Bullying: Maltrato y agresión entre niños

por el Equipo Médico de Babysitio

 ¿Qué es el bullying?  ¿Cuándo no se trata de bullying?  ¿Cuáles son las señales de alarma?  ¿Qué es el cyberbullying?  ¿Cómo ayudar a tu hijo si sospechas que sufre de acoso escolar?  ¿Qué hacer si tu hijo es víctima del bullying?  ¿Qué características tienen los niños agresores?  ¿Qué puedes hacer si sospechas que tu niño es agresor? Encuesta Artículos relacionados Déjanos un comentario Comentarios sobre esta nota

¿Qué es el bullying?

El bullying es el maltrato y agresión psíquica y/o física que un niño o niña realiza en forma sistemática contra un par. Puede manifestarse con insultos, golpes, amenazas, cargadas o aislamiento (dejar de lado a la víctima).
Esta problemática, que suele llevarse a cabo en la escuela, es más común de lo que se cree. De acuerdo a un estudio de UNICEF, entre el 50% y el 70% de los estudiantes latinoamericanos han sido acosados o han atestiguado incidentes de bullying.
Por otra parte, investigadores de la Universidad de Yale compararon 37 estudios que analizaban el bullying en más de 13 países y concluyeron que “una víctima de acoso escolar tiene entre dos y nueve veces más probabilidades de desarrollar ideas suicidas”.

¿Cuándo no se trata de bullying?

El bullying es siempre contra un niño o niña, es decir que un compañero o varios deben agredir a una sola victima; los casos de peleas entre grupos no califican como bullying. Además, la agresión debe ser reiterada, un episodio aislado de violencia no debe confundirse con bullying.
Vale aclarar que algunos conflictos entre niños son esperables y funcionan a modo de “laboratorio social”, ya que ofrecen oportunidades para que los pequeños puedan desarrollar sus habilidades sociales y su capacidad de defender lo que piensan y sienten.

¿Cuáles son las señales de alarma?

Las víctimas del bullying suelen tener temor de denunciarlo, por eso los padres deben estar atentos a las manifestaciones de sus hijos. Estas son algunas señales a considerar: insomnio o pesadillas nocturnas, dolores de cabeza a repetición, falta de apetito, bajo rendimiento escolar, golpes o moretones, resistencia a asistir a clases.

¿Qué es el cyberbullying?

Se conoce como cyberbullying al acoso que se lleva a cabo mediante Internet y otras tecnologías asociadas como las tablets y los teléfonos celulares.
Su impacto puede ser mayor que el del bullying tradicional, ya que la difusión de la información es más rápida y llega a una audiencia más amplia.
Al no existir un límite físico (las paredes de la escuela o del aula), la víctima no se encuentra segura en ningún ámbito, ni siquiera en su propia casa.

¿Cómo ayudar a tu hijo si sospechas que sufre de acoso escolar?

Acá te damos unos cuantos consejos para que tengas en cuenta:

  • Fomenta la práctica de actividades lúdicas y recreativas

Alrededor de los 9-10 años, la conexión con el grupo de pares es fundamental, por eso el aislamiento es una de las situaciones sociales más dolorosas para los niños. Actividades recreativas, como un deporte o un hobby, pueden ayudar a tu hijo a conectarse con sus pares y reducir el aislamiento. Además, estas actividades se presentan ante los niños como una posible plataforma para la consolidación de la autoestima y la confianza personal.

  • Conversa sobre el tema

Si un niño escucha de boca de un adulto que el bullying está mal, eso lo ayudará a hablar del asunto.

  • Cuidado con lo que dices

Frases como “no le hagas caso” o “aguántatela” no sirven, ya que cierran los canales de comunicación. Cuando el tema salga a la luz es importante aprovechar la oportunidad para sostener conversaciones abiertas en las que puedas enterarte lo que ocurre en la escuela.

  • Enséñale a auto-controlarse

Enseña a tu hijo a calmarse y controlar el llanto a través de ejercicios de respiración. Esto le permitirá tener más dominio sobre sus conductas y así no quedar tan a merced del acosador.

  • Cuéntale la verdad

Con las mejores intenciones, los padres suelen mostrarle a sus hijos “el lado bueno de la vida, del mundo y las personas” y los niños se desmoronan al darse cuenta de  que las cosas no son tan así. Ellos deben saber que pueden encontrarse con niños y personas que pueden ser crueles. Por eso es necesario que le enseñes a tu hijo a filtrar la conducta de los otros, a diferenciar lo que está bien de lo que está mal y a no creer siempre todo lo que los demás niños dicen. Un chico que esta emocionalmente preparado puede ponerse en el lugar del otro, registrar la “crueldad o el abuso” como algo externo y perjudicial y hacer algo al respecto.

  • Prepáralo

Enséñale a tu hijo a hacerle frente a la intimidación sin exponerse a ser maltratado ni derrotado en una pelea. Una buena idea es practicar en casa para que el niño aprenda a ignorar al acosador o a crear estrategias para saber qué hacer frente a una situación de acoso.
También es importante que ayudes a tu hijo a identificar maestros y amigos que puedan auxiliarlo en caso de ser víctima de maltrato.

¿Qué hacer si tu hijo es víctima del bullying?

Una vez que el conflicto se detecta es prioritario ocuparse. Es importante no minimizar al problema, ni ridiculizar al niño. Es probable que sea necesaria la intervención de un profesional que brinde ayuda psicológica.

¿Qué características tienen los niños agresores?

En general son poco empáticos, es decir que tienen claras dificultades para ponerse en el lugar del otro y registrar como impactan sus conductas en los demás.
Además, suelen ser impulsivos y tienden a resolver los conflictos a través de la agresión y la violencia; su capacidad de reflexión y de diálogo es pobre.
Otro punto a tener en cuenta, es que estos niños presentan dificultades para acatar las normas y respetar la autoridad.

¿Qué puedes hacer si sospechas que tu niño es agresor?

En primer lugar, no hay que dejar pasar esta sospecha, por el contrario es importante que le prestes atención y que investigues lo que está sucediendo. Para eso, puedes hablar con las maestras y las madres de sus compañeros de clase.
En cuanto al modo de abordar el tema con él, puedes preguntarle: “¿cómo crees que se siente tu amigo cuando le haces eso?”, “¿cómo te sentirías vos si alguien te hace algo parecido?
La idea es que entienda que la violencia y la agresión no son opciones para una sana resolución de los problemas. Cuando los niños cuentan con herramientas y recursos alternativos para resolver conflictos, su autoestima se fortalece, sus relaciones sociales se expanden y crecen en un entorno más seguro.


Asesoró:

Lic. Andrea Baldantoni
Centro Hémera
Tel: 4784.3922

Encuesta

¿Tu hijo o hija fue víctima del bullying?


Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

mami encuatro

14 de Octubre de 2015 a las 10:37

EXCELENTE ENCUESTA. LA MAS COMPLETA DEL INTERNET FELICITACIONES!!!!!!!!!!!

  • Responder
  • Abuso
  • Dorys Pineda

    06 de Mayo de 2014 a las 10:00

    Me encanta saber que existen sitios como este para ayudar a los padres a como detectar un problema de esa magnitud. Gracias

  • Responder
  • Abuso
  • Recibe información personalizada
    en tu email, todas las semanas