La mamá de los partos más vistos por Internet en España

por el Equipo de Babysitio



Tiene seis hijos de entre diez años y poco más de un mes, y dos de sus partos (el último de ellos de mellizas) acumulan más de 17 millones de reproducciones en su canal de YouTube.

Estas cifras convierten, posiblemente, a Estefanía Urzu en la mujer de los partos más vistos en España. "Es posible que sea así, pero no es algo buscado", cuenta por teléfono a Verne. Te recordamos que el video de abajo es de un parto, y puede que haya imágenes explícitas.

Urzu es más conocida por sus seguidores como Verdeliss, su nombre de youtuber. En la plataforma de videos hay infinidad de tipos de youtubers o video-blogueros -desde las locuras adolescentes hasta señoras que enseñan a cámara sus compras en el Mercadona- y los temas de maternidad y familia son todo un subgénero.

Desde hace ocho años sube videos familiares de momentos cotidianos, en un canal que muestra cómo han ido creciendo los miembros de esta familia numerosa pamplonesa. Desde el primer baño de un recién nacido al primer día de cole o el momento en el que supo que estaba embarazada por quinta vez son algunos de los momentos que ha mostrado a sus seguidores.

El primer baño de uno de sus hijos es uno de esos momentos de la vida cotidiana que Verdeliss sube a su canal.

Cuenta con más de 460.000 suscriptores en Youtube, 161.000 seguidores en Instagram y 78.000 en Facebook y aprovecha la tranquilidad de las noches para alimentar su canal y sus redes. “Me manejo por la noche, cuando ellos duermen. Ese es el momento en el que puedo pararme a editar los videos, subirlos y gestionar todo lo demás, aunque ahora con las pequeñas tengo incluso menos tiempo para dedicarme a ello. Simplemente subo los videos cuando puedo”, cuenta.

Es auxiliar de enfermería, aunque no ejerce, y su marido, Aritz, abogado. El canal se ha convertido en una vía de ingresos para Verdeliss, que, sin embargo, no lo considera un trabajo, sino un hobby que le reporta un beneficio extra: el de no tener que trabajar fuera de casa gracias a los beneficios que generar sus videos, que en conjunto acumulan en YouTube más de 116 millones de reproducciones.

Además de una especie de álbum familiar de recuerdos, Verdeliss ha contado durante sus embarazos cómo lleva la gestación, las dudas que se le plantean y cómo las ha resuelto. También grabó la evolución del crecimiento de su tripa a lo largo de las semanas. "No pretendo enseñar nada a nadie, aunque si a alguien le puede ayudar si tiene dudas similares o en su entorno ni se plantean, pues es perfecto. Pero esa no es mi intención inicial. Sólo quiero compartir estos momentos, porque lo considero algo natural y bonito de compartir con los demás y porque siempre me han gustado los temas de crianza”, dice.

El repaso en imágenes del crecimiento de su panza en el embarazo tiene más de dos millones de reproducciones.

Lo que supuso un antes y un después a nivel de seguidores fueron, precisamente, los dos videos del parto en 2014 de su cuarto hijo, Julen, que suman más de 15 millones de vistas. El reciente video del nacimiento de las mellizas ya lleva 1,7 millones de visitas, a pesar de estar penalizado por Youtube. "El parto de las mellizas no lo pueden ver menores, no se monetiza ni aparece en promocionados o búsquedas al estar marcado como contenido inapropiado, aunque no sé qué de inapropiado tiene ese video, si las partes que podrían parecer desnudos están difuminadas y un parto es algo de lo más natural", afirma Verdeliss. "Aún así no me importa, porque lo que quiero es compartir ese momento", añade.

Compartir tantos momentos cotidianos con una comunidad cada vez más grande de seguidores también tiene sus contras, al quedar expuestos a un aluvión de comentarios y críticas en temas que pueden resultar polémicos. Un ejemplo es el video en el que explican la decisión de dar a luz a las mellizas en un parto domiciliario, es decir en su propia casa (el parto se adelantó y no dio tiempo a que llegara la matrona, por lo que finalmente tuvo lugar en un hospital). "Estuvimos bastante tiempo decidiendo si publicar el video o no, porque sabíamos que iban a llegar las críticas. Tratamos de poner un escudo y de decirnos ‘esto no nos afecta’ ”, dice.

Comunicar la decisión de dar a luz en casa produjo un aluvión de comentarios y críticas.

Verdeliss no considera que esta exposición de sus hijos en YouTube comprometa su intimidad. "Son los momentos cotidianos que se pueden ver en una familia normal: ir alsupermercado, ir al parque...", cuenta, y asegura que sus hijos han asimilado como algo normal las grabaciones de ciertos momentos de su vida. "Aimar, el mayor, tiene 10 años y en el colegio sus amigos saben lo de Youtube y no pasa nada", comenta.

Cuando le contó a sus padres esta popularidad en Youtube, "al principio se asustaron un poco aunque ahora lo han ido normalizando”, agrega. "El límite que pongo es la intimidad de los familiares. En videos con algun tipo de reunión familiar, como pueden ser las navideñas, no sacamos los rostros de nuestros padres, hermanos o tíos para respetar esa parcela de su intimidad".

Verdeliss cree que lo que están viviendo ahora que tiene fecha de caducidad. Un posible límite sería que uno de sus hijos no quiera seguir saliendo en los videos cuando crezcan: "Si uno de ellos me dice que no quiere salir más, se acabó. Se acabó para todos".

 

Fuente: El País

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas