Un estudio revela que las mujeres se comportan como sus madres luego de los 30 años

Por mucho que las mujeres renieguen para no repetir conductas de sus madres irremediablemente terminarán por parecerse a ellas.

Un estudio revela que las mujeres se comportan como sus madres luego de los 30 años

Así lo afirma los resultados de una investigación realizada en el Reino Unido por un cirujano plástico, el Dr. Julian De Silva. El especialista reveló que el fenómeno comienza a suceder cuando las mujeres cumplen en promedio los 33 años de edad.

¿Cómo se realizó el estudio?

Para el estudio, el Dr. Silva, del Centre for Advanced Facial Cosmetic and Plastic Surgery de Londres, recopiló los testimonios de 2.000 personas a quienes se les preguntó la edad en que tuvieron a su primer hijo, dando como resultado promedio los 30 años. Luego de este dato, se les hizo preguntas sobre la formación de su familia, la crianza de sus hijos y la relación que tenían con sus padres.

Luego de largas encuestas, el doctor concluyó que la mayoría de las mujeres habían dejado de tener relaciones conflictivas con sus madres a una edad promedio de 33 años. Pero más allá de dejar de rebelarse, las mujeres entrevistadas también declararon que en muchos aspectos ahora también se parecían y actuaban como ellas.

¿Y los hombres se parecen a sus padres?

Sí. Esto no solo queda reducido a las mujeres: también los hombres, a medida que van madurando, comienzan a parecerse a sus padres.

El Dr. De Silva descubrió en el estudio que los hombres también se vuelven padres por primera vez a la edad promedio de 33 años en el Reino Unido. Y, al igual que sus contrapartes femeninas, ellos también adquieren las características paternas no mucho después del nacimiento de su primer hijo.

“Todos nos convertimos en nuestros padres en algún momento de nuestras vidas, esto es algo que hay que celebrar. Convertirse en padres es el principal desencadenante [de este fenómeno] y los factores del estilo de vida también son importantes”, comentó el Dr. De Silva.

¿Por qué comenzamos a parecernos a nuestros padres?

El doctor explica que esto sucede cuando una persona comienza a criar a sus hijos. Los comportamientos de crianza, en muchos aspectos son un reflejo fiel del de sus padres. Tampoco es algo tan raro, ya que nos enseñan a criar a nuestros hijos de una manera muy parecida a la del grupo social al que pertenecemos.

Pero además no solo los cambios se manifiestan a nivel psíquico. Físicamente también comenzamos a parecernos a nuestros padres. Luego de tener hijos, y a medida que pasan los años, nuestro peso cambia, aparecen arrugas, canas y otras señas particulares de la edad que nos asemejan físicamente también a ellos. La genética hace lo suyo y el parecido es mucho mayor.

El doctor confiesa que ahora tiene muchos pacientes que se hacen cirugía plástica por primera vez y que son cada vez más jóvenes. No solo se realizan la intervención estética para retrasar el envejecimiento, sino también para no parecerse a sus padres.

“Es una parte inevitable del envejecimiento, sin embargo es un proceso que mucha gente quiere posponer por el mayor tiempo posible” agregó Da Silva.

¿Y tú que opinas de estos resultados? ¿Te pareces ahora a tu mamá?

Deja un comentario