga puede no ser meticulosa en el cuidado de su hijo y en consecuencia, acostarlo boca abajo en un descuido, abrigarlo demasiado, etc... Otro ejemplo sería en bebés que sufrieron algún accidente y recibieron resucitación cardiopulmonar. En este caso muchas madres pueden tener tendencia a sobreprotegerlo y abrigarlo demasiado por temor a que le ocurra algo malo nuevamente. En fin, pueden ser muchas las asociaciones e hipótesis que se pueden hacer de momento ya que no existe ningún estudio concluyente sobre la causa del síndorme de muerte súbita. Lo importante es tomar estos recaudos lógicos y reducir los riesgos, casi de una manera intuitiva y natural y por sobretodo disfrutando de tu bebé en esta etapa tan especial de tu vida.

Encuesta

¿En qué posición suele dormir tu bebé?


Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

Patricia

24 de Septiembre de 2008 a las 19:41

hola si bien es cierto la muerte subita es algoq eu nos inquieta las que puedan y tengan los medios les recomiendo monitor de amneas si bien es cierto no previene la muerte subita pero te da una alarma de aviso cuando el beb

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas














Mi embarazo de