Una mamá comparte el video de su bebé con tos convulsa para concientizar sobre la vacunación

por el Equipo de Babysitio



Las tos convulsa es una enfermedad sumamente grave si es contraída antes de los dos meses de edad. Sin embargo, puede prevenirse permitiendo el contacto de personas vacunadas con los recién nacidos.

Lamentablemente los bebés están expuestos desde muy pequeños a varias enfermedades, y muchas veces su vacunación no puede realizarse hasta que el niño sea más grande.

Este es el caso de la tos convulsa o coqueluche, una enfermedad altamente infecciosa provocada por la bacteria Bordatella pertussis. Puede pasar desapercibida ya que presenta síntomas muy similares a los de la gripe pero que compromete de forma muy severa el sistema respiratorio y por esta razón es una enfermedad sumamente peligrosa.

Según las últimas estadísticas, la mitad de los bebés menores de 1 mes que contraen la enfermedad tienen que ser internados, de los cuales 1 de cada 100 casos es mortal.

Lamentablemente, los bebés muy pequeños están expuestos a contraerla debido a que su inmunización está indicada a partir de los 2 meses de edad.

Por esta razón nada mejor que asegurarle al pequeño un entorno sano y seguro, procurando que esté en contacto sólo con aquellas personas que recibieron la vacuna.

Sin embargo, esto no le sucedió a esta madre, cuyo bebé contrajo la enfermedad cuando tenía sólo 1 mes de edad, de alguien que no había sido vacunado.

"Este video puede resultar muy fuerte para algunas personas", escribió Sandra Lee. "Sin embargo, comparto esto sólo para mostrar lo terrible y peligroso que es la tos convulsa para los bebés demasiado pequeños como para ser vacunados".

En el video puede verse a la pequeña Heidi, de tan sólo 5 semanas de edad, en el momento que tiene problemas para respirar y comienza a asfixiarse.

"La tos convulsa, no es una tos fuerte. Es más, el síntoma más temido es cuando los bebés no tosen y se asfixian en silencio, tornándose azulados/violáceos debido a la falta de oxígeno" escribió Lee en su muro de Facebook donde compartió el video.

En al mayoría de los casos los bebés contaren la infección de otros niños o hermanos no vacunados, padres o cuidadores que tienen la enfermedad pero que no presentan síntomas. Como los síntomas iniciales son parecidos a los de un resfriado común o una gripe, la infección no se detecta hasta que aparecen síntomas más severos que incluyen:

  • Ataques de tos seguidos por sibilancias agudas
  • Vómitos durante o luego de los episodios de tos
  • Agotamiento luego de la tos

 

"Por favor, no ignoren estos signos de advertencia, nuestra pequeña solo tuvo una tos muy suave al principio. Por favor, comparte esto para educar a más personas sobre la importancia de las vacunas", comentó Lee.

A continuación te mostramos el video.


Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas