El calzado infantil  ¿Cuándo es momento de usar zapatos?  ¿Cuál es el calzado ideal?  ¿Es necesario visitar al traumatólogo antes de calzar al niño?  ¿Cuándo hay que cambiar de zapatos?  Claves a la hora de comprar Artículos relacionados Déjanos un comentario

El calzado infantil

Vestir a un bebé no presenta mayores dificultades, pero cuando se trata de elegir su calzado la tarea se dificulta un poco. ¿Cómo saber si el zapato le va cómodo cuando no sabe hablar?, ¿cuál es la mejor alternativa para esos piecitos que están dando los primeros pasos? Acá van algunas claves para evitar desaciertos a la hora de comprar.

¿Cuándo es momento de usar zapatos?

Esos zapatos que provocan tanta simpatía por ser una versión mini del calzado que usan los adultos, pueden no ser tan simpáticos con los pies de tu bebé. Es que en realidad, el calzado recién es necesario cuando el niño comienza a caminar, la idea de que su uso ayuda a formar el arco del pie es falsa.
Pero tampoco es cierto que un mal calzado retrase el caminar del bebé, ya que la adquisición de la marcha depende de pautas madurativas propias del crecimiento fisiológico.
Lo más recomendado es que cuando comienza a caminar no se calce al bebé ya que debe tener la noción del contacto del pié con el piso. Recuerda en estos casos que lo haya en pisos lisos y limpios, sin obstáculos que puedan lastimarlo. Con el tiempo irá adquiriendo más seguridad de sí y desde este momento puedes ir calzándolo de a poco hasta que haya dominado por completo la marcha.

¿Cuál es el calzado ideal?

El calzado debe poseer una horma y contrafuerte relativamente firmes. La puntera debe ser ancha y de forma redondeada, nada de formas puntiagudas; mientras que la suela debe proporcionar agarre y ser flexible.
Es común comprar los zapatos de un número mayor al necesario pensando en el futuro, sin embargo esto es un error, ya que el niño podría caerse por intentar caminar con un calzado que no le brinda la sujeción necesaria.
En cuanto al material, es mejor que estén confeccionados en cuero resistente para proteger sus pies de los impactos exteriores. Los materiales sintéticos están desaconsejados, ya que podrían causar transpiración excesiva y el posterior desarrollo de micosis. Tampoco deben ser pesados.
El zapato tipo bota que inmoviliza el pie debe evitarse, ya que impide el movimiento natural de los pies.

¿Es necesario visitar al traumatólogo antes de calzar al niño?

No. La consulta debe ser orientada por requerimiento del médico pediatra, cuando alguna situación parece escapar de los cánones normales de crecimiento.

¿Cuándo hay que cambiar de zapatos?

La respuesta parece obvia: cuando le quedan chicos. El asunto es que a veces no es fácil darse cuenta de esto cuando se trata de niños que no hablan. En esos casos, lo mejor es estar atenta a su pie al momento de descalzarlo, si presenta rojeces en la piel significa que el calzado le quedó chico. De forma periódica debes observar sus piecitos para evaluar si el calzado que usa continúa siendo el indicado.

Claves a la hora de comprar

Probarle los zapatos sin bajarlo de la carriola o cochecito es tentador, pero lo ideal es que el niño los pruebe caminando, tal como hacen los adultos. Al soportar el peso del cuerpo, el pie se ensancha y de esa forma se puede percibir si el calzado aprieta en alguna parte.Si se trata de un zapato para usar con medias, es importante que lleves a la zapatería el tipo de calcetines que usa tu niño, así puede probárselo con ellos puestos.


Asesoró: Dr. Claudio Fernández
Presidente de la Sociedad Argentina de Ortopedia y Traumatología Infantil – SAOTI

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

No hay comentarios para esta nota
Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas