A pasos de una solución definitiva contra el síndrome de muerte súbita del bebé

por el Equipo Médico de Babysitio



El doctor Daniel Rubens ha identificado la posible causa de esta afección tan temida: una disfunción en el oído interno del bebé. El tratamiento definitivo sería una simple prueba auditiva al recién nacido.

Una de las cosas que más preocupa a los papás es el síndrome de muerte súbita del bebé (SIDS). Cómo su nombre lo indica, las muerte sucede de manera inesperada y sin síntomas previos. Cada año, mueren más de 4.000 bebés menores de 6 meses a causa de esta afección y por esta razón es una de las amenazas más graves a la que todo padre teme.

Sin embargo, una investigación que ya lleva más de once años parece haber encontrado la causa de este misterio médico tan trágico. El Dr. Daniel Rubens que está cargo de la investigación está convencido que la muerte se produce por una disfunción en el oído interno del bebé.

Lo que sucede es que el oído interno no envía la señal al cerebro para que el bebé cambie de posición cuando se está sofocando. Por esta razón, como el niño permanece con las vías respiratorias obstruidas y no se da vuelta, puesto que no recibe la señal desde su oído interno, muere por sofocación.

Una solución sería realizarle a todo recién nacido una prueba de audición dentro de las 48 hs. posteriores al nacimiento. De esta forma se detectaría si el bebé tiene la disfunción en el oído que puede provocar el síndrome de muerte súbita. En el caso de tenerla, se le realizarían al bebé exámenes clínicos completos a lo largo de su primer mes de vida.

La hipótesis del doctor Rubens no parece estar muy desacertada y lo confirmaría una investigación anterior realizada por el Departamento de Salud de Rhode Island. En ese estudio se descubrió que un grupo de 31 bebés que murieron por SIDS tenían problemas auditivos.

Los niños presentaban una dificultad para escuchar tres tipos de frecuencias sonoras con el oído derecho y cuatro de ellos tuvieron sangrado y daños en el oído interno. Por otro lado, los niños que no tenían ningún problema de audición sobrevivieron.

El doctor Rubens recreó este caso en una prueba de laboratorio con ratones y llegó a la misma conclusión. "Mientras más investigo, más estoy convencido de que esta es la causa" comentó el doctor Rubens.

Si la hipótesis de Rubens queda demostrada significaría que con una sola prueba de audición se salvarían a miles de niños cada año y se le devolvería a los padres la tranquilidad que el síndrome de muerte súbita les quita hasta pasados los 6 meses de edad.

Mientras tanto, puedes reducir el síndrome de muetre súbita procurándole a tu bebé un lugar seguro para dormir. Para eso debes recostar a tu bebé boca arriba, en una cuna libre de almohadas, almohadones, mantas y chichoneras. Además debes considerar en no dormir con él y no fumar en su presencia.

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas