El niño al que le crece el cerebro en la nariz

por el Equipo de Babysitio



Se llama Ollie Trezise y su madre lo llama cariñosamente " Pinocho", como al personaje de Disney.

Gran Bretaña.- "Para mí, Ollie es perfecto. Él es mi pequeño real ´Pinocho´ y no podría estar más orgullosa de él", sostuvo la madre del nene de 21 meses, de quien muchas personas se ríen a través de internet al conocer su historia. Amy Poole (22 años) contó que los bombardean con comentarios crueles, sobre todo de extranjeros, que dicen que su hijo es 'feo' y 'nunca debería haber nacido'.

'Es absolutamente desgarrador' Una vez, una mujer me dijo que nunca debería haber dado a luz. Casi me deshago en lágrimas', recordó Amy.

La mujer descubrió por primera vez algo diferente con Ollie en su ecografía de 20 semanas, cuando los médicos le dijeron que tenía tejidos blandos inesperados creciendo en su rostro.

Y no podía salir de su asombro cuando dio a luz en el Hospital de la Universidad de Cardiff, en febrero de 2014. 'Cuando me lo dieron estaba tan sorprendida que casi no podía hablar. Era tan pequeño, pero tenía un enorme bulto como pelota de golf en su nariz·, contó la madre.

'Al principio no estaba seguro de cómo iba enfrentar la situación. Pero sabía que iba a amarlo sin importar su aspecto', añadió Amy.

Lo cierto es que una resonancia magnética confirmó más tarde un defecto que hace que el cerebro crezca a través de un agujero en el cráneo, creando un saco que sobresale. Y en el caso de Ollie, se dio en la nariz.

Durante los siguientes nueve meses, al crecer el cuerpo de Ollie también lo hizo su nariz. Los médicos le informaron a la madre que tenían que operarlo para abrirle su pasaje nasal y permitirle respirar.

Amy admitió que estaba 'tan asustada' y que 'no podía soportar la idea de perderlo', pero le explicaron que el nene 'estaba en riesgo de contraer una infección o incluso meningitis si se tropezaba y golpeaba la nariz', por lo que accedió a la cirugía.

En noviembre de 2014, el nene se sometió la exitosa operación de dos horas en el Hospital Infantil de Birmingham. Debieron abrir el cráneo para eliminar el saco con exceso de líquido del cerebro y reconstruir su nariz.

'Después de la operación, Ollie tenía una enorme cicatriz en zig-zag a través de su cabeza. Debe haber sentido mucho dolor, pero siguió sonriendo y riendo', recordó Amy, quien agregó que 'su positividad lo hizo mucho más fácil para mí'.

Ahora totalmente recuperado, es un niño burbujeante al que le encanta chapotear en su pileta infantil y jugar con su hermana de cuatro años, Annabelle.

Amy está ahora dispuesta a difundir el conocimiento de la enfermedad para evitar que otros niños sufran bullying. 'No quiero que otros nenes tengan que hacer frente a los comentarios desagradables como debió hacerlo Ollie, y creo que la mejor manera de combatir eso es mediante la educación de las personas', indicó.

Ollie necesitará más operaciones en el futuro, pero los médicos esperan para ver cómo se desarrolla el cráneo antes de realizar cualquier cirugía más invasiva.

'Probablemente nunca se verá como todos los demás niños y estoy aterrorizada de que pueda ser acosado en la escuela. Pero él es un niño tan precioso que es imposible no adorarlo', se esperanzó la madre.

'Ollie es único, inteligente, divertido y me sorprende todos los días. Él es mi pequeño especial Pinocho, y nunca voy a dejar de amarlo', finalizó orgullosa Amy.

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas