El embarazo fortalece el corazón de las mujeres

por el Equipo de Babysitio



Una reciente investigación sugiere que el corazón de las mujeres se fortifica luego del embarazo debido a los cambios hormonales y fisiológicos producidos en esta etapa.

Físicamente, los hombres y las mujeres presentan múltiples diferencias y los genitales son el ejemplo más notable. Sin embargo, el corazón femenino también posee características específicas que lo diferencia del de los hombres: es mucho más fuerte.

Una investigación llevada a cabo recientemente por investigadores del Hospital Gregorio Marañón y la Universidad Europea de Madrid, descubrió que el corazón de la mujer es más resistente que el del hombre porque el embarazo produce cambios en su anatomía y fisiología.

Se estudió a un grupo de más de 40.000 pacientes que padecían de insuficiencia cardíaca y se concluyó que el corazón femenino es más resistente ante las arritmias cardíacas. Además, presenta una mejor cicatrización ante un infarto que el de los hombres.

Según los investigadores los hombres tienen un 31% más de riesgo de muerte por insuficiencia cardíaca (IC) y además, las enfermedades coronarias aparecen 10 años más tarde en las mujeres. El estudio relacionó estos resultados a dos causas: los estrógenos y el embarazo.

Los estrógenos son las hormonas que determinan características sexuales femeninas como el ciclo menstrual y el crecimiento mamario entre otras. Además, tienen la propiedad de proteger a la mujer hasta la menopausia de diversas enfermedades como la hipertensión, la diabetes y la obesidad. Debido a estas características la hormona cumple un rol fundamental en la salud cardíaca, sobre todo durante el embarazo que es una etapa en la que sus niveles aumentan considerablemente.

Por otro lado, el embarazo provoca la elevación del ritmo cardíaco ya que debe bombear más sangre para alimentar al feto. Este aumento le da al músculo cardíaco la capacidad de regenerarse más rápidamente ya que durante la gestación, el entrenamiento al que se vio sometido es similares al que experimentan los deportistas.  Es decir, el embarazo es cómo una especie de entrenamiento para la mujer que fortalece el corazón como con cualquier otro deporte y de esta manera poder resistir situaciones de estrés de miocardio.

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas