Aprender a ir al baño solo

por el Equipo Médico de Babysitio

 ¿Cómo hacer para que el niño vaya solo al baño?  ¿Cómo me doy cuenta cuando está listo para comenzar a dejar los pañales?  ¿Cuáles son los pasos que debo seguir?  Enseñándole a usar el baño  ¿Qué debo hacer una vez que mi niño use por primera vez el orinal?  ¿Debo ponerle pañal por las noches?  ¿Cómo debo hacer si luego de abandonar los pañales se hace pis o caca encima? Déjanos un comentario Comentarios sobre esta nota

¿Cómo hacer para que el niño vaya solo al baño?

Lo primero que debes preguntarte es si estás lista para ello. Si hay cambios en tu familia (como el nacimiento de un bebé, una mudanza, comienzas un nuevo trabajo, etc...), lo mejor será esperar a que las cosas se normalicen antes de lanzarte a la aventura de lograr que tu niño abandone definitivamente los pañales. Una de las claves del éxito en esta empresa es que tú y el resto de los miembros de la familia tengan el tiempo suficiente como para acompañar con calma a tu hijo en este período.

¿Cómo me doy cuenta cuando está listo para comenzar a dejar los pañales?

Todos los niños estarán en condiciones de dejar los pañales al cumplir los 3 años de edad, la mayoría a los 2 años y medio, muchos a los 2 años y algunos antes. Hay algunas preguntas que puedes formularte para darte cuenta si tu bebé está listo. ¿Obedece instrucciones sencillas? ¿Camina y se sienta solo? ¿Intenta imitar a los adultos o hermanitos cuando van al baño? Algo que tienes que saber es que los varones suelen tardar más que las niñas en comenzar a ir al baño solos.

¿Cuáles son los pasos que debo seguir?

Estos dependerán de la edad de tu pequeño. A continuación te pasamos algunos consejos para llevar a cabo, según la etapa en la que se encuentre.

  • 18 meses

A partir de esa edad lo primero que debes enseñarle son conceptos como pis o pipí, caca o popó, orinal, inodoro, etc. Cuéntale también sobre el funcionamiento de su organismo y muéstrale que todas las personas hacen pis y caca. Nunca, al enseñarle esto, le digas que esas cosas son sucias o feas. Halágalo cuando realice sus deposiciones en el pañal y muéstrale que cambiarlos es placentero. Hazlo con frecuencia así comenzará a preferirlos cuando estén secos y explícale que puede llamarte a ti o a otro miembro de la familia cuando esté mojado o haya hecho caca en ellos.

  • 21 meses

En esta etapa comienza a mostrarle, alternativamente, el inodoro y su orinal. Te recomendamos que compres uno de estos últimos porque permite que los niños puedan apoyar los pies en el suelo. Esto los hace sentir más seguros, además de permitirles realizar mejor la fuerza. Déjalo que se siente tanto en su orinal como en el inodoro todas las veces que quiera y, de ser posible, posibilítale que sea él quien elija su orinal. Incluso pueden escribir juntos su nombre en él, decorarlo con colores, etc. La idea es que el niño adopte al objeto como su silla especial y logre sentarse en ella ?en este período vestido- sintiéndose completamente cómodo. Nunca comiences a enseñarle a ir solo al baño antes de que se sienta a gusto en su orinal.

Enséñele para qué sirve tanto el inodoro como el orinal. Demuéstreselo botando las deposiciones realizadas en los pañales dentro del inodoro. Hazle ver que el uso de ambos objetos es un privilegio. Si tiene hermanos mayores o primos, permite que los observe cuando usan el inodoro.

  • 2 años

A esta altura debes comenzar a usar útiles de enseñanza. Puedes leerle libros y mostrarle vídeos para aprender a usar el baño. Una buena técnica es simular junto con tu hijo que están entrenando a una muñeca o a una mascota en su orinal. En este período introduce la ropa interior como un privilegio, cómprale alguna que sea especial y colócala en un lugar donde el niño pueda verla.

Enseñándole a usar el baño

Haz que practique el uso del orinal promoviendo que camine hacia éste y se siente sin sus pañales o pantalones puestos. Una vez que esté allí impúlsalo a que trate de hacer pis o caca. Te recomendamos que estas prácticas las lleves a cabo cuando veas en el niño señales prometedoras. Algunos buenos momentos son después de la siesta, luego de que hayan pasado dos horas sin que vaya al baño o 20 minutos después de las comidas. Aliéntalo diciéndole que el popó o el pipí quieren salir, por lo cual estaría bueno usar el orinal. Para convencerlo de que se siente puedes leerle un cuento, aunque si luego de haber permanecido más de un minuto quiere levantarse déjalo. Nunca lo obligues físicamente, ni de otra forma, a permanecer allí si no quiere. Del mismo modo, si la está pasando bien concluye cada sesión después de 5 minutos. 
En caso de que puedas, es conveniente que el niño tenga dos orinales: uno en el cuarto que usa habitualmente para jugar y otro en el baño. Al tener más fácil acceso a éste las posibilidades de que los use sin tener que pedírtelos aumentarán. Durante el tiempo que lleve el aprendizaje viste a tu hijo con ropa cómoda, así puede quitársela con facilidad para ir al baño.
Durante las sesiones de práctica, elógialo siempre que colabore. Puede decirle cosas como: ¿estás sentado en el orinal igual que mamá?, por mencionar un ejemplo.

¿Qué debo hacer una vez que mi niño use por primera vez el orinal?

Halagarlo y recompensarlo por haber obtenido éxito. Dale un premio, pero sobre todo muchos elogios, caricias y abrazos. Si bien a algunos niños les basta con el sentido del deber cumplido, muchos otros necesitan premios para mantenerse concentrados en lo que deben hacer.
Solo recién cuando utilice su orinal unas cuantas veces seguidas puedes abandonar las sesiones de práctica, no antes. Igualmente, continúa halagándolo la mayoría de las veces, durante un tiempo. Las sesiones de práctica y los recordatorios habrán acabado pasados uno o dos meses desde las primeras veces que comenzó a realizar solo esta rutina.
Una vez que el niño empiece a usar cotidianamente el orinal ponle ropa interior. Recuerda que esto es una gran motivación para él. Una buena idea es ir con el niño a realizar la compra de su nueva ropa interior. Elige una que sea suelta y cómoda en relación con la nueva tarea emprendida.

¿Debo ponerle pañal por las noches?

Sí, ya que aunque tu hijo vaya siempre al baño durante el día y no tenga casi deslices es posible que transcurran muchos meses o un año hasta que logre controlar sus necesidades por las noches. Esto se debe a que el organismo todavía no maduró lo suficiente como para que el niño detecte sus necesidades por la noche y se despierte. Lo que puedes hacer para ayudarlo a que no se haga pis, es darle a beber poco líquido antes de acostarse y recordarle que si se despierta a la madrugada puede pedirte a ti que lo lleves al baño. Otra opción es que dejes su orinal al lado de la cama para que si se despierta y quiere usarlo lo tenga a mano.
Transcurrida una semana seguida de que amaneció completamente seco, puede iniciar el entrenamiento nocturno. Para ello, cubre el colchón ?por debajo de la sábana- con un plástico o algo impermeable.

¿Cómo debo hacer si luego de abandonar los pañales se hace pis o caca encima?

Nunca te irrites. Intenta comprenderlo con buen humor cuando tu niño tenga un accidente. Cámbialo ni bien puedas y dile palabras de aliento: ¿quisiste hacer en tu orinal pero no llegaste a tiempo? o ¿sé que te pone triste porque prefieres no ensuciarte?, pueden ser algunos ejemplos. Nunca uses castigos, ni lo grites o regañes por ello. Recuerda que si pones presión sobre tu hijo puede dejar de cooperar completamente.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

vanessa chicaiza

17 de Julio de 2014 a las 22:38

gracias lo voy a poner en practica todos los consejos

  • Responder
  • Abuso
  • Recibe información personalizada
    en tu email, todas las semanas