Los piojos también volvieron al cole

por Entremujeres



Típico de cada año: arrancan las clases y se instala en los chicos la pediculosis. Para prevenir y tratar el problema, la Sociedad Argentina de Dermatología difundió varios consejos. Porque el control es una tarea de todos.  

No le pasa solo a tu hijo. Los piojos son una verdadera epidemia mundial, y es muy contagiosa. El problema crece en esta época del año: el ciclo escolar es uno de los momentos más críticos y hay que aumentar las medidas de control. 

Estos parásitos pueden vivir en la cabeza de las personas porque no pueden alimentarse de sangre de ninguna otra especie. Afectan principalmente a chicos de 4 a 12 años, con más predisposición en las niñas. Prefieren los pelos largos porque buscan siempre un ambiente húmedo y caluroso.

Los piojos no saltan ni vuelan. La propagación se produce a través del contacto con el cabello de una persona infectada. Pueden transmitirse como consecuencia del uso compartido de cepillos, peines, sombreros, toallas u otros elementos. Algunos lugares habituales de contagio son los areneros, las colchonetas y las piletas de natación. 

 

Algunos números

* De cada diez liendres, nueve son hembras. 

* Ponen unos 10 huevos por día, durante 3 ó 4 semanas.

* Si un chico tiene cinco hembras en su cabeza, en un mes tendrá 450 ejemplares entre huevos, piojos juveniles y adultos. De todos ellos, 405 serán hembras que continuarán su reproducción.

 

Qué hacer ante el contagio

Es fundamental actuar con rapidez y hacer el tratamiento adecuado, sin poner en riesgo la salud de los chicos. Antes de avanzar, se debe consultar al dermatólogo infantil.

 

Tips para prevenir los piojos 

* Hacer el tratamiento al menos una vez por semana.

* Pasar el peine fino.

* Usar el pelo corto o recogido.

* Lavarse la cabeza con la mayor frecuencia posible.

* Revisar todos los días el pelo y el cuero cabelludo, en especial detrás de las orejas y en la nuca.

* No usar peines, cepillos o sombreros de personas infectadas. Estos se deben colocar en agua caliente durante diez minutos o en freezer por 30 minutos (los fríos bajo cero son letales para piojos y liendres).

* Lavar la ropa personal y de cama con agua caliente o dejarla en una bolsa cerrada herméticamente durante dos días. Luego, conviene plancharla.

* El tratamiento debe extenderse a todos los convivientes y contactos, sean o no familiares.                       

* Usar gorras de baño en la pileta de natación. 

* Advertir o dar aviso en los lugares de concurrencia (clubes, escuelas, natatorios), para que todos los padres revisen a sus hijos y adopten normas de control y prevención.

* No usar pediculicidas en menores de dos años o mujeres embarazadas.

* No aplicar acondicionadores de pelo antes del pediculicida, ya que anula o reduce su efectividad.

 

 

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas