Qué es el envejecimiento placentario?

La placenta es un órgano que tiene una vida útil limitada de 42 semanas. Durante todo este lapso, es la fuente de nutrición de tu bebé y además tiene un poder de regeneración extraordinario, superior al del hígado humano. La placenta comienza a estar activa y funcional a las 12 semanas de embarazo. Hasta ese momento su funcionamiento es incompleto y el bebé es alimentado por otros medios (deglución directa de tejido o sangre por las células denominadas del trofoblasto).
La unidad funcional de la placenta se denomina vellosidad corial, que es una elongación como el dedo de un guante que presenta una mucosa y un vaso sanguíneo en su interior. Las vellosidades coriales se agrupan formando ovillos o nidos, como una gran tubería enmarañada. Al centro de cada ovillo llega el vaso sanguíneo materno, llamado arteria espiralada, para irrigarlo. Un conjunto de ovillos forma un cotiledón placentario. Una placenta madura presenta aproximadamente 20 cotiledones.
La sangre materna y la fetal nunca se ponen en contacto, pues el intercambio de oxígeno y nutrientes se realiza a través de la fina capa de mucosa que recubre la vellosidad corial. Las vellosidades jóvenes o inmaduras, son cortas y gruesas y las maduras son largas y muy finas para permitir la absorción de oxígeno y nutrientes desde la circulación materna.
En etapas tempranas de la gestación coexisten en la placenta vellosidades jóvenes y maduras, ya que las jóvenes tienen la propiedad de emitir brotes que originan nuevas vellosidades en el caso de que las vellosidades maduras no funcionen correctamente. Pero hacia el término del embarazo, todas las vellosidades son maduras y se pierde la capacidad de regeneración, en consecuencia, si parte de ellas no funcionan correctamente, el bebé recibirá menos oxígeno y nutrientes. A esto se denomina envejecimiento placentario.

¿Por qué se produce?

El envejecimiento placentario se produce en condiciones normales al término del embarazo, por esta razón es peligroso prolongar el embarazo más allá de la fecha probable de parto. También se puede producir tempranamente durante el embarazo debido a condiciones patológicas, como cuando existe hipertensión arterial, preeclampsia u otras complicaciones.

¿Cómo se diagnostica?

El envejecimiento placentario puede detectarse durante el embarazo y al término del mismo mediante un examen clínico obstétrico y por estudios complementarios especiales. El diagnóstico de un crecimiento adecuado del bebé por altura uterina o por mediciones ecográficas antes de la fecha probable de parto es un indicativo de un correcto funcionamiento placentario. Pero en el caso de que no exista un crecimiento adeuado, puede ser signo de envejecimiento placentario. También existen estudios especiales para diagnosticar placenta envejecida como el ecodoppler fetal, que se realiza para valorar la circulación del bebé intraútero, pero que sólo se realizan en embarazos de riesgo (diabetes, hipertensión, embarazos múltiples). Llegado a término, el envejecimiento de la placenta puede valorarse indirectamente mediante el monitoreo fetal electrónico, que muestra si el bebé posee una buena reserva de oxígeno o no.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

Raquel

28 de Septiembre de 2011 a las 15:08

tengo 24 a

Julieta

27 de Agosto de 2011 a las 09:47

según yo estoy en t

Alita

19 de Agosto de 2011 a las 21:43

mira gaby yo tambien tengo 8 meses de embarazo y la verdad a mi tambien me dijeron lo mismo q a ty pero en realidad te aconsejo que te alivies lo mas pronto posible y aparte q sea cesaria por q entre mas tiempo dejes pasar mas consecuencias puedes traer

Rebeca

12 de Agosto de 2011 a las 11:55

hola. soy una mujer de 26 a

Yezika

02 de Agosto de 2011 a las 20:25

x favor yo tengo 18 a

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas














Mi embarazo de