Enfermedad trofoblástica gestacional (ETG o Mola)

por el Equipo Médico de Babysitio

 ¿Qué es la ETG?  ¿Con qué frecuencia aparece?  ¿Cuáles son los síntomas característicos?  ¿Cuáles son los síntomas característicos?  ¿Cómo se realiza el diagnóstico?  ¿Cuál es el tratamiento? Artículos relacionados Déjanos un comentario Comentarios sobre esta nota

¿Qué es la ETG?

La enfermedad trofoblástica gestacional, también conocida como mola hidratiforme, es una enfermedad que se origina por la formación anormal del tejido placentario o trofoblasto. Comprende varias entidades llamadas mola parcial, mola completa, mola invasiva y el corioncarcinoma. Se caracteriza por la transformación del tejido placentario en otro tejido que forma vesículas o quistes y en los estadios más avanzados, se asemeja a un racimo de uvas.

¿Con qué frecuencia aparece?

La frecuencia de aparición es de un caso cada 2.000 embarazos. Prácticamente el 100% de los casos se curan totalmente, ya que las células que lo forman son muy sensibles al tratamiento médico y también se preserva la capacidad reproductiva.

¿Cuáles son los síntomas característicos?

La evolución natural de la enfermedad es característica. El comienzo es similar a cualquier embarazo, pero posteriormente se manifiesta por hemorragia genital, con el útero de un tamaño mucho mayor al habitual. A veces también aparecen síntomas exagerados de embarazo como vómitos excesivos, hipertensión arterial o preeclampsia.

¿Cuáles son los síntomas característicos?

La evolución natural de la enfermedad es característica. El comienzo es similar a cualquier embarazo, pero posteriormente se manifiesta por hemorragia genital, con el útero de un tamaño mucho mayor al habitual. A veces también aparecen síntomas exagerados de embarazo como vómitos excesivos, hipertensión arterial o preeclampsia.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

En los últimos años, gracias al avance de la tecnología médica, el diagnóstico se realiza en las primeras etapas de la enfermedad. Hoy en día, gracias al uso de la ecografía transvaginal y la cuantificación de hormona del embarazo (HCG), el diagnóstico es muy precoz, incluso mucho antes de que aparezca ningún síntoma.
El diagnóstico se realiza por el cuadro clínico y de laboratorio: HCG superior a 100.000 U.I. y ecografía que demuestre la presencia de imágenes quísticas que son la característica de la enfermedad, puede haber embrión (mola parcial) o no (mola completa). En el caso de la mola parcial o embrionada, este embrión tiene alteraciones cromosómicas incompatibles con la vida.
Cuando se produce un aborto espontáneo, es de fundamental importancia el efectuar un estudio histopatológico del material expulsado, pues su correcta evaluación puede establecer la presencia de esta enfermedad.

¿Cuál es el tratamiento?

Cuando se presume una ETG, es necesario evacuar el útero mediante un legrado y el estudio anatomopatológico y la evolución del descenso de la HCG. Además se determinará si es necesario algún tratamiento posterior. El control posterior al tratamiento se realiza mediante controles en sangre de la hormona HCG, que deben ser negativos en los 30 días ulteriores a la intervención quirúrgica.
Una de las características de esta enfermedad es que se comporta como un tumor, y eventualmente puede producir metástasis a distancia de focos de tejido placentario molar, esto quiere decir que se desprenden porciones del tejido placentario enfermo y viajan por el torrente sanguíneo a órganos distantes del útero. La mayoría de las veces estos tejidos desaparecen y se curan con la evacuación del útero, pero en raros casos requieren de un tratamiento con drogas citostáticas para su erradicación. El sitio más común de metástasis es el pulmón que con placas radiográficas pueden diagnosticarse fácilmente.
La mola invasora es una forma más agresiva de la enfermedad muy poco frecuente. Se diferencia de la mola habitual ya que el tejido enfermo de la mola invasora "invade" el músculo de las paredes del útero y en muy raros casos puede incluso atravesarlo. Estos casos deben ser tratados con drogas citostáticas, previa o posteriormente a la evacuación uterina.
El corioncarcinoma es un tumor extremadamente infrecuente. Tiene la capacidad de provocar metástasis muy rápidamente, lo que determina la necesidad de utilizar drogas citostáticas.
Afortunadamente, la ETG no es muy frecuente, pero debe tenerse en cuenta siempre ante la presencia de alteraciones ecográficas o hemorragia genital en un embarazo.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

karol loli

14 de Enero de 2016 a las 08:42

hola, tengo etg, estuve en tratamiento con metotrexate, pero ya hace un mes estoy limpia, pero no me viene la regla ya hace como 6 meses, solo un flujo balnco espeso sin olor, quisiera saber si bajo estas condiciones podria quedar embarazada? URGENTE

  • Responder
  • Abuso
  • Greta Dal

    26 de Noviembre de 2015 a las 14:49

    Hola!!! Si estás pasando por esta enfermedad, contactame! gretadalman@yahoo.com.ar

  • Responder
  • Abuso
  • Tania Dávila

    08 de Enero de 2016 a las 08:55

    yo :(

  • Abuso
  • Maria Ines Bianconi

    12 de Agosto de 2015 a las 21:32

    Hola Soy La Dra Maria Ines bianconi trabajo en el Hopsital Durand Diaz Velez 5044 2 piso Oncologia Centro de diagnostico y tratamiento de la enfermedad trofoblastica getacional Tenemos muchas pacientes que han tenido esta enfermedad y si despues tienen hijos

  • Responder
  • Abuso
  • Greta Dal

    24 de Septiembre de 2014 a las 18:00

    Es importante saber que esta enfermedad tiene cura. Escribime: gretadalman@yahoo.com.ar

  • Responder
  • Abuso
  • Greta Dal

    24 de Septiembre de 2014 a las 17:59

    Hola a todas! Estoy armando un grupo de mujeres que han vivido esta enfermedad o que la estén viviendo actualmente. Mi correo es: gretadalman@yahoo.com.ar ESCRIBIME y compartí tu experiencia.

  • Responder
  • Abuso
  • Recibe información personalizada
    en tu email, todas las semanas