Dormir en la misma habitación con el bebé reduce el riesgo de muerte súbita

por el Equipo de Babysitio



Así lo demuestra un reciente estudio realizado en Estados Unidos por la Academia Americana de Pediatría.

La Academia Americana de Pediatría ha hecho público el resultado de una nueva investigación en el que se informa que los bebés que duermen con sus padres en el mismo ambiente (no la misma cama), tienen un 50% menos de posibilidades de presentar el temido síndrome de muerte súbita (SIDS).

El informe recomienda que los bebés duerman en una cuna o moisés acondicionados y seguros, en la habitación con los padres y que continúen haciéndolo durante los primeros seis meses de vida, aunque lo ideal es hasta los 12 meses de edad.

Una de las autoras del informe, la Dra. Lori Feldman-Winter comentó a la CNN que estas indicaciones dan mejores resultados.

"Los bebés deben compartir el ambiente para dormir por un máximo de 1 año, ya que hay un riesgo muy bajo de SIDS que se mantiene", dijo Winter.

Mientras que la investigación sobre las causas que provocan el síndrome de muerte súbita aún están en curso, la Dra. Winter afirma que existe una gran variedad de factores que propician el bienestar y la salud del bebé si comparten la habitación con sus padres.

"Un bebé que está al alcance de su madre obtiene más comodidad y estimulación física por estar en un entorno con otra persona", agregó la doctora.

También señaló que resulta más fácil amamantar con frecuencia cuando el bebé está cerca de la madre, y la lactancia materna ayuda a reducir el riesgo de SIDS en un 70%.

El pediatra radicado en EE.UU., el Dr. Ari Brown, dice que los padres tienen una especie de sexto sentido que contribuye para la prevención del síndrome de muerte súbita cuando duermen en la misma habitación con el bebé.

"La gente no sabe muy bien por qué se reduce el riesgo", dijo. "Se lo puede atribuir a un sexto sentido del padre que ayuda a salvar al bebé cuando comienza a emitir sonidos diferentes de lo normal cuando el bebé está cerca".

El informe también aprovecha la oportunidad para recordarle a los padres y cuidadores sobre las condiciones óptimas para un dormir seguro. Los bebés deben ser colocados sobre una superficie de descanso firme con una sábana ajustada y ropa de cama cuidadosamente seleccionada.

"No debe haber almohadas, sábanas, mantas u otros elementos que puedan obstruir la respiración del bebé o causar sobrecalentamiento," informa la Dra. Winter.

Sofás, almohadones y sillas acolchadas nunca debe ser utilizadas como cama de un bebé puesto que aumentan el riesgo de muerte súbita por interferir con su regulación respiratoria normal.

Recuerda de tomar estas precauciones para evitar el SIDS:

  1. Recuesta al bebé de espaldas y no boca abajo o de costado.
  2. Asegúrate que el bebé tenga la cabeza y la cara al descubierto.
  3. Mantén libre de humo los ambientes antes del nacimiento y después.
  4. Verifica que el ambiente sea seguro para dormir tanto de noche como de día.
  5. Duerme al bebé en la misma habitación durante los primeros 6 ó 12 meses.
  6. Amamanta al bebé.

Fuente: CNN

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas