El niño de 25 meses

El niño de 25 meses

Motricidad

Perfecciona todas las habilidades adquiridas hasta hoy: caminar, saltar, correr, subir o bajar escaleras, bailar.  Puede intentar dar la vuelta hacia delante haciendo rol o saltar desde la altura de un banco. También puede mantener el equilibrio en un sólo pie durante algunos segundos.  Le gusta trepar, subir y bajar por toboganes.  Es capaz de atrapar la sortija de la calesita. Toma los objetos con facilidad por lo que ya puede poner un objeto sobre otro, armando torres.

Lenguaje

Puede conversar con mayor fluidez con las personas que conoce.  Sabe decir su nombre y su edad. Como se llaman sus padres, hermanos y abuelos.

Juegos

Participa activamente en las fiestas de cumpleaños con animación infantil. Además se concentra mucho en sus actividades, tanto que a veces no se da cuenta que lo llamas y hasta incluso pude molestarse si lo interrumpes.

Conducta

Continuará preguntando el porqué de las cosas. Su memoria se está desarrollando. Por eso en esta etapa es importante que le respondas, ya que de esta forma puedes establecer reglas. Por ejemplo, no separase del lado tuyo en el supermercado y responderle cuando te pregunte el porqué. Recuerda que los niños necesitan que les repitan varias veces las cosas, así que ten paciencia.

Alimentación

Su alimentación es similar a la de un adulto, no existiendo prohibición de ningún alimento. Evita endulzar o salar demasiado su comida y no permitas que coma entre horas y en especial golosinas, pues es muy frecuente la aparición de caries.

Sueño

Si concurre a algún jardín maternal, seguramente vuelve muy cansado y duerme la siesta. En general los niños duermen entre 10 y 12 hs. a esta edad.  Es importante que se acueste entre las 9 y las 10 de la noche para lograr un descanso adecuado. Recuerda que los niños también aprenden durante el sueño y su cerebro retiene lo que aprendieron en el día mientras están durmiendo.

Un comentario sobre “El niño de 25 meses”

  1. Muuuuy interesante, sobretodo para una abuela primeriza, muchas gracias, en mi época las mamás no tenian este tipo de información…

Deja un comentario