¿Qué es la enuresis?  ¿Es lo mismo que la incontinencia?  ¿Cuáles son las causas de la enuresis?  ¿Cuál es su tratamiento?  ¿Cómo puedes ayudar a tu hijo? Artículos relacionados Déjanos un comentario

¿Qué es la enuresis?

Consiste en la pérdida involuntaria de orina que se presenta generalmente de noche en niños mayores de seis años o en niñas de más de cinco años.
Se clasifica en dos tipos: primaria (el niño nunca controló esfínteres durante la noche) y secundaria (sucede cuando luego de seis meses de “cama seca” comienza a mojarla de nuevo).

¿Es lo mismo que la incontinencia?

No. La incontinencia es la incapacidad de permanecer seco entre dos micciones. Es producto de alternaciones funcionales y anatómicas de la vía urinaria, por eso ante su presencia, la consulta pediátrica debe realizarse de inmediato.

¿Cuáles son las causas de la enuresis?

Solamente el 3 % de los niños con enuresis presentan una causa orgánica demostrable. Las más comunes son las infecciones del tracto urinario y en menor proporción obstrucciones de la uretra.
Las causas también pueden ser emocionales, sin embargo la enuresis no es sinónimo de la presencia de problemas psicológicos. 
Vale aclarar que el factor genético cumple un rol importante, ya que diversos estudios han comprobado que cuando uno de los padres fue enurético existe un 44% de probabilidades de que su hijo también lo sea, y si ambos padres lo fueron las chances son del 77%.

¿Cuál es su tratamiento?

Las enuresis primarias tienden a resolverse solas a medida que el niño crece. Se calcula que el 15% de la población infantil mayor de 5-6 años la sufre y entre el 10% y el 15% de los niños lo resuelve.
En el caso de que se requiera un tratamiento específico, el pediatra derivará a su paciente al urólogo infantil.
Existen diferentes tipos de terapia. A nivel farmacológico, se pueden suministrar drogas, como la oxibutinina y desmopresina, que inhiben la micción durante la noche.
También pueden utilizarse antidepresivos tricíclicos, aunque su uso es excepcional y casi no se recomiendan por las altas chances de recaídas una vez suspendido el mismo.
Por otra parte, existen alarmas para enuresis, las cuales se colocan en el torso del niño y se conectan mediante una terminal ubicada en su ropa interior. Cuando esta se humedece por la orina, la alarma se activa y mediante el sonido que emite despierta al niño, de esta forma él puede retener el pis hasta acudir al baño.
Además, se pueden indicar ejercicios de retención urinaria durante el día, la idea es agrandar el tamaño de la vejiga para aumentar su capacidad durante el sueño.

¿Cómo puedes ayudar a tu hijo?

En primer lugar, no debes culparlo, ya que está comprobado que mientras duermen no tienen conciencia de la micción; lo mejor es tomar “las mojadas” con naturalidad.
Si es ves que tu hijo desarrolla problemas de autoestima a raíz de la enuresis, entonces es momento de iniciar un tratamiento psicológico.
Por último, la clave es la paciencia. Con el tiempo la enuresis desparece, ¿o acaso conoces a algún adulto con enuresis?.

Dejanos un comentario sobre esta nota
Comentario 
  No dejes una pregunta aquí y recuerda que todos
los datos que ingreses aparecerán publicados al pie
de esta sección.

Comentarios

No hay comentarios para esta nota
Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas