Una mamá dio a luz un bebé prematuro y continúa embarazada de su hermano

por el Equipo de Babysitio



La pequeña Sadie nació de 24 semanas y su hermano aún continúa en el vientre de su mamá de 28 semanas de embarazo.

Existe una infinidad de historias muy sorprendentes sobre el nacimiento de prematuros y de mellizos o gemelos. Esta mamá de Nueva Gales del Sur, Australia, agrega una más al largo listado.

Todo comenzó cuando Danielle Paulo cursaba las 19 semanas de embarazo y se enteró que sus bebés tal vez no sobrevivirían debido a algunas complicaciones que aparecieron debido a su embarazo múltiple.

Sin embargo, el 26 de octubre pasado Danielle dio a luz prematuramente a uno de sus bebés, Sadie, a las 24 semanas de embarazo. La niña pesaba tan sólo 710 gramos y actualmente sigue creciendo en la sala de cuidados neonatales en el Royal Hospital for Women de Randwick.

Lo curioso es que su segundo bebé no quiso nacer y aún se encuentra dentro del útero de su mamá, que actualmente lleva 28 semanas de embarazo, y espera llegar a la fecha probable de parto dentro de 12 semanas.

"Está muy bien. Ayer tuvimos una ecografía  y pesa 1,1 kilos, que es bastante grande para las 28 semanas", comentó recientemente la mamá a un medio local, el Southern Courier.

El asombroso nacimiento de múltiples que sucede en diferentes etapas del embarazo es conocido retraso interno del parto. En el caso de Danielle, sus bebés tenían su propio saco amniótico y placenta. Gracias a esto, pudo atenderse el parto de su primera hija cuando el cuello del útero comenzó a dilatarse tempranamente a las 19 semanas de embarazo.

Por fortuna, y a pesar de las dilataciones y las contracciones que comenzaron prematuramente, Danielle pudo continuar con el embarazo de Sadie durante cinco semanas más.

De esta forma, pudo dar a luz a su hija a las 24 semanas de embarazo, luego de un parto muy rápido. Solamente fueron dos minutos lo que le llevó a Sadie despedirse de su hermano para que siga creciendo un tiempo más, en en el abrigo del vientre de su mamá para rencontrarse nuevamente dentro de tres meses.

Mientras tanto, su hermana mayor se encuentra en la unidad de cuidados intensivos neonatales y es cuidada por sus mamá y un equipo médico muy comprometido en su atención.

Recientemente, Danielle comentó que Sadie sigue creciendo y mejorando día tras día. Incluso ya ha intentado comenzar con la lactancia materna, aunque aún no es posible para la pequeña.

Danielle y su pareja Matthew esperan que su historia testimonie la gran tarea profesional que se realiza diariamente en la UCIN del hospital donde es atendida. Y no es para menos, ya que un caso así no debe ser muy sencillo de tratar.

¡Desde aquí felicitamos la fuerza de esta mamá y a todo su equipo médico por la magnífica labor!

Recibe información personalizada
en tu email, todas las semanas