¿Qué es la colestasis del embarazo?

La colestasis intrahepática del embarazo, denominada también ictericia recurrente del embarazo, hepatosis colestásica o ictericia gravídica, es una complicación que afecta al hígado de la mujer embarazada. Interfiere en el flujo normal de bilis a los intestinos, acumulando de esta forma sales biliares en sangre lo que produce picazón (prurito), el síntoma más característico de esta enfermedad.
La colestasis del embarazo puede aparecer durante el segundo trimestre del embarazo, aunque es más probable que ocurra en el tercer trimestre. El cuadro remite espontaneamente antes de las dos semanas después del parto.
Generalmente se presenta en 1 de cada 1.000 mujeres y su aparición es más frecuente si ya se tuvo esta complicación anteriormente, si existen antecedentes familiares, o bien, si se trata de un embarazo múltiple. También las mayores tasas de incidencia se han encontrado en mujeres de Chile y Suecia.

¿Por qué se produce?

Se produce cuando un obstáculo dificulta o impide la secreción normal de bilis de la vesícula biliar. Se sospecha también que las hormonas del embarazo influyen en la función de la vesícula biliar, reduciendo o hasta deteniendo totalmente el flujo de bilis. Debido a esto se produce en la mujer una acumulación intrahepática de ácidos biliares, que difunden al torrente sanguíneo, lo que genera picazón. Asimismo, cuando los niveles de bilirrubina aumentan más allá de lo normal puede producirse ictericia (color amarillento en la piel, los ojos y en las membranas mucosas). Ésta aparece generalmente al cabo de 2 semanas luego de la aparición del prurito y estos niveles de bilirrubina pueden llegar a ser tóxicos para el feto. Asimismo, se incrementan las enzimas hepáticas, confirmando la congestión existente en este órgano y alteraciones de los factores de coagulación producidos en él.

¿Qué complicaciones puede traer al embarazo?

La colestasis del embarazo está asociada a sufrimiento fetalparto prematuro o muerte fetal intrauterina. Se cree que ésta última está asociada con el pasaje hacia la placenta de  ácidos biliares que son tóxicos para el bebé. Además puede aumentar el riesgo en la mujer de hemorragia intra y postparto por alteraciones de la coagulación.

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma más característico es una picazón generalizada constante y a veces intolerable en la piel. Aparece frecuentemente por las noches, generando en consecuencia insomnio y cansancio. Suele comenzar en las palmas de las manos y/o plantas de los pies y luego extenderse a todo el cuerpo. Sin embargo, la picazón no es el único síntoma que la caracteriza, ya que también el prurito está asociado al estiramiento de la piel durante el embarazo.
Otros síntomas relacionados son la coloración oscura de la orina (coluria), la coloración clara de la materia fecal (acolia) y coloración amarillenta de la piel, los ojos y las mucosas (ictericia). Además, la embarazada puede presentar náuseas, vómitos frecuentes, malestar o dolor abdominal y pérdida del apetito. La confirmación diagnóstica se lleva a cabo mediante análisis de sangre. 

¿Cómo se diagnostica?

Luego de la evaluación física y del estudio de antecedentes familiares (preeclampsia, intolerancia a los anticonceptivos orales, colelitiasis, etc...) y antecedentes personales (colestasis del embarazo previa, hepatitis, etc...), el diagnóstico final se realiza mediante análisis de sangre para evaluar la función hepática, los ácidos biliares, la bilirrubina y los factores de coagulación producidos en el hígado. 
Los diagnósticos diferenciales principales son las obstrucciones extrahepáticas de la vía biliar por cálculos o tumores (que se descartan por ecografía) y los procesos alérgicos donde el hepatograma es normal.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento consite en prevenir las complicaciones materno-fetales y aliviar la picazón. Para aliviar la picazón generalmente se utilizan medicamentos tópicos y antihistamínicos orales. El ácido ursodesoxicólico contribuyen a mejorar la eliminación de ácidos biliares disminuyendo la congestión hepática. Asimismo, si los factores de coagulación de la sangre son anormales, puede recomendarse la administración oral de vitamina K para evitar hemorragias luego del parto.
De todas formas el objetivo principal del tratamiento es eliminar el riesgo de muerte fetal, que se logra induciendo el parto cuando el bebé tenga los pulmones lo suficientemente maduros como para poder sobrevivir fuera del útero. Esto ocurre a partir de la semana 37 del embarazo. El riesgo de muerte fetal aumenta si se deja que el embarazo continúe hasta las 40 semanas.

¿Cómo puedo aliviar la picazón?

Para aliviar la picazón te recomendamos que duermas en un cuarto fresco y ventilado. Puede ayudar también la aplicación tópica de geles con aloe vera o de cremas que contengan avena. También es recomendable usar ropa de algodón y evitar salir cuando hace mucho calor y humedad. De todas formas, si ya te encuentras en tratamiento, la picazón disminuirá gracias a los medicamentos que te hayan indicado.

¿Que sucederá luego del parto?

Luego del parto se le aplicará al bebé vitamina K para protegerlo de posibles hemorragias. Además, se te realizará un control del funcionamiento hepático, a fin de asegurar que el higado no tiene secuelas. Si el problema continúa te derivarán a un especialista en busca de otros problemas hepáticos. Asimismo existe la posibilidad que el médico te recomiende evitar anticonceptivos orales que contengan estrógenos y te sugiera otras alternativas anticonceptivas.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

Reina Exo Obba

27 de Marzo de 2014 a las 20:33

buenas es mi segundo embarazo n el primero tuve colestasis..en este según los análisis clínicos no,pero la picazón que sufro es terrible y mas de noche..por suerte me faltan 2 semanas para dar a luz

Beneitez Mariana

17 de Marzo de 2014 a las 13:28

Hola yo la tuve en mi anterior embarazo y es horrible, pero luego de hacerme los analisis el doc me medicó y estuvimos barbaros mi bebe y yo

Mayra Litardo Bravo

16 de Febrero de 2014 a las 20:52

hola hace un mes q tengo ese problema de picazón y es horrible y me preocupa mi bebe la doctora me dice q es normal y q no me puede dar nada ya no se q hacer

Mónica Moya Sánchez

28 de Septiembre de 2013 a las 08:32

Estoy embarazada de mi segundo embarazo,en el primero desarrollé colestasis del embarazo en la semana 29. Me autodiagnostiqué x medio de internet,insistí a mi médico para que me hiciera los ánalisis y confirmara lo que yo ya sabía. Me pusieron en tratamiento,pr yo notaba que iba a peor,me planté en urgencias y exigí que ingresarán con control de correas diario,intuía q mi niña se iba. A las 24 horas del ingreso, me operaron de urgencia, y la salvamos x minutos. Ahora tengo una niña preciosa de 3 años. Supongo que este segundo embarazo la colestasis volverá,ahora peor porque de la primera se me han desarrollado piedras en la vesícula. Mi consejo,espero q valga,es que hay que hacer caso a los médicos,pero sobre todo a nuestra intuición y esa especial comunicación con el bebe,que te dice "algo no va bien". Suerte para mí y para las que estéis embarazadas con esta enfermedad y cuidado porque después hay que vigilar hígado y vesícula,porque trae cola. Un beso a todas.

Mónica Moya Sánchez

28 de Septiembre de 2013 a las 08:30

Estoy embarazada de mi segundo embarazo,en el primero desarrollé colestasis del embarazo en la semana 29. Me autodiagnostiqué x medio de internet,insistí a mi médico para que me hiciera los ánalisis y confirmara lo que yo ya sabía. Me pusieron en tratamiento,pr yo notaba que iba a peor,me planté en urgencias y exigí que ingresarán con control de correas diario,intuía q mi niña se iba. A las 24 horas del ingreso, me operaron de urgencia, y la salvamos x minutos. Ahora tengo una niña preciosa de 3 años. Supongo que este segundo embarazo la colestasis volverá,ahora peor porque de la primera se me han desarrollado piedras en la vesícula. Mi consejo,espero q valga,es que hay que hacer caso a los médicos,pero sobre todo a nuestra intuición y esa especial comunicación con el bebe,que te dice "algo no va bien". Suerte para mí y para las que estéis embarazadas con esta enfermedad y cuidado porque después hay que vigilar hígado y vesícula,porque trae cola. Un beso a todas.

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas














Mi embarazo de