La lactancia materna disminuye el riesgo de bronquiolitis y neumonía

por la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria



Especialistas de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria hablan de sus numerosos efectos positivos sobre la respiración

La lactancia materna brinda una enorme, y aún no totalmente comprendida, cantidad de factores que promueven el crecimiento y la maduración de los mecanismos de defensa del organismo, lo que redunda en un mejor desarrollo de las estructuras y funciones relacionadas con la respiración.

Llevando un orden cronológico a partir del nacimiento el primer efecto es la disminución del riesgo de muerte súbita infantil. La muerte súbita infantil es la principal causa de muerte infantil en las comunidades en que están controladas las patologías infecciosas y la promoción de la lactancia materna ha sido un factor fundamental en las campañas que han permitido reducirla.

En neonatos y lactantes, la lactancia materna disminuye el riesgo de desarrollo de bronquiolitis (infecciones virales) y neumonía (infecciones bacterianas), y disminuye también la severidad de estos cuadros en los niños que los presentan habiendo sido amamantados durante los primeros seis meses de vida.

Este efecto se manifiesta también en los prematuros, que son proclives a cuadros de mayor severidad. Considerando la inexistencia de vacunas para la mayoría de estas enfermedades la promoción de la lactancia materna, sumada al control del tabaquismo, aparecen como los principales elementos de prevención de las infecciones respiratorias en el primer año de vida.

En etapas más tardías del desarrollo, la lactancia se asocia con un mayor crecimiento de los pulmones y las vías respiratorias, y esto se mantiene aún en niños que presentan rasgos hereditarios para enfermedades respiratorias como el asma. Incluso en niños con una patología respiratoria crónica severa como la fibrosis quística la lactancia materna disminuye el número de infecciones en su evolución.

En relación a las enfermedades alérgicas se ha mostrado un efecto preventivo en el desarrollo de eczema, conjuntivitis, y rinitis, aunque todavía no está del todo definido este efecto a nivel bronquial. En suma, la lactancia materna, además de los beneficios relacionados con la promoción del vínculo madre-hijo y la interacción entre ambos es la más efectiva, natural, sencilla, y económica forma de prevención y disminución de la severidad de las enfermedades respiratorias más frecuentes en la niñez.

 

Fuente: AAMR

La Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) es una organización no gubernamental científica dedicada al estudio de la neumonologia pero con llegada a la comunidad. Está compuesta por diferentes secciones que trabajan sobre el aparato respiratorio: enfermedades obstructivas, infecciosas, pediátricas y oncológicas junto con cirugía entre otras. Nace en octubre de 1997 en la ciudad de Santa Fe y en la actualidad posee una sede física ubicada en el barrio de Belgrano de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La AAMR es una organización que atraviesa todo el país formada por especialistas neumonólogos que la integran. Cuenta con aproximadamente 1500 socios.

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas