Consejos para acompañar la ilusión infantil de los Reyes Magos

por Entremujeres®



La llegada de estos personajes mitológicos es muy esperada por los más pequeños que aportan todas sus creencias a las tradiciones de cada año. Pero, ¿qué pasa cuando los chicos preguntan quiénes son realmente los Reyes Magos? Consejos para actuar antes esta situación sin mentirles o evadirlos.

La llegada de los Reyes Magos es un acontecimiento esperado por toda la familia. Los padres, junto con sus pequeños hijos, preparan a la noche el pastito, agua y comida para los camellos, en los cuales vendrán los tres Reyes Magos y a la mañana siguiente, los chicos se encontrarán con los regalos que les dejaron.

Pero, qué sucede cuando los chicos preguntan, ¿los Reyes, son los padres? Cuando el niño pregunta, es importante responder siempre desde la verdad y no dar respuestas evasivas, o con términos que el pequeño todavía no puede entender. Es importante saber que lo que no se debe hacer es mentir para que el niño continúe sosteniendo la ilusión. Ya que cuando los chicos preguntan, es porque vieron o se dieron cuenta de algo.

Paso a paso

El desarrollo evolutivo del niño nos muestra que hasta los 5 años existe el predomino del pensamiento mágico y de las fantasías, donde convive y juega con los “personajes” del momento y donde también están Papá Noel y los Reyes Magos.

A los 6 años, con el inicio de la escolaridad y la interacción con otros chicos, va a generar el cuestionamiento y la pregunta sobre la existencia o no de los Reyes Magos. Este es un buen momento para poder charlar sobre lo que el niño ya sabe o sospecha y busca confirmar.

Entre los 7 y 8 años se inicia el pensamiento abstracto. Por lo tanto, el chico dispone de mayores recursos para poder afrontar y procesar la idea de que los reyes magos son los padres.

La cartita

La carta tiene un valor agregado, ya que no sólo permite a los padres ayudar a los chicos a diferenciar y a elegir el regalo más adecuado frente al bombardeo de los medios sobre los diferentes productos de consumo, sino que también les brinda la posibilidad a los papás, para poder educar y trasmitir valores a los chicos.

Esto significa que al momento de escribir la carta a los Reyes Magos, no sólo se pueden seleccionar juguetes y juegos que el niño desea, sino que también se pueden incluir cosas que no son materiales, como son los valores morales.  

Al escribir la carta junto a los hijos, es una buena oportunidad para enseñarles que las primeras líneas, pueden estar dirigidas al agradecimiento de todas las cosas positivas que ha recibido durante el año.

También se puede aprovechar dicho momento para que el niño pueda expresar cómo ha sido su comportamiento durante el año, rescatando y valorando los buenos hábitos y su compromiso a mejorar las conductas que han resultado negativas.

Cabe aclarar que dichas estrategias, se aplican teniendo en cuenta la edad del niño y su proceso de maduración.

Por último, se realiza el pedido a los Reyes Magos, teniendo en cuento los objetos materiales que son de preferencias del chico, como las cosas que no son materiales, como por ejemplo, ser solidario con el prójimo; compartir los juguetes; etc.

¿Cómo realizar una buena elección de los regalos?

Si bien se debe tener en cuenta y respetar el deseo del niño, los padres cumplen la función de orientadores, ya que lo ayudan a pensar si lo que eligieron se adecua a su edad y cuál es el sentido de lo que eligió, es decir, si lo va a utilizar o no una vez que lo tenga.

También se puede incluir en la elección del regalo, que tenga un valor agregado, como por ejemplo que sean educativos o que le sirvan para jugar y a su vez aprender valores.
 
Debemos tener en cuenta que es perjudicial que el niño reciba regalos en exceso, en el sentido de que el chico no logra valorarlos ni puede tampoco disfrutar cada uno de los regalos que recibe, producto de la gran cantidad, lo cual lo mantiene en un estado de excitación y con la atención dispersa, sin poder conectarse emocionalmente con los regalos que ha recibido.

¿Es normal que en el pre adolescente continúe la creencia?

Es poco frecuente que esto suceda, pero en caso de ser así, los padres no deberían reforzarle dicho pensamiento ingenuo, para evitar las burlas de sus compañeros y amigos.

Lo más común es que muchos chicos puedan ponerse mal cuando se enteran que los Reyes Magos son los padres. Pero por lo general, el malestar aparece por la renuncia a la fantasía y a la historia sobre estos personajes.

 

Por el Lic. Santiago Gómez, director de Decidir Vivir Mejor y del Centro de Psicología Cognitiva.

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas