Tiene 11 años, la obligan a casarse, y dice que prefiere la muerte

por entremujeres



Una niña yemení logró conmocionar al mundo entero. Se escapó de su casa y, a través de la Web, suplicó a su familia que no la casara a cambio de dinero. Un video imperdible.

“Adelante. Cásenme y me mato”, desafía Nada Al-Ahdal, una niña de 11 años que vive en Yemen, un país situado al sur de la península de Arabia. Las palabras surgen de un video desgarrador que circuló las últimas semanas por YouTube. Durante dos minutos y medio de altísima tensión, la nena acusa a sus familiares de intentar casarla a cambio de dinero.

"¿Te haría feliz casarte conmigo?", pregunta en el video que fue originalmente publicado por la cadena árabe MEMRI TV y que rápidamente ganó popularidad: fue visto por millones de personas de todo el mundo. “La muerte sería una mejor opción para mí”, arroja la pequeña con la mirada fija hacia la cámara.

"Yo he conseguido resolver mi problema”, dice la nena que, al momento de grabar el mensaje, se había escapado de su casa ayudada por su tío. “Pero muchos niños inocentes no pueden resolver los suyos y pueden morir, suicidarse o hacer lo primero que les venga a la mente. Sólo son niños, ¿qué saben ellos? No han tenido tiempo para estudiar ni para nada”, continúa.

"¿Qué pasa con la inocencia de la infancia? ¿Qué han hecho tan mal las niñas para que se casen con ellas de esta manera?", interroga. “Es criminal, sencillamente criminal. Mi tía tenía 14 años (cuando se casó) y duró uno con su marido, después se cubrió de gasolina y se prendió fuego. La maltrataba con cadenas, se emborrachaba... ¿De verdad les haría felices casarme?”, pregunta la niña a sus padres.

Más de la mitad de las niñas yemeníes se casan antes de cumplir los 18 años, muchas veces con hombres mayores que ellas que tienen otras mujeres, según un estudio de la Universidad de Sanaa citado por ABC.es. En el 2008, el Parlamento yemení intentó decretar a los 17 años como la edad mínima para contraer matrimonio, pero varios diputados se negaron porque dijeron que violaba la ley islámica.

Otra vez en casa

Tras el episodio, el ministerio del Interior de Yemen junto con la organización Seyaj sacaron a Nada de la casa de su tío y la llevaron a un refugio para mujeres, según lo publicado por la CNN. Mientras se resolvía su caso, la niña fue puesta bajo custodia legal de Ramzia Al-Eryani, una activista a favor de los derechos humanos del país.

Días después Nada se reencontró con sus padres, con Al-Eryani como mediadora. Al final de la reunión, se llegó a un acuerdo. Toda la familia, incluido el tío, se mudará a Sanaa, donde la nena suplicó instalarse para poder estudiar y tener una vida mejor.

Como es habitual en estos casos, surgieron muchas dudas y preguntas. ¿El relato de la niña es real? Sus familiares dijeron muchas veces que no tienen intención de casarla. Por su parte Seyaj, una organización que pide por los derechos de los niños en Yemen, cree que algunas partes de la historia fueron inventadas. De una forma u otra, la pequeña logró abrir corazones e instalar el debate.

Fuentes: CNN / ABC.es

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas