El bebé de 10 meses

El bebé de 10 meses

El desplazamiento

Ya puede gatear libremente con sus manos y rodillas. Al principio el gateo es algo irregular e inseguro pero luego comienza a resultarle más fácil y comienza a gatear firmemente con sus piernas y con la espalda paralela al piso.

Tal vez tu bebé haya comenzado a gatear antes de los 10 meses, pero es en este etapa que lo perfecciona totalmente.

La postura

A esta edad se sienta con las piernas totalmente extendidas y la espalda recta, manteniendo perfectamente el equilibrio, incluso si se lo empuja o se le levantan suavemente las piernas.

Si se toma al pequeño de sus brazos puede que intente caminar, pero todavía sus pasos son irregulares e inseguros. Tal vez ya se desplaza caminando con la ayuda de algún mueble y se queda parado solito. Mientras más se ejercite con esto más rápido comenzará a caminar.

Los movimientos

Como los dedos de tu bebé se hacen cada vez más ágiles ahora no sólo toma objetos pequeños con sus manos, sino que los retiene flexionando el pulgar y el índice a modo de pinza, pero sin apoyar la muñeca sobre ninguna superficie.

Los pequeños objetos le llaman mucho la atención y tal vez se los lleve a la boca para degustarlos, por eso vigila que sean comestibles y no tan pequeños como para atragantarse.

En este mes puede comer solito con la mano, galletitas, queso o cualquier alimento que el bebé pueda aplastar con las encías. Todavía no puedes darle trozos de carne, maníes, uvas, salchichas, vegetales crudos o cualquier alimento duro. También puede beber por su cuenta con un poquito de ayuda.

Mira también:  Estrabismo: ¿Qué hacer si al bebé se le desvía uno o los dos ojos?

El desarrollo intelectual

Descubre objetos a modo de herramientas que lo ayudan a conseguir lo que desea, como por ejemplo un piolín atado a un juguete del cual tira para acercarlo. Así que ¡cuidado con los manteles, ya que podría tirarlos para tomar ese jarrón que tanto le gusta!

La personalidad

A los 10 meses tu bebé comienza a desarrollar su personalidad. Puede ser muy demostrativo, sonriéndole a un desconocido o bien más reservado, poniéndose tímido e incómodo cuando alguien no familiar se le acerca y le esconde su cara.

También hace saber las cosas que no le gusta y comienza a protestar, ya que en esta etapa su memoria madura cada día más. Por esta razón también recuerda la ubicación de los juguetes que han sido guardados o escondidos.

Utiliza sus propias expresiones vocales o gestos para llamar tu atención, como también te saluda con su manito cuando sales de su habitación.

Las emociones

Puede llegar a sentir miedo y asustarse con aquellas cosas que le son desconocidas o que antes no le molestaban, como alguna bocina que proviene de la calle o una puerta que se cierra violentamente por el viento. En estos casos trata de calmarlo diciéndole que lo que sucede es algo normal, que no le pasó nada malo y explícale qué fue lo que lo asustó.

El lenguaje

Tu bebé comienza a entender el significado de algunas palabras y oraciones, por eso es importante que le hables mucho más. No conviene utilizar un lenguaje infantil sino uno adulto. Cuando tu bebé dice algo, por ejemplo “GUAU-GUAU” cuando ve un perro, contéstale por ejemplo “Sí, que lindo PERRO”, haciendo hincapié en su correcta pronunciación.

Mira también:  Consejos para calmar el llanto del bebé

Tener conversaciones con tu bebé es muy estimulante para su lenguaje, por eso debes interactuar con él y contéstale cuando balbucea o se expresa contigo, tienes que hacerle notar que entiendes todo lo que dice y verás como se sonríe y continúa “hablándote”. Si quieres puedes incentivarlo a conversar si le explicas qué es lo que haces, como por ejemplo cuando estás cocinándole o cuando le cambias los pañales… “Ahora saco de la heladera las verduras…” o “Te voy a cambiar los pañales…”, etc…

Dentro de poco tiempo comenzará a relacionar acciones entre sí, cuando le aplaudas o le dices adiós con tu mano, él te va a imitar.

Los límites

Entiende las prohibiciones. Ante la palabra ¡NO! detiene inmediatamente lo que estaba haciendo. Se recomienda en este mes repetir las prohibiciones ya que las olvidan con facilidad.

Y con respecto al significado de la palabra MA-MA, todavía le falta para que lo comprenda… ¡ya que aún la está utilizando cuando viene su padre!

333 comentarios sobre “El bebé de 10 meses”

Deja un comentario