Incompetencia ístmico-cervical

El cuello uterino puede presenta una alteración que impide la retención del embarazo hasta los nueve meses de la gestación. Te contamos de qué se trata y cuál es su tratamiento.

Incompetencia ístmico-cervical

¿Qué es la incompetencia ístmico-cervical?

La incompetencia ístmico-cervical es una anomalía en el cuello del útero que causa interrupciones de embarazos en el segundo trimestre. Esta afección se caracteriza porque el cuello uterino es insuficiente para contener al bebé hasta el final del embarazo. La historia habitual del proceso de esta alteración son los abortos repetidos, que casi siempre comienzan sin contracciones y con una rotura posterior de bolsa de aguas.
¿Por qué se produce?
La anomalía que se presente en el cuello uterino puede ser congénita o adquirida. La adquirida resulta de una lesión obstetricia del cuello uterino por la extracción rápida del bebé en un parto, de un traumatismo provocado por la extracción del bebé por fórceps, la dilatación quirúrgica del cuello uterino antes de un raspado uterino, o bien por partos traumáticos.

¿Cómo se diagnostica?

Esta enfermedad se puede diagnosticar fuera del embarazo mediante la constatación de un cuello uterino dilatado más de lo normal, mediante una bujía quirúrgica, o con ecografías transvaginales. También, durante el embarazo, puede diagnosticarse mediante ecografías transvaginales que comprueben el acortamiento o la dilatación del cuello uterino durante el segundo trimestre gestación.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de la incompetencia ístmico-cervical es siempre quirúrgico. Se realiza mediante una pequeña intervención que cierra el cuello uterino, evitando así la dilatación del cuello. Se realiza una sutura alrededor del cuello uterino que se llama cerclaje cervical, en forma similar a como pasa la cuerda alrededor de una bolsa de bijouterie, para evitar que se dilate antes de lo que corresponda y pueda retener al embarazo hasta la fecha que el bebé esté maduro. La operación se realiza entre las 10 y las 14 semanas de embarazo. Requiere un día de internación, y posteriormente se puede realizar vida normal hasta el final del embarazo. Al término del embarazo se corta la sutura para que se realice un parto normal.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

274 comentarios sobre “Incompetencia ístmico-cervical”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *