Lograron modificar genéticamente embriones humanos

por el Equipo de Babysitio



El experimento fue un desastre y se obtuvieron mutaciones no deseadas.

(CC) Ho-Wen Chen / Flickr

(CC) Ho-Wen Chen / Flickr

Ha sucedido algo que podría significar un avance radical en la ciencia y un punto de discusión serio para el futuro de la humanidad: genetistas chinos han logrado modificar el ADN de un embrión humano por primera vez en la historia, y el tema ya está más que instalado para el debate en toda la comunidad científica. Nunca se había llegado tan lejos. El avance científico tenía varias semanas como un rumor sin confirmar y ahora, al hacerse oficial, representa uno de los momentos más crítcos para la historia de la biotecnología, representando además, de manera paradójica uno de los momentos más arriesgados en materia de ética y responsabilidad paera nuestra humanidad.

La investigación, publicada en la última edición de Protein & Cell, fue la que generó una fuerte controversia, a razón de las modificaciones en la naturaleza con la terapia de línea germinal, una técnica de edición del genoma que afecta directamente a los óvulos y espermatozoides, lo que significa que los pacientes con células modificadas podrían transmitirlas de manera natural a sus descendientes de futuras generaciones, a través de su nuevo código genético. 

En Nature han confirmado que la investigación fue ejecutada por un grupo de científicos chinos dirigidos por Junjie Huang, investigador de la Universidad Sun Yat-sen en Guangzhou, quién aclaró que en realidad no utilizaron fetos humanos "viables", sino que usaron como material de experimento a una serie de embriones obtenidos de varias clínicas fertibilidad, quienes determinaron previamente que dichas muestras eran virtuales desechos, ya que no podrían dar origen a un nacimiento en caso de ser implantados. 

Tal como reporta io9, esta publicación desde su etapa de rumor había disparado una fuerte serie de debates y ahora llega a un nuevo extremo una vez que se ha confirmado que los científicos chinos ejecutaron el experimento en su totalidad, aún y cuando estas modificaciones heredables podrían producir consecuencias imprevistas en los descendientes. El estudio de Huang y compañía afirma que lograron modificar genéticamente los embriones, pero que aún así existen actualmente demasiados obstáculos para aplicar esta técnica en el terreno de la medicina a corto plazo.

Visto a detalle el experimento logró su meta general, pero los resultados fueron desastrosos, de 86 embriones modificados, sólo 28 lograron modificarse y en la mayoría de los casos se obtuvieron mutaciones no controladas, lo que provocó que la investigación se detuviera. Sin embargo ya se cruzó la línea, y será interesante ver el camino que toma la comunidad científica a raíz de este incidente.

 

Fuente: Nature & FayerWayer

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas