Embarazadas: Actividades físicas al aire libre

por EMBARAZO ACTIVO®



Las actividades físicas realizadas al aire libre brindan a la embarazada la oportunidad de disfrutar de los beneficios de los espacios verdes: el aire puro y el sol, logrando una mejor oxigenación del organismo. Tratándose el embarazo de un proceso en el cual se producen muchos cambios a nivel corporal y emocional, conectarse con la naturaleza a través de las salidas aeróbicas la ayuda a relajarse, a reducir considerablemente los niveles elevados de stress, y fomenta sensaciones de bienestar general.

Asesorada por un profesional que realice un seguimiento de su actividad, la embarazada podrá prevenir dolores de columna y malestares en la zona lumbar que, frecuentemente, ocurren durante este proceso, y mejorar la circulación sanguínea. Asimismo, la práctica de ciertos ejercicios específicos de elongación le otorgará tonicidad a sus músculos y mayor flexibilidad, permitiendo que la mamá llegue en óptimas condiciones al momento del parto.

Por otro parte, comenzar con caminatas, a ritmo moderado, previene el aumento excesivo de peso, con lo que le resultará más fácil y rápido a la mamá recuperar la figura, durante el post parto y aumentará su autoestima. Esta energía positiva es percibida por el bebé y, además, al liberarse de tensiones, mejorará el vínculo con su pareja.


Ahora bien, si se decide a realizar actividad física al aire libre durante los meses estivales, será necesario que lo haga vestida con ropa cómoda, calzado adecuado y una gorrita o visera, que la proteja de la acción de los rayos solares. Además, será primordial que se hidrate antes, durante y después de las salidas aeróbicas. Durante los meses de altas temperaturas, el organismo pierde al día entre dos y tres litros de líquido. Por esta razón, el consumo de agua resulta la mejor alternativa para hidratarse y no manifestar los síntomas de los golpes de calor.

Tener en cuenta

•Debés pedirle el apto médico a tu obstetra, quien te dará la aprobación para comenzar la actividad.

•Tenés que usar ropa cómoda y holgada, y unas buenas zapatillas con la que te sientes segura para ejercitarte.

•No te olvides de llevar una botellita de agua, que te mantendrá hidratada durante la actividad.

•Buscá un horario en el que estés relajada, para que puedas concentrarte en los ejercicios y aprovechar toda la energía de la naturaleza.

•Elegí un profesional idóneo que supervise la clase. Un grupo de embarazadas es ideal para que, además de ejercitarte, conozcas a otras mamás y compartas experiencias.

•Realizar esta actividad te ayudará a conciliar más y mejor el sueño, lo que te posibilitará estar más concentrada y con ánimo renovado para llevar adelante tus tareas diarias.

Múltiples beneficios

Te contamos todas las ventajas de mantenerte activa durante el embarazo:

•Previene el aumento exagerado de peso.

•Ayuda a prevenir y reducir la aparición de várices; alivia los dolores de columna y espalda, típicos de este período por las malas posturas que adopta la mamá; previene la hipertensión y la constipación.

•Facilita tener un mejor parto, ya que se trabaja la musculatura del suelo pélvico y el periné, zonas fundamentales en el momento de dar a luz.

•Reduce el estrés y mejora el humor.

•Ayuda a dormir mejor.

•Levanta la autoestima. Al verse bien y activa, la mamá se siente más segura y más linda. •Prepara para el amamantamiento: trabajar los músculos de los brazos, bíceps, tríceps y deltoides es muy importante ya que participan activamente en el momento de sostener y amamantar al bebé.

•Oxigena el cuerpo, favorece el movimiento circulatorio general.

•Al sentirte bien, le transmitirás esa sensación a tu bebé, que también se beneficiará con el estímulo de adrenalina que vos generás al estar en movimiento.

Por último, para evitar la sobreexposición al sol, es recomendable que consulte al dermatólogo, especialista que le aconsejará el filtro solar adecuado para su tipo de piel. Es importante tener en cuenta que los días nublados también requieren una protección solar.

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas