Dispositivo intrauterino (DIU)

por el Equipo Médico de Babysitio

Dispositivos intrauterinos con hilos metálicos

Consiste en un pequeño aparato plástico que además contiene hilos metálicos enrollados en su eje ( de cobre, plata u oro) que se inserta en el útero por médicos o personal entrenado. Debe ser chequeado por lo menos una vez al año por personal especializado, aunque se aconseja su control en forma semestral. El mecanismo de acción es a través del metal que contiene, que provocaría alteraciones en la vitalidad y movimiento de los espermatozoides, impidiendo su llegada hasta las trompas, y por lo tanto la fecundación del óvulo. La presencia del DIU provocaría una inmovilización de los espermatozoides por los glóbulos blancos intrauterinos ante la presencia del DIU. Tiene una seguridad que se acerca al 98%. Debe ser renovado cada 2 a 5 años, dependiendo de cada modelo. Una vez insertado comienza a actuar como anticonceptivo, no requiere de tiempo de espera.
No altera el acto sexual, es adecuado para mujeres que han tenido embarazos previos.
Tiene la desventaja que puede aumentar el sangrado menstrual, y por el mismo motivo causar menstruaciones más dolorosas.
Esta contraindicado en mujeres que hayan padecido procesos infecciosos pelvianos y embarazos ectópicos, y no se aconseja su uso en mujeres que no han tenido embarazos.
Puede ser rechazado en las mujeres con más de cuatro partos.
Existen varios modelos de formas diferentes, pero la seguridad es siempre la misma.

Dispositivos intrauterinos con mecanismo hormonal

Existen en la actualidad estos dispositivos que actúan a través de una hormona que contienen, que se libera lentamente a lo largo de 5 años, período de duración de este método. No contiene estrógenos, libera lentamente progestágenos (levonorgestrel) en dosis muy bajas que actúa a nivel de la secreción del moco cervical, inhibe la motilidad del espermatozoide y modifica también el endometrio (capa interna uterina).
La seguridad del método es de 99,9%, similar a la esterilización, pero es totalmente reversible en 6 a 12 meses.
La colocación de este dispositivo es simple y toma sólo unos pocos minutos. Debe ser colocado por personal entrenado y después de realizado un control ginecológico completo.
Está indicado en pacientes que ya hayan tenido embarazos y no tengan antecedentes de enfermedades inflamatorias pelvianas ni embarazos ectópicos.
Tiene la ventaja de que no aumenta el sangrado menstrual, incluso puede disminuirlo y hasta hacer desaparecer algunas menstruaciones, sin efectos perjudiciales en la salud reproductiva de la mujer.
Requiere de controles periódicos cada 6 a 12 meses y no altera el acto sexual.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

No hay comentarios para esta nota
Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas













Mi embarazo de