Trombofilia y embarazo

por el Equipo Médico de Babysitio

 ¿Qué es la trombofilia?  ¿Qué sucede durante el embarazo?  ¿La trombofilia puede disminuir las chances de quedar embarazada?  ¿Cómo se detecta?  ¿Cuál es su tratamiento? Artículos relacionados Déjanos un comentario Comentarios sobre esta nota

¿Qué es la trombofilia?

Se conoce como trombofilia a una serie de trastornos de coagulación que provocan que la persona afectada tenga mayor propensión a desarrollar trombosis (coágulos sanguíneos).
Esta enfermedad puede ser hereditaria, cuando el individuo hereda este trastorno de su grupo familiar, o adquirida, es decir que no se nace con esta alteración sino que se adquiere en un momento determinado de la vida.

¿Qué sucede durante el embarazo?

La trombofilia puede afectar el desarrollo del embarazo de varias maneras. En el primer trimestre puede provocar la interrupción del embarazo (aborto espontáneo). Más adelante, en el segundo o tercer trimestre, puede causar hipertensión, parto prematuro, restricción del crecimiento del feto, desprendimiento de placenta y, en los peores casos, muerte fetal.
Sin embargo, con el tratamiento  correcto la mayoría de los embarazos –alrededor del 75%- evoluciona favorablemente.

¿La trombofilia puede disminuir las chances de quedar embarazada?

No, de ninguna manera. La trombofilia solo puede afectar el desarrollo del embarazo, pero no perjudica el proceso de concepción.

¿Cómo se detecta?

Como se trata de una enfermedad silenciosa, muchas mujeres llegan al diagnóstico después de perder uno o más embarazos; pero detectarla es muy sencillo, sólo se requiere un análisis de laboratorio.
Si tuviste antecedentes de dos o más abortos, sería recomendable que te realices el examen de sangre para saber si padeces este trastorno. En el caso de que ya tengas un hijo, debes prestar atención si tuviste un bebé prematuro (antes de las 34 semanas de embarazo) o si sufriste de hipertensión durante el embarazo, ya que esos también son síntomas de trombofilia.

¿Cuál es su tratamiento?

Todo depende de la gravedad del caso, los más simples se tratan con una dosis diaria de aspirina, los más graves requieren un tratamiento con heparina de bajo peso molecular, un fármaco anticoagulante que se utiliza desde el principio y hasta el final del embarazo, e incluso varias semanas después del parto.
La heparina se inyecta en forma subcutánea y está comprobado que no atraviesa la placenta, por lo que no afecta al feto. 
Los embarazos de mujeres que padecen de trombofilia son considerados de alto riesgo, por eso requieren un control prenatal estricto y deben ser atendidos por un equipo multidisciplinario formado por obstetra y un hematólogo, entre otros especialistas.
Por otro lado, en las pacientes tratadas con aspirina a baja dosis, la medicación suele suspenderse en las 37 semanas de embarazo; mientras que la mayoría de los embarazos son inducidos a partir de las 38 semanas.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

Patricia Fernández

21 de Enero de 2016 a las 13:46

Para todas aquellas que pierden mas de un embarazo, les aconsejo buscar un especialista en trombofilia, yo perdi 2 emb, luego tuve un embarazo totalmente normal y a termino, luego pierdo otro y los médicos seguían subestimandome, hasta que al perder el 4 embarazo, con el dolor en el alma, me cruce con una Sra doctora que me recomendo con una especialista en este tema. y en lo que drs de fertilidad y genética me hicieron dentir tan mal, sin interesarles lo que realmente pasabamos con mi marido, ella se intereso y en seguida nos mostró opciones y nos comenzó a hacer estudios.

  • Responder
  • Abuso
  • Recibe información personalizada
    en tu email, todas las semanas