El humo y el bebé

El humo y el bebé

El humo y el bebé

Debido a la quema de pastizales en la provincia de Entre Ríos; Buenos Aires y sus alrededores se transformaron en lugares grises por la nube de humo. Este humo no sólo ha invadido los espacios abiertos, sino que también ha penetrado en las casas, de manera que se respira continuamente. En estos momentos el humo está cediendo por el efecto del viento y porque la lucha contra el fuego parece dar los primeros resultados, por lo que puede que tu ciudad ya no esté afectada en este momento. Sin embargo otras zonas aún continúan bajo este manto gris. Por esta razón respondemos a tus inquietudes en relación a este suceso.

¿Es perjudicial el humo para mi bebé?

Como lo que se ha quemado es producto orgánico (pasto) no contiene sustancias tóxicas, de manera que los niños sanos, no están expuestos a padecer problemas graves. Asimismo los niveles de monóxido de carbono emanados son bajos como para afectar su salud.

¿Cuáles pueden ser los síntomas de afectación?

Es posible que los bebés presenten irritación nasal, tos, lagrimeo o picazón en los ojos. Si tienes niños pequeños asmáticos o alérgicos, el inhalar este aire contaminado puede desencadenar cuadros que ya conoces como broncoespasmos, crisis de estornudos, rinitis o conjuntivitis alérgica, en cualquiera de estos casos debes actuar de acuerdo a lo indicado por el pediatra. En los casos de lagrimeo y picazón en los ojos, puedes humedecer un pañuelo limpio y pasárselo suavemente por alrededor de sus ojos y sus párpados.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

6 comentarios sobre “El humo y el bebé”

  1. hola tengo una duda con relacion al humo de los insecticidas para mosquitos que vienen en forma de espiral, pues he escuchado comentarios que son da

  2. hola soy daniela y quiero decirles a babysitio q es muy buena esta informacion para cuidar a mi hermana
    y esta informacion me sirvio mucho para el colegio haci q gracias x la informacion besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *