Las visitas después del parto

por el Equipo Médico de Babysitio

 La vuelta a casa  ¿Cómo está la mamá después del parto?  Comienzan las visitas... ¿Qué hago?  ¿Cuántos días debo descansar? Encuesta Artículos relacionados Déjanos un comentario Comentarios sobre esta nota

La vuelta a casa

Después de un tiempito de reposo en el hospital, la mamá y el bebé finalmente vuelven a la casa. A este momento se lo suele llamar "luna de miel postnatal" a modo de describir al período de descanso y recuperación para los dos. 
Pero los padres no son los únicos que quieren estar con el bebé, sino que también llegan familiares y amigos con regalos y ganas de verlo. Y aunque a las mamás les guste mostrar a su hijo, hay que tener en cuenta que el postparto es un momento de reconocimiento entre el bebé y los padres, y para esto hay que estar tranquilos. Las visitas, aunque sean de los seres más queridos, pueden producir cansancio e imposibilitar involuntariamente el bienestar que genera un descanso en silencio.

¿Cómo está la mamá después del parto?

Una de las consideraciones más importantes a las que hay que atender en este tiempo, es que la mujer puede sentirse abrumada y agotada. La vida cotidiana de una pareja se modifica mucho con la llegada de un bebé y acostumbrarse a los cambios no es sencillo.
La mujer no se encuentra al cien por cien. Puedes sentir tu cuerpo dolorido por los puntos de sutura de la episiotomía o la cesárea, cansada por dar el pecho y con el tiempo muy agotada por la falta de sueño.
No hagas lo que no quieres hacer sólo porque tienes visitas inesperadas. Con amabilidad puedes hacer respetar tus nuevos tiempos y los momentos de relajación y comodidad que puedes lograr en tu casa.

Comienzan las visitas... ¿Qué hago?

Muchas veces lo familiares y los amigos no se dan cuenta de que es necesario el reposo y que a veces, tener visitas nos obliga a esforzarnos para atenderlos. Todas las mujeres quieren ser buenas anfitrionas, pero éste es un momento especial para que te atiendan a ti y te den un espacio de relax. A continuación te damos algunos consejos para que puedas atender las visitas sin alterarte y atendiento a tu bebé:

  • Pide ayuda

Cuando vienen amistades cercanas pide que colaboren en la atención de los visitantes y así puedes ocuparte de las demandas del bebé o pasar un buen momento con amigos y aprovechar a distenderte un poco.
Las más dispuestas a ayudar son las abuelas. Es una buena opción que les pidas que compren algo para atender a los conocidos, tener preparado comidas y bebidas y ayudarte con la limpieza y el orden después de que los invitados se retiran.

  • Sé sincera

No pienses que las visitas se van a enojar o tomar a mal el hecho de que quieres descansar. Si te sientes muy agotada dile amablemente a las visitas que necesitas reposar, ellos te entenderán. También puedes poner un horario de visita, avisarle a los amigos que puedes recibirlos en un horario conveniente para ti. Recuerda que ahora debes manejar tus nuevos tiempos.

  • En lo posible intenta que no vengan otros niños

Coméntale a tus invitados que eviten traer niños muy pequeños, recibir demasiadas visitas tras el nacimiento es perjudicial para el bebé. Los recién nacidos suelen dormir para esconderse de los ruidos y las fuentes de estimulación excesivas. A veces, ni siquiera quieren despertar para tomar el pecho. Los otros niños pueden ser un poco molestos con tu bebé, todo les llama la atención, quieren cargarlo y le hacen juegos, lo cual puede poner de mal humor al pequeño. Además pueden ser portadores de alguna enfermedad viral (resfríos, catarros, etc...) que podrían llegar a contagiar a tu bebé. De todas formas esto a veces puede resultar imposible por lo que deberás explicarle a los papás esta situación para evitar que se acerquen demasiado.
Es muy importante también que no permitas que besen a tu bebé recién nacido, costumbre muy arraigada en las personas mayores, también puede ser una fuente de contagio de enfermedades.

¿Cuántos días debo descansar?

sto dependerá de cada caso en particular, pero en general las mamás se toman entre 20 y 40 días de licencia laboral luego del parto, algunas más, otras menos, pero este es el tiempo esperado.
Un descanso postnatal de 40 días es un reconocimiento al hecho de que tras dar a luz ya no puedes ser la misma que antes. Incluso se ha demostrado que las madres que guardan reposo en cama tienen menos probabilidades de sufrir depresión postparto.
Si bien es cierto que algunas mujeres no soportan guardar reposo por mucho tiempo y prefieren salir de la casa, dar un paseo o presentar al bebé a los conocidos, es recomendable el descanso de ambos.
Trata de recostarte temprano luego de una tarde agitada o de muchas visitas. Algunos especialistas recomiendan aprovechar la siesta del bebé para ordenar los horarios de sueños junto a los de él. Lo importante es que no desatiendas las demandas de tu bebé, sobre todo al tiempo en el que el niño pida el pecho o cuando está molesto porque quiere dormir.

Lo importante siempre es que te sientas bien, y que las visitas no se conviertan en un problema sino que en una grata compañía. Si planificas todo con calma y tiempo podrás conseguirlo. Recuerda que en algún momento vinieron a visitarte a ti cuando eras pequeña y tu bebé tiene ese mismo derecho.

Encuesta

¿Consideras importantes las visitas de familiares y amigos después del parto?


Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

Sara Villafañe

06 de Junio de 2012 a las 04:44

que linda pagina

  • Responder
  • Abuso
  • Recibe información personalizada
    en tu email, todas las semanas