Es normal que el bebé se despierte durante la noche y no representa ningún problema de sueño

por el Equipo de Babysitio



Una asesora en lactancia cuenta que se presiona mucho a las madres para que sus bebés duerman toda la noche y explica que esto no implica ningún problema si no lo hacen.

Las largas noches sin dormir no se pueden evitar cuando te conviertes en madre. Tener un recién nacido en casa y lamentarte por la falta de sueño es moneda corriente en el mundo de la maternidad.

Sin embargo, muchas mamás se preguntan si los patrones de sueño del bebé pueden estar alterados debido a demasiada información comunicada por médicos, enfermeros, amigos, libros e Internet. Por esta razón, las madres se sienten presionadas para que sus bebés duerman lo que dicen que se DEBE dormir.

Meg Nagle, una asesora en lactancia, bloggera y madre de tres hijos, sostiene que que hay demasiada presión sobre las madres que las incita a hacer dormir a su bebé durante toda la noche.

"Muchos esperan que los bebés o los niños pequeños duerman, pero la realidad de una mujer que está amamantando es que es totalmente normal que su bebé se despierte para que se le de el pecho. De hecho, es una norma biológica", comentó Meg. "No es un problema de sueño. Se despiertan por una razón".

"Desafortunadamente, lo que muchas mujeres creen es que su bebé debe dormir, que los bebés necesitan aprender a dormir más, a quedarse dormidos sin amamantarlos y que el llanto o la "protesta" durante el  proceso de aprendizaje de sueño es lo que el bebé no debe hacer" sostiene Meg.

Hace poco hubo una gran controversia cuando una mamá de Florida, Karen Kirsner, creó un procedimiento para hacer dormir al bebé: una combinación de métodos bien conocidos, para que los recién nacidos duerman ocho horas seguidas. En su libro, Baby Fast to Sleep Formula (La fórmula para dormir rápido al bebé), describe cómo logró que su hijo Sammy durmiera desde las siete semanas de edad durante toda la noche y que su hijo menor Sonny lo hiciera en tan sólo seis semanas.

Pero las teorías de Meg son bastante diferentes. "Yo tengo la filosofía de acompañar al bebé y seguir nuestros propios instintos en vez de compartir o discutir lo que la investigación basada en evidencias muestra en relación a los patrones normales del sueño del bebé", afirmó Meg. "Tu bebé no tiene 'problemas de sueño' si no se siente cómodo o no se duerme solito en la cuna. La leche materna es producida para ayudarles a quedarse dormidos durante la lactancia. Así están diseñados nuestros cuerpos. La única forma que tiene un bebé para comunicarse con nosotros es a través del llanto".

Heidi Holvoet, una asesora en sueño infantil, ofrece su ayuda a través de Baby Sleep Advice, y dice que la alimentación nocturna es absolutamente necesaria e inevitable en bebés pequeños. "Un bebé recién nacido no debe estar sin alimentarse por más de 3 a 4 horas. Desde los 4 ó 6 meses y hasta los 12 meses de edad, la alimentación nocturna ya no será estrictamente necesaria", comentó. "Dependiendo de cada bebé, continuará despertándose para alimentarse por hábito, o simplemente porque necesita algo de mimos".

Meg le asegura a las madres que despertarse por la noche para amamantar es "algo que millones de mujeres hacemos en todo el mundo todas las noches".

"Confía en tus instintos y sigue el ritmo de tu bebé. Ninguna madre mira hacia atrás y se siente culpable por amamantar a su bebé con demasiada frecuencia", agregó Meg en relación a la difundida creencia de que cuando se hace esto se lo puede malcriar.

De modo que ya sabes, si tu bebé se despierta durante la noche y si no existen otros factores que alteren su sueño, seguramente está necesitando que lo alimentes. Así de simple.

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas