Parto o nacimiento Lotus

por el Equipo Médico de Babysitio

 ¿Qué es el parto Lotus?  ¿Cuáles son las ventajas?  ¿Cómo se realiza este procedimiento?  ¿Es seguro el parto Lotus? Artículos relacionados Déjanos un comentario

¿Qué es el parto Lotus?

El parto o nacimiento Lotus es una práctica que consiste en dejar el cordón umbilical sin cortar luego del parto, de forma tal que el recién nacido se mantenga unido a la placenta durante tres y diez días con el fin de que el cordón umbilical se desprenda solo, de manera natural. Esta unión prolongada con la placenta es considerada como una etapa de transición que le facilita al bebé el corte definitivo con la madre de manera gradual.

El nombre provine del apellido de la descubridora de este método, Clair Lotus Day. Esta mujer californiana, comenzó a dudar y a cuestionar el corte del cordón umbilical que se practica de rutina en todos los partos. En 1974 empezó a estudiar el trabajo de la primatóloga Jane Goodall, que pasó años observando a los chimpancés en estado salvaje. La investigadora notó que estos primates no mastican ni cortan el cordón umbilical para separar a sus crías, y los dejaban adheridos a la placenta. Luego del nacimiento los chimpancés se movían con sus bebés en los árboles hasta que el desprendimiento del cordón y la placenta se producían de forma natural.

Las inquietudes de Claire la condujeron hacia un obstetra que atendió su embarazo y aceptó practicar esta técnica cuando naciera su bebé. Trimurti nació en un hospital de California y regresó a su casa con el cordón umbilical sin cortar, adherido a su placenta.

Desde 1974 han nacido muchos bebés de esta manera, ya sea en sus hogares o bien en hospitales. Además, se la practica en todo tipo de nacimientos naturales, en la tierra o en el agua, e incluso en niños nacidos por operación cesárea.

Según sus defensores, el nacimiento Lotus es una prolongación del parto y constituye una tercera etapa: la primera, la del nacimiento del bebé; la segunda, la del alumbramiento o expulsión de la placenta; y la tercera, la caída natural del cordón umbilical junto a la placenta.

Muchos vinculan metafóricamente este parto con una planta de loto en donde la placenta son las raíces y la hoja del loto, el cordón umbilical es el tallo y el bebé es la flor o el fruto.

¿Cuáles son las ventajas?

Luego de que el bebé nace, la placenta continúa realizando su función a través del cordón umbilical, y bombea hasta 60 cc. de sangre al recién nacido. Según algunos expertos, esta clase de transfusión natural favorece al bebé en su adaptación al la vida fuera del útero y además, contiene células madres de vital importancia para la salud del pequeño.

No obstante, en casi todas las clínicas y hospitales el corte del cordón umbilical suele realizarse inmediatamente o luego de algunos minutos después del nacimiento, bloqueado primero la circulación con una pequeña pinza plástica para proceder luego al corte.

¿Cómo se realiza este procedimiento?

No es muy difícil de llevar a cabo este procedimiento aunque es necesario tomar algunas precauciones, para evitar cualquier tipo de complicaciones en la mamá y el bebé.

  1. Luego de su expulsión, lavar la placenta con agua templada y dejar escurrir sobre una superficie agujereada.
  2. Secar con un papel absorbente, previamente espolvoreado con sal, para ayudar a secar la placenta.
  3. Poner pétalos de hojas y flores aromáticas junto a sal gruesa sobre la placenta.
  4. Envolver la placenta en un paño absorbente o gasa de tela. Tiene que ser un tejido abierto.
  5. Colocar la placenta en una bolsa de terciopelo o seda y envolverla junto al bebé en un chal.
  6. Para extremar los cuidados se puede colocar la placenta en una mochila refrigerante.

Siempre dejar al descubierto la zona periumbilical del bebé, con el fin de facilitar al máximo el proceso de disecado del cordón umbilical. De este modo, se desprenderá del niño más rápidamente.

¿Es seguro el parto Lotus?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sólo recomienda cortar el cordón cuando el flujo sanguíneo ha cesado; esto suele pasar entre los 5 y 15 minutos luego del nacimiento, ya que dejar la placenta adherida al cordón puede poner al bebé y a la madre bajo riesgo de infecciones.

Por esta razón, se recomienda a quienes realicen esta práctica, conservar la placenta en frío y con un control estricto del bebé en busca de cualquier signo de infección durante todo el proceso de desprendimiento del cordón.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

No hay comentarios para esta nota
Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas