Cómo funciona la donación de esperma en la Argentina

por InfoBae



El caso de un hombre que actuó como donante de esperma durante tres años en los EEUU y ya fue contactado por nueve hijos vuelve a poner la lupa sobre una práctica que siempre genera polémica. En qué casos se recurre a espermatozoides donados en el país

El camino que Todd Whitehurst recorrió para alcanzar el sueño de recibirse de ingeniero en la Universidad de Stanford, Estados Unidos, tuvo un alto costo; mucho más oneroso que cursar una carrera universitaria en ese país, en el que la gran mayoría aspira a aplicar a una beca para poder afrontar el gasto.

Según publica el New York Post, hace unos veinte años, este ciudadano norteamericano, se convirtió en donante frecuente de esperma, a cambio de 50 dólares por semana, durante tres años. El plan parecía perfecto. Hasta que en 2007, los hijos nacidos gracias a aquellas donaciones comenzaron a buscarlo. Y lo encontraron.

La primera vez se enteró por mail. Una chica que decía llamarse Virginia le escribió: “Tengo 14 y creo que soy tu hija”. Whitehurst contó: “Ella tenía mi número de donante, algo que nunca le di a nadie. Me mandó una foto y se parecía mucho a mí“.

“Es abrumador, ni siquiera estoy seguro de cuántos son”, explicó este padre, que hasta el momento contabiliza nueve hijos engendrados con su esperma, y dos nacidos de un matrimonio.

Según estimaciones, hoy, a los 45 años, Whitehurst sería padre de entre 40 a 60 hijos.

Para los especialistas en reproducción, en la Argentina, esta situación no tendría lugar, ya que la donación de esperma es completamente anónima. “No hay forma de que el receptor o, incluso, el bebé que nazca producto de esa muestra de esperma, tenga acceso a la identidad de la persona que dona”, afirmó Santiago Brugo Olmedo, director médico de Seremas, quien recientemente presidió el simposio sobre aspectos legales y éticos en la reproducción asistida.

En rigor, “la donación de semen es mucho más frecuente que lo que la gente supone. Hay una cantidad importante de varones con azoospermia, es decir, con ausencia de espermatozoides en el eyaculado. En esos casos, y si no encontramos espermatozoides en la biopsia testicular, podemos recurrir a un banco de donantes de espermatozoides para hacer una inseminación artificial, un procedimiento sencillo que otorga una posibilidad de embarazo de aproximadamente un 35% por cada intento”, concluyó Brugo Olmedo.

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas