Estimulación prenatal

Neocuore®

La importancia de la estimulación prenatal

Estimular deriva del vocablo "stimulare", e implica incitar a ejecutar algo o avivar una actividad. 
De esta definición surgen algunas preguntas respecto a la estimulación prenatal: ¿cómo incitamos al niño por nacer a ejecutar algo, a responder ante un estímulo? ¿Por qué deberíamos estimularlo? ¿Cuál es el objetivo?
Un primer paso nos lleva a definir el concepto de estímulo. El Diccionario de la Real Academia dice que se entiende por estímulo seguido de una respuesta "a una forma de interacción entre el ser vivo y el medio que lo rodea". Aquí está la primera clave: la importancia de privilegiar una amorosa interacción entre el bebé y el medio donde se desarrolla. Este punto ha sido motivo de investigación en prestigiosas universidades que han llegado a una conclusión coincidente: determinadas circunstancias y ambientes que rodean a la pareja, especialmente a la mamá, durante el embarazo son causantes de actitudes y cualidades de los niños. El Dr. en psiquiatría vienés Thomas Verny avala este resultado en su libro "La vida secreta del niño antes de nacer" y sostiene que "...se ha establecido un nuevo paradigma que destaca la importancia de la etapa prenatal dentro del período en que se construye la arquitectura del cerebro, la naturaleza y los límites de las capacidades del adulto".

Sentidos que sintonizan

Un bebé estimulado desde antes del nacimiento tendrá mayores aptitudes para poder socializarse.
El pequeño desarrolla los cinco sentidos a lo largo del embarazo, convirtiéndose en una criatura sensible capaz de registrar sentimientos y emociones. 
Estos sentidos permiten que el pequeño sintonice e interactúe con el medio que lo rodea, especialmente con su madre. Esta estrecha díada hace que los sentimientos que experimenta la mamá acerca de determinados sonidos y estímulos los perciba el bebé simbióticamente; los que luego de nacido le provocarán el mismo bienestar o desagrado que le producían en su vida intrauterina. 
Sin ser plenamente conscientes se está educando al niño desde antes del nacimiento: se establece una vía de comunicación que transmite sensaciones físicas, emociones, conocimientos que quedarán grabados como huellas en su psiquis.
Durante el embarazo se produce un flujo de mensajes verbales (canciones, relatos, tonos agradables, música) y no verbales (a través de los mimos, las caricias, el silencio o incluso la desatención) hacia el pequeño que quedarán grabados en su memoria. Investigaciones han permitido comprobar que aquellos niños que han sido estimulados durante su vida intrauterina tienen mayores capacidades de atención, muestran una buena predisposición para aprender ciertos conocimientos, o pueden empatizar mejor con los otros.

Estimulación, uno de los pilares sobre los que se construye el vínculo

Estimular es mucho más que ejercitar o provocar ciertas respuestas de manera casi mecánica. La estimulación prenatal favorece la formación de un vínculo sólido entre padres e hijo; vínculo que fortifica la autoestima del niño a lo largo de su vida. 
Cuando el bebé nace, se crea una relación muy fuerte entre madre e hijo a través de la mirada; durante el embarazo esta relación se construye a medida que se acrecienta el vínculo amoroso con el bebé por nacer. Es un encuentro donde se hace visible el pequeño, donde se conjugan experiencias actuales con aquellas que cada uno de los padres trae en su memoria de la propia infancia. 
"Los sentimientos que la mamá va desarrollando con el bebé desde la concepción son fundamentales, son los pilares sobre los que se construye un vínculo que durará toda la vida. La mamá embarazada debe permitirse un momento para relajarse y poder sentir que el bebé se mueve; momentos ideales para hacer incluir al papá en este disfrute. Es entonces cuando comienza el mecanismo de identificación con los estados afectivos del bebé, los que en un principio son posturales o fisiológicos pero que con el tiempo se volverán psicológicos. La mamá se pregunta: cómo está el bebé; si está cómodo o incómodo o trata de reconocer a través del tacto la posición de su hijo", asegura la psicóloga Teresita Barbieri.
Es importante reconocer cuándo el bebé está despierto explorando su pequeño mundo. Los padres deben conocer el desarrollo fisiológico y sensorial del niño durante el embarazo para poder favorecer, a través de la estimulación prenatal, al proceso madurativo del bebé. Una buena conexión ayudará a la formación de un vínculo sólido.

No es aconsejable hiperestimular

El Lic. en musicoterapia Gabriel Federico, creador del Método Mami Sounds de Musicoterapia Focal Obstétrica, advierte en su libro El embarazo musical que "...la hiperestimulación sensorial, musical o de cualquier otra índole que se haga prenatalmente, puede traer trastornos de diferentes tipos. Como ser, consecuencias en el desarrollo de los demás sistemas sensoriales. También sabemos que un estímulo excesivo o una exposición durante cierto tiempo a algún sonido puede crear una situación de sobrecarga informativa, causando una irritabilidad que concluye en fatiga mental".
Asimismo, explica cómo una situación de estrés hace que se acelere el ritmo cardíaco de la madre; variación percibida por el bebé que puede llegar a asustarlo. Si la situación (estrés o angustia materna) se vuelve crónica, dejará cicatrices en el carácter del niño.

Estímulos agradables, respuestas placenteras

La música es un excelente vehículo para estimular al bebé durante el embarazo. "Tiene la facultad de estimular las emociones más profundas que se encuentran archivadas en nuestra alma, les saca el polvo y las trae a un lugar visible, como si fueran actuales, a pesar del tiempo que llevan guardadas", sostiene Gabriel Federico en su libro "Música prenatal". "... Constituye un lenguaje y participa en todos los niveles del pensamiento, en todos los niveles de la cultura y en todos los niveles de los sentimientos. Puede hacernos reír, llorar, bailar o gritar de emoción", agrega. Los estímulos agradables provocarán respuestas placenteras; en síntesis es lo que todo padre busca para su hijo.

Encuesta

¿Has estimulado a tu bebé durante el embarazo?


Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

jenny gonzalez

11 de Octubre de 2012 a las 12:21

hola yo estoy embarazada de 16 semanas y aun no siento a mi bebe , le converso mas de noche q es cuando llego a mi casa y estoy mas tranquila, le hablo pero debe ser que aun es muy peque

  • Responder
  • Abuso
  • Castañeda Mariana

    12 de Octubre de 2011 a las 03:22

    existe un aparato para estimular al feto cuidando el volumen para no da

  • Responder
  • Abuso
  • Castañeda Mariana

    19 de Julio de 2011 a las 08:52

    yo s

  • Responder
  • Abuso
  • Castañeda Mariana

    28 de Junio de 2011 a las 18:54

    hola muy malllllllllllllllllllllllllll metira muy interezanteeeeeeeeeee muy bueno

  • Responder
  • Abuso
  • Castañeda Mariana

    23 de Junio de 2011 a las 13:52

    esta muy bien la informacion que proporcional respecto de la estimulacion prenatal, por otro lado siento que deberian de mencionar que tipo de musica es la ideal para el nonato, o puede ser cualquier tipo de musica que le agrade a la madre y la haga explotar sus sentimientos los cuales puedes trasmitirle al bebe.

  • Responder
  • Abuso
  • Recibe información personalizada
    en tu email, todas las semanas













    Mi embarazo de