¿Duele más parir a un niño o a una niña?

por el Equipo Médico de Babysitio



La ciencia ha confirmado que la intensidad del dolor durante el trabajo de parto varía de acuerdo al sexo del bebé.

El parto es uno de los momentos más felices de toda mujer. Conocer a nuestro bebé y tenerlo en brazos por primera vez es lo más emocionante que nos sucederá en toda la vida.

Sin embargo, también es verdad que el parto es un proceso muy doloroso y que puede empañar algo de esta alegría. Por esta razón se utiliza la anestesia epidural para poder soportarlo y disfrutar de este momento.

Sobre este tema se ha estudiado mucho y ahora se ha develado un nuevo estudio que arroja un dato muy curioso: parir una niña es menos doloroso que parir a un niño.

Los investigadores que llevaron a cabo la investigación pertenecen a la Universidad de Granada (UGR) y al Hospital Clínico San Cecilio en España. El estudio se publicó en la revista científica “Pediatric Research” y tenía como meta un análisis profundo del trabajo de parto. Se estudiaron a 56 mujeres embarazadas de las cuales 29 dieron a luz niñas y las demás niños.

La investigación demostró que las mamás que alumbraron a niñas no sólo experimentan un menor proceso inflamatorio durante el trabajo de parto, sin que además cuentan con una mayor defensa antioxidante del organismo.

Por otro lado, las mujeres que tienen niñas sufren menos daños a nivel de las biomoléculas (proteínas, aminoácidos y neurotransmisores), aquellas moléculas constituyentes de los seres vivos imprescindibles para toda función vital.

Además, no sólo es menos doloroso el parto de una beba, sino que también las niñas poseen al nacer un sistema enzimático mucho más desarrollado que el de los niños, lo que da lugar a que mejore notablemente su metabolismo celular. Esto hace que soporten de manera más eficaz la inflamación y el estrés oxidativo que experimentan luego del nacimiento.

De modo que la antigua creencia de que la mujer es el “sexo débil” sigue siendo refutada. Es más, este estudio deja claro que la situación tal vez es la opuesta, al menos al momento de nacer.

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas