Maternidades seguras y centradas en la familia (MSCF)

por el Equipo de Babysitio



Organizada por el Ministerio de Salud de la Nación y UNICEF, se lleva a cabo la Cumbre Maternidad Segura Centrada en la Familia, una iniciativa que en Argentina cumple cinco años de implementación, en más de 100 hospitales del país.

En las Maternidades Seguras y Centradas en la Familia (MSCF) se plantean estrategias organizacionales que garantizan los derechos de las mujeres y los recién nacidos y se logra, además, reducir las muertes infantiles y maternas, según destacaron autoridades del Ministerio de Salud de la Nación y de UNICEF Argentina, durante la apertura de un encuentro internacional de especialistas que comenzó ayer y continuará hasta el viernes.

El objetivo central de la Cumbre Maternidad Segura Centrada en la Familia es analizar los principales resultados de esta iniciativa que en Argentina cumple cinco años de implementación, en más de 100 hospitales del país. Las jornadas –organizadas por el Ministerio de Salud de la Nación y UNICEF, con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud– se realizan en el Centro de Convenciones Palais Rouge, en Salguero 1441. 

Las MSCF son aquellas que promueven fuertemente la participación activa de la mujer y la familia a lo largo de todo el proceso de atención del embarazo, parto y seguimiento del bebé. Desde el año 2010, UNICEF, el Ministerio de Salud de la Nación y los ministerios provinciales impulsan esta iniciativa que actualmente es una política del Estado nacional, a la que adhieren 102 hospitales públicos de 10 provincias argentinas. Desde su inicio, en 9 de estas 10 provincias se ha observado un descenso de las muertes infantiles y en 6, también de las muertes maternas. 

Durante la apertura del encuentro Sabrina Balaña, subsecretaria de Medicina Comunitaria, Maternidad e Infancia, expresó que “el camino recorrido hasta ahora fue una construcción colectiva entre el Ministerio de Salud, los ministerios de salud de las jurisdicciones, los equipos de salud, los efectores públicos, UNICEF, la Organización Panamericana de la Salud y otras organizaciones sociales. Y del mismo modo tiene que seguir adelante, para profundizar los logros y no retroceder”.

Además, la funcionaria remarcó que “existe la decisión política de mejorar todo el proceso de atención y cuidado de la mujer y el niño. También, y en un contexto más amplio, está el objetivo de alcanzar la ‘soberanía sanitaria’, no sólo a nivel país sino a nivel regional, en el marco de la cooperación Sur-Sur. Tenemos para eso herramientas como las reuniones del Consejo Federal de Salud y un abanico de leyes y políticas públicas que reconocen el derecho de las personas a la salud, y en este caso en especial a las mujeres y los niños. No olvidemos que la meta es, también, reducir las brechas de inequidad”.

Transformar una maternidad para que sea segura y centrada en la familia es una decisión que asumen desde el Ministro hasta el equipo de salud, para que el hospital se comprometa a abrir sus puertas a la comunidad y a brindar una atención personalizada, inclusiva y respetuosa.

Entre 2010 y 2014, los Ministerios de Salud nacional y de las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Corrientes, Córdoba, Mendoza, Jujuy, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Santa Fe asumieron ese compromiso e impulsaron la iniciativa MSCF. “Sin una voluntad política que marque rectoría es difícil implementar intervenciones complejas en un sistema fragmentado como el de Argentina” señalóFlorence Bauer, Representante de UNICEF Argentina. Todas estas instituciones comenzaron el proceso de transformación y están haciendo las modificaciones necesarias para garantizar una atención segura y personalizada. “UNICEF evaluará la iniciativa MSCF y contribuirá a que el modelo de atención se transfiera a países de la región”, agregó.

Las MSCF contribuyen, junto a otras políticas nacionales, a la mejora de los resultados materno-perinatales y a brindar una atención adecuada y de calidad en los servicios de salud.

Una maternidad es segura y centrada en la familia cuando garantiza los controles prenatales y el derecho de las mujeres a tener un parto respetado, lo que implica, entre otras cosas, elegir la posición en la que quieren tener el bebé, estar acompañadas por la persona que ellas elijan y evitar intervenciones innecesarias. Las MSCF, además, fomentan la internación conjunta y facilitan el contacto del bebé con la familia  desde el momento del nacimiento. 

Esta estrategia propone que las maternidades tengan una Residencia para Madres, para albergar a las mujeres que viven lejos y no tienen donde quedarse durante la internación de su hijo recién nacido; estimular la lactancia materna; hacer un seguimiento ambulatorio de la madre y el niño; y garantizar que las familias estén informadas y participen de todas las decisiones que se tengan que tomar durante el proceso de atención.

En Argentina, las MSCF benefician a 223.000 recién nacidos y sus madres cada año. Durante estos cinco años, más de 7.000 profesionales de los equipos de salud dedicados a la atención materna y perinatal fueron capacitados, se acondicionaron 14 Residencias para Madres y se construyeron otras 6 en maternidades que carecían de este espacio.

Los 10 pasos para la transformación de las maternidades propuestos por la iniciativa MSCF

1. Reconocer el concepto de Maternidad Segura y Centrada en la Familia como una política de la institución. 

2. Recibir y brindar cooperación de y para instituciones, para la transformación en MSCF.

3. Brindar apoyo a la embarazada y a su familia durante el Control Prenatal (CPN).

4. Respetar las decisiones de las embarazadas y de su familia en el trabajo de parto y en el parto.

5. Priorizar la internación conjunta madre-hijo o hija sanos, con la participación de la familia.

6. Facilitar la inclusión de la madre, del padre y del resto de la familia en la internación neonatal.

7. Organizar el seguimiento del recién nacido sano y, especialmente, del de riesgo luego del alta, en consultorios externos especializados que prioricen la inclusión familiar.

8. Contar con una Residencia para Madres (RM) que permita su permanencia junto con los recién nacidos internados.

9. Promover el servicio de voluntarios y voluntarias de la comunidad.

10. Fortalecer la implementación de la iniciativa Hospital Amigo de la Madre y el Niño (HAMN).

 

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas