¿Por qué los bebés tienen tan rico olor?

por el Equipo de Babysitio



Existe un aroma a bebé que a todos nos encanta. La ciencia ahora explica a que se debe.

Una de las cosas que todo el mundo hace cuando alza a un bebé es olerle profundamente la cabeza o el cuello. Se cree que ese rico aroma proviene de los perfumes, los talcos o el suavizante para la ropa que utilizan las mamás para los pequeñines. Sin embargo, esto no es así. El "olor a bebé" existe según lo demostró un estudio reciente publicado en Frontiers of Psychology.

Los investigadores estudiaron a 30 mujeres, monitoreando su actividad cerebral mientras eran expuestas al olor de recién nacidos. Se les hacía oler un pijama que los bebés habían utilizado durante la noche sin ningún tipo de perfume en su piel, ni suavizante en la tela. Además de no saber qué era lo que iban a oler, las mujeres tampoco podían ver qué se les acercaba. Sólo podían olfatear la prenda sin tocarla.

El 50% de las mujeres habían sido mamás recientemente, mientras que la demás no tenían hijos. Lo que se descubrió fue sorprendente, ya que todas las mujeres que olfatearon el pijama liberaron dopamina, un neurotransmisor que está presente en diferentes áreas del cerebro y que es sumamente importante para la función motora del organismo.

Además, la liberación de dopamina se daba en los circuitos de recompensa cerebral, lo que comúnmente se llama "vías de placer" que son las que se ven estimuladas por la comida, el sexo, las drogas y otros estímulos que producen la respuesta de recompensa.

"Estos datos provisionales sugieren que ciertos olores corporales podrían actuar como catalizadores de mecanismos de unión", escribieron los investigadores en la revista. Además, agregaron que el olor a bebé puede servir de "medio para el intercambio mutuo de indicaciones y señales que pueden influir en la relación entre la madre y el niño de una manera previamente demostrada por estímulos visuales".

Si bien este estudio fue realizado solamente en mujeres, la reconocida revista The New York Times ha informado recientemente que uno de los investigadores, el doctor Johan Lundstrom del Centro Químico Monell, comentó que un proceso de iguales características puede sucederle también a los hombres.

¿Pero de dónde proviene el olor a bebé?

Son varios los factores que intervienen a formar este aroma. En principio, el líquido amniótico y el unto cebáceo a los que estuvo expuesto el bebé durante el embarazo impregnan su piel con este olor particular. El aroma persiste durante las seis semanas posteriores al nacimiento.

Por otro lado, como los bebés transpiran muy poco, ya que sus glándulas sudoríparas no están desarrolladas completamente, no tienen el olor a transpiración que con el tiempo será más fuerte e irá tapando este rico aroma.

Así que las que tengan un bebé aprovechen a olerlo todo lo que puedan, ya que en pocos meses este olor desaparecerá a medida que vaya creciendo.

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas