Prematuros: las madres argentinas necesitan mayor información

por laboratorios Abbott



Una encuesta sobre prematuros indicó que las madres argentinas necesitan mayor información y apoyo en el seguimiento del estado de salud del bebé en el hogar

La encuesta, realizada en 19 países, reveló además que entre las preocupaciones más importantes de las madres locales se destacan las complicaciones a largo plazo, el apoyo emocional y el seguimiento del estado de salud del bebé una vez en el hogar.

Buenos Aires, 17 de noviembre -

Los resultados de una nueva encuesta mundial presentada en el Día Mundial del Prematuro, revelaron datos interesantes para pensar en la realidad de las madres de prematuros en el país y la importancia de informarse sobre esta condición y las dificultades que trae aparejadas.

La encuesta reveló que, las madres argentinas parecen estar bien informadas acerca de los riesgos de complicaciones en bebés prematuros. Sin embargo la mayoría de las madres embarazadas, incluidas las madres de bebés prematuros, no sabe que un nacimiento anterior a las 37 semanas de gestación se define como prematuro. Este dato lo desconocen el 87% de las madres de bebés nacidos a término, el 80% de las madres de prematuros y el 93% de las mujeres embarazadas al momento de ser encuestadas. Para las madres argentinas, las complicaciones a largo plazo de la salud son la principal preocupación de las madres de los recién nacidos prematuros (37%), y más de la mitad no tienen preocupaciones específicas en absoluto (53%).

Un ejemplo de la importancia de estar informados son las infecciones respiratorias, que tienen una incidencia mayor en los niños prematuros que en aquellos nacidos a término. Siete de cada diez madres de bebés prematuros respondieron haber recibido información sobre el riesgo de las infecciones respiratorias de sus médicos y/o enfermeros, pero menos de la mitad eran conscientes del alto riesgo que representa la temporada de invierno.

"Los profesionales de la salud tienen un papel fundamental a desempeñar en la educación acerca de las formas de prevención de las infecciones respiratorias en los bebés. La prevención es una herramienta fundamental en la vida de los bebés y sus familias. La educación les otorga seguridad y autonomía a los padres del recién nacido. Los factores de prevención más importantes que les recordamos a los padres en los talleres de educación previos al alta son: la importancia de lavarse las manos frecuentemente, mantener a su bebé en un ambiente libre de humo y evitar visitas de personas que puedan tener una infección respiratoria“, subrayó Fernanda Rettes, Directora de la Red de Enfermería por la Prevención.

Otro dato interesante obtenido de la encuesta es que el 80% de las madres de niños prematuros tienen una gran necesidad insatisfecha de apoyo emocional después de su alta del hospital. Un 57% de madres señala que le gustaría recibir más materiales para llevarse a su casa, y un 34% está más preocupada por el seguimiento de la atención de su bebé prematuro una vez que se retiran del hospital. “Es fundamental realizar un seguimiento de los bebés prematuros hasta los 6 o 7 años. Este seguimiento debe ser implementado por las madres de los bebés con el apoyo de los médicos y del personal de enfermería quienes son los responsables de capacitar a los padres y hacer los controles necesarios”, señaló el Dr. Néstor E. Vain, vicepresidente de Fundasamin. Este seguimiento no reemplaza la asistencia pediátrica del bebé, sino que busca complementarla, prestando atención a aspectos específicos que puedan presentar necesidades especiales. Ejemplo de ello son ciertos trastornos auditivos, visuales o motrices que, con un enfoque terapéutico precoz, pueden redundar en una disminución de secuelas a largo plazo. También, acerca de las infecciones respiratorias, el Dr. Vain hizo referencia a los estudios realizados en Buenos Aires, coordinados por neonatólogos y pediatras del Hospital Garrahan, donde se insistió en la importancia de profundizar la prevención en sectores de la población con mayores problemas sociales. Ese grupo demostró que, a diferencia de los países desarrollados, en nuestro país los factores sociales como cohabitación con muchos niños y otras condiciones higiénicas, entre otros, aumentan más el riesgo de un prematuro para contraer una infección por Virus Sincicial Respiratorio que los factores biológicos, como su peso al nacer.

En cuanto a lo emocional, las madres de los bebés prematuros son menos propensas a indicar sentimientos de alegría y adoración después del nacimiento de su bebé. En la Argentina el 87% de las madres de bebés a término expresan alegría y el 67% adoración, mientras que en las madres de bebés prematuros manifiestan estos sentimientos en el 73% y el 50% respectivamente. Las madres de prematuros son un poco más temerosas del futuro de sus bebés, sobre todo porque temen por su supervivencia, este temor representa un 37% frente al 3% de las madres de bebes a termino. A su vez, se sienten impotentes para ayudar a su bebé mientras está en el hospital y tienen menos confianza en cómo cuidarán al bebé una vez que vuelvan a casa.

Un dato notable es que, si bien las madres de prematuros son más propensas a experimentar emociones de estrés, ansiedad e impotencia, las madres de bebés a término reportan, paradójicamente, un sentimiento de agotamiento significativamente mayor al de las madres de prematuros (ansiedad 50% frente a 33%, tensión 37% frente a 27 %; impotencia 30% frente a 7%; agotamiento 63% vs 43%).

Otro dato a destacar es que, en la Argentina, el 70% de las madres de bebés prematuros reportan haber tenido que dejar sus trabajos para poder hacer frente al estrés físico y emocional de tener un bebé prematuro, lo que representa más del doble de las madres de recién nacidos a término (36%) y un 21% más que la media internacional.

La encuesta global de prematuridad fue patrocinada por Abbott y MedImmune. Se llevó a cabo en 19 países por la empresa de investigación de mercado P / S / L Research. Se reunieron las respuestas de 1.949 encuestados, incluyendo a los padres de bebés prematuros (n = 568), madres de bebés nacidos a término (n = 600) y mujeres embarazadas (n = 592). Un pequeño número de padres con bebés prematuros (n = 189) también se incluyeron en la encuesta. El objetivo principal fue evaluar el impacto emocional y la conciencia de complicaciones en el parto pretérmino.

Acerca del Día Mundial del Prematuro

El Día Mundial de la Prematuridad se lleva a cabo el 17 de noviembre de 2012. Se trata de una jornada anual establecida por March of Dimes, la Fundación Europea para el Cuidado de los recién nacidos (EFCNI), LittleBigSouls Fundación Internacional y la Fundación Nacional de Preemie en reconocimiento de la prematuridad como problema de salud. Este día ofrece a las familias, los profesionales de la salud, investigadores y cualquier persona afectada por el parto prematuro en todo el mundo la oportunidad de unirse para crear conciencia sobre el grave problema de la prematuridad. El objetivo principal es llamar la atención sobre este problema de salud cada vez más público.

Acerca de Abbott

Abbott (NYSE: ABT) es una compañía global y diversificada de cuidado de la salud dedicada al descubrimiento, desarrollo, fabricación y comercialización de productos farmacéuticos y médicos, incluyendo productos nutricionales, dispositivos y diagnósticos. La compañía emplea aproximadamente a 91.000 personas y comercializa sus productos en más de 130 países. Los comunicados de Abbott y otra información están disponibles en el sitio Web de la compañía en www.abbott.com.

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas