Proceso y técnica de respiración

por el Equipo Médico de Babysitio

¿Cómo es el proceso de la respiración?

Desde el momento en que nacemos, uno de los ritmos fundamentales de nuestra vida se pone en movimiento cada vez que inspiramos y espiramos. Nuestra salud y bienestar depende de la forma en que respiramos y eso es particularmente cierto durante el embarazo, donde una mujer respira no solamente para ella sino también para su bebé.
Al respirar, el aire rico en oxígeno atraviesa el árbol bronquial hasta llegar a los alvéolos pulmonares, cubiertos por pequeños vasos sanguíneos. A través de este sistema vascular, el oxígeno llega al torrente circulatorio y es transportado por la hemoglobina de los glóbulos rojos. El dióxido de carbono que se produce en el cuerpo y debe ser eliminado sigue la vía opuesta y es expulsado con el aire exhalado.
Un intercambio similar de gases ocurre en la placenta. El oxígeno de tu sangre pasa a través del sistema vascular de la placenta hacia el torrente circulatorio del bebé y el dióxido de carbono del bebé se elimina hacia tu circulación sanguínea y luego por el aire que exhalas.
En directa relación con la respiración están los músculos intercostales (pequeños músculos a lo largo de las costillas) y el diafragma, un grueso músculo que separa el abdomen del tórax. Al respirar el movimiento del tórax causa la expansión y retracción pulmonar, al tiempo que el aire es inhalado y exhalado. Durante la respiración el movimiento hacia arriba y hacia abajo de tu diafragma realiza un masaje a tus órganos internos y estimula la digestión. La acción del diafragma también afecta a los músculos abdominales que se contraen y relajan en una acción recíproca. Si la respiración no está correctamente balanceada, se afectan los músculos abdominales, como así también los perineales.
Esto es muy importante especialmente en el trabajo de parto, cuando el diafragma se relaja con cada exhalación, los músculos del piso pelviano también se relajan. Si el diafragma esta tenso también estarán tensos los músculos del piso pelviano. El diafragma se mueve rítmicamente con fases de contracción y relajación. La fase de relajación (espiración) es más larga que la de contracción (inspiración). La mayor parte del tiempo la respiración es involuntaria y automática y es controlada por el sistema nervioso central.

¿Cómo influye la respiración en nuestra forma de vida?

La manera en que respiramos está relacionada con nuestra postura y la forma en que vivimos nuestra vida. Una respiración deficiente generalmente está asociada con síntomas físicos como tensión en la espalda, espina dorsal rígida que traerá disturbios en el balance de cuerpo y alteraciones en la circulación de la sangre a nivel pulmonar, disminuyendo la capacidad respiratoria afectándola directamente.
Nuestra emociones también influyen en nuestra forma de respirar. El estrés y la ansiedad provocan una respiración rápida y entrecortada. Si esto perpetúa en el tiempo, creará el hábito de este tipo de respiración. Una respiración deficiente o alterada afecta todas las funciones de nuestro cuerpo y en consecuencia a nuestra salud, es decir, al bienestar y calidad de nuestras vidas. Es muy importante que durante el embarazo y el postparto, haya una buena respiración, vital para la madre y su bebé.

¿Cómo influye la respiración en el parto?

En las últimas décadas se les enseñó a las embarazadas técnicas y métodos de respiración que consisten en el aprendizaje de diferentes niveles de respiración, desde la más profunda a la más superficial. Usualmente se recomienda que la respiración debe ser más rápida y superficial en la medida que progresa el trabajo de parto. Esto también enfoca a que la parturienta se concentre en distintos niveles de respiración para que pueda disociar su cuerpo y ganar más control sobre el dolor de las contracciones.
Muchas mujeres encuentran a esta técnica muy útil, pero otras se desilusionan ya que encuentran muy difícil recordar en el trabajo de parto los distintos tipos de respiración.
El principal objetivo es que aprendas a respirar de una manera plena y relajada, corrigiendo algún mal hábito respiratorio que puedas haber adquirido, para que no sólo lo uses en el trabajo de parto sino para toda la vida. Al hacer tu respiración consciente, lo harás de manera mas profunda y tranquila. Durante el trabajo de parto tu respiración acompañara el ritmo natural de las contracciones.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

Castañeda Mariana

29 de Septiembre de 2011 a las 00:27

muy buena respuesta...este es mi tercer embarazo y recien en el segundo una enfermera me ayudo con la respiracion y me senti muchisimo mejor y sin tanto dolor y lo que me ayudo a dilatar muy rapido y que naciera mi beba rapidisimo..gracias por todos los consejos.

  • Responder
  • Abuso
  • Castañeda Mariana

    20 de Julio de 2011 a las 06:34

    pa alvarito

  • Responder
  • Abuso
  • Castañeda Mariana

    07 de Julio de 2011 a las 19:56

    un buen curso para todos ls pades q esperan un ser tan tierno y hermoso

  • Responder
  • Abuso
  • Castañeda Mariana

    13 de Septiembre de 2010 a las 22:55

    buenis

  • Responder
  • Abuso
  • Castañeda Mariana

    14 de Febrero de 2010 a las 22:22

    me gusto mucho esta pagina ya que nos da tips de respiracion para hacer menos dificil el trabajo de parto,,,

  • Responder
  • Abuso
  • Recibe información personalizada
    en tu email, todas las semanas













    Mi embarazo de