Enfermedades prevalentes según la estación del año

por el Equipo Médico de Babysitio con 0 comentario

¿Qué son las enfermedades prevalentes?

Las enfermedades prevalentes son aquellas que por factores ambientales o coyunturales se producen con frecuencia. Particularmente, trataremos las enfermedades más comunes según las estaciones del año. Esto no significa que los niños atraviesen obligatoriamente por ciertas enfermedades según la época. Sino que debemos estar atentos en determinados momentos, para prevenir o detectar síntomas y brindar una atención médica lo más tempranamente posible.

Enfermedades prevalentes en primavera y verano


  • Otitis externa

Habitualmente los niños tienen la mayor parte del conducto auditivo externo cubierto de piel, a diferencia de los adultos que sólo lo conforma un tercio del mismo. Por esta razón existe más riesgo de otitis externa en los niños. A esto se suma que en verano los niños exponen más el oído a la humedad debido a que el calor los invita a las actividades como la natación y esto favorece a las infecciones. El síntoma más frecuente es el dolor de oído que se acentúa con la movilización de la oreja. La recomendación es procurar que el agua de la pileta de natación esté lo más limpia posible y en condiciones óptimas de PH y cloro. Además es recomendable mantener el oído lo más limpio y seco posible al final del día. Si se produce una infección el tratamiento más aceptado son gotas locales con antibióticos.

  • Diarrea

Es el aumento en el número y el volumen de las deposiciones. Se contagian a través del agua, las manos y los alimentos contaminados. La razón por la que las mismas son mas frecuentes en verano se debe a que las altas temperaturas no mantienen la cadena de frío de los alimentos y a la vez el agua favorece con más facilidad el crecimiento de gérmenes. Hay gran variedad de agentes que contaminan los alimentos y el agua, por esta razón es muy importante el lavado de manos así como también de los alimentos. También es recomendable hervir el agua y, si no estamos seguros si la misma es potable, agregar algunas gotas de lavandina.

  • Insolación o golpe de calor

Tanto la insolación como el golpe de calor se producen cuando nuestro cuerpo absorbe más calor del que libera. El resultado es un calentamiento importante del cuerpo con los consiguientes síntomas como debilidad, dolor de cabeza, mareo, debilidad muscular, calambres, náusea y vómitos. Lo más típico es el golpe de calor que se produce mayormente en jóvenes que hacen ejercicio. Por esta razón siempre es recomendable que los niños eviten las altas temperaturas y el juego o cualquier actividad física si las temperaturas son muy elevadas. La insolación es mucho más grave que el golpe de calor y puede ocasionar un cuadro de confusión, coma y hasta la muerte. Las recomendaciones a tomar en cuenta son: Dirigirse a un lugar fresco y a la sombra, quitarle la ropa, colocarle paños húmedos con agua fría, elevarle los pies, para que llegue más sangre al cerebro, darle agua fría, airear o abanicar a la víctima para que pierda calor.

  • Conjuntivitis

Las dos causas más frecuentes de conjuntivitis son los gérmenes y los irritantes. Al igual que las otitis externas, las conjuntivitis irritativas son muy frecuentes en verano, sobre todo en los niños que realizan actividades recreativas de natación en forma prolongada. Las razones suelen ser todos aquellos gérmenes que se transmiten a través del agua, así como los irritantes como el cloro. El tratamiento en general consiste en la aplicación de colirios oftálmicos con antibióticos o antiinflamatorios.

  • Alergias e infecciones en la piel

Con los días de calor comienzan las actividades al aire libre. Esto aumenta los casos de lesiones provocadas por picaduras de insectos, así como también la exposición a diferentes alérgenos que se transmiten a través de diversas plantas, animales, etc... Dentro de las alergias, podemos nombrar tanto las urticarias localizadas, que son producidas generalmente por picaduras, y las generalizadas, que se manifiestan cuando el cuerpo reacciona con la erupción de manchas en toda la piel. Los síntomas más frecuentes son la picazón, piel roja con lesiones sobre elevadas. Las urticarias se tratan con antihistamínicos tópicos o en jarabe ya sea por estar localizadas o generalizadas respectivamente. Las infecciones ocurren cuando a través de ciertas lesiones en la piel, generalmente por rascado, éstas se contaminan y se infectan produciendo lo que se conoce como impétigo. El tratamiento generalmente requiere de un antibiótico específico por boca para este tipo de infecciones.

Enfermedades prevalentes en otoño e invierno


  • Catarro de vías aéreas superiores

Es por lejos la infección más frecuente del invierno. Los niños pequeños suelen tener entre 6 o 7 resfríos por invierno y son más frecuentes en los niños que concurren a guarderías desde antes del primer año de vida. El virus más frecuente es el rinovirus. Los síntomas típicos son picazón de garganta y obstrucción nasal por mocos. Siendo una infección viral, es bastante común que produzca fiebre durante los primeros dos días de comenzado el cuadro, pero los mocos pueden persistir durante una semana y a veces dos. El tratamiento consiste en medidas que ayudan a que el niño se sienta más confortable, como la aspiración del vapor de agua o alguna nebulización con suero salino. También suele ser útil que tenga una posición semi-sentado para dormir. No se utilizan antibióticos para este cuadro.

  • Otitis media aguda

Suele ser una complicación relativamente frecuente del catarro persistente en las vías aéreas superiores, ya que los mocos que permanecen mucho tiempo en las trompas que conectan la nariz con el oído (trompas de Eustaquio), se suelen infectar y a la vez comprimen el tímpano hacia afuera generando mucho dolor. Los gérmenes más frecuentes son los mismos virus que producen el resfrío y bacterias que deberán ser tratadas con un antibiótico por boca (en menos de un tercio de los casos). El síntoma más frecuente es el dolor de oído y en menor medida la fiebre.

  • Bronquiolitis

Es una inflamación de los bronquios más pequeños y suele ser bastante frecuente en niños menores de dos años. El principal virus que la provoca es el Virus Sincicial Respiratorio. Particularmente es muy agresivo en lactantes menores de 3 meses y muchas veces se requiere internación. Los niños suelen comenzar con un simple catarro pero luego de un par de días comienzan con agitación y dificultad para respirar así como con fiebre y rechazo del alimento. El tratamiento es de sostén y consiste en ofrecer distintos fármacos que ayuden a dilatar los bronquios (salbutamol para nebulizar o en aerosol) y a veces es necesario el uso de algún corticoide. Como dijimos anteriormente los niños muy pequeños a veces deben hospitalizarse para recibir oxígeno suplementario. La enfermedad se suele autolimitar entre una semana y diez días.

  • Neumonías

Es la infección aguda de una parte de un pulmón pero que a veces suele afectar a gran parte del mismo o a ambos. Los gérmenes más frecuentes son los virus (Virus Sincicial Respiratorio y Adenovirus) y en menor medida las bacterias (Neumococo). Es una enfermedad que suele tener más mortalidad en menores de un año. Los síntomas más importantes son la tos y la fiebre persistente y a veces se puede manifestar un dolor en alguna parte del tórax. Son muy importantes las medidas preventivas como la vacunación completa y el amamantamiento durante el primer año de vida y así poder evitar esta grave enfermedad. Requiere de un tratamiento antibiótico y muchas veces de una internación para otras medidas de sostén como oxígeno o medicación endovenosa.

Es aconsejable ajustar nuestro calendario para estar atentos ante estas enfermedades que son más frecuentes según la estación del año.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

No hay comentarios para esta nota
Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas














Mi embarazo de