Anorexia nerviosa y embarazo

La anorexia es una alteración grave de la conducta alimentaria que puede traer complicaciones durante el embarazo.

Anorexia nerviosa y embarazo

¿Qué es la anorexia nerviosa?

La anorexia nerviosa consiste en una alteración grave de la conducta alimentaria que se caracteriza por el rechazo a mantener el peso corporal dentro de los valores normales establecidos.

¿Cuáles son los síntomas?

Las principales síntomas de la anorexia nerviosa son:

  •  Rechazo a mantener un peso corporal mínimo adecuado.
  •  Miedo intenso a ganar peso o a convertirse en obeso.
  • Alteración significativa de la percepción del cuerpo o silueta corporal.
  • Ausencia de al menos tres ciclos menstruales seguidos (amenorrea).

¿Cómo se produce la disminución de peso?

Generalmente la pérdida del peso se consigue mediante una disminución de la ingesta total de alimentos. Los anoréxicos comienzan a excluir de su dieta todos los alimentos con alto contenido calórico, la mayoría cursa con una dieta muy restringida, limitada a unos pocos alimentos. Utilizan otras formas de perder peso como la utilización de purgantes, laxantes y vómitos provocados. También el ejercicio físico excesivo es uno de los elementos que recurren los pacientes.

¿Qué factores predisponen la anorexia?

La vulnerabilidad de la adolescencia, los problemas familiares y sociales pueden combinarse con un clima social determinado para originar la conducta alimentaria típica de los anoréxicos, la pérdida de peso conduce a la malnutrición y ésta a su vez conduce a los cambios físicos (disminución del peso) y emocionales (irritabilidad y cambio de carácter).

¿A qué edad puede aparecer la anorexia?

Los trastornos de la conducta alimentaria pueden ocurrir a cualquier edad y en determinadas situaciones (en particular de cambio). Las mujeres jóvenes constituyen el grupo más vulnerable, habitualmente se desarrolla en la adolescencia y juventud temprana, pero también puede ocurrir después de los 40 años provocando situaciones lamentables para la madre y el niño. Pueden precipitar la aparición de los síntomas el embarazo y la maternidad como también puede existir que una paciente anorexia se embarace dando lugar a diferentes complicaciones asociadas.

Mira también:  ¡Mantuvieron en secreto todo el embarazo para sorprender a su familia con el bebé!

¿Qué sucede durante el embarazo?

El miedo a engordar asociado al embarazo o la mayor predisposición para el vómito se constituirán en elementos negativos durante todo el embarazo y puerperio. Existe en algunas pacientes la remisión o disminución del trastorno alimentario durante el embarazo y la reanudación del mismo luego del parto.

En una embarazada anoréxica se puede observar:

  • Inadecuada ganancia de peso durante todo el embarazo.
  • Bajo peso al nacer del niño y muerte prenatal.
  • No hacerse cargo del bebé una vez producido el parto.
  • Preocupación extrema relacionada al peso del hijo.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento a seguir consiste en las siguientes pautas:

  • Atención de un equipo interdisciplinario que puede acompañar y preparar a la mujer no sólo durante el embarazo, sino en el puerperio y en la relación madre-hijo.
  • Mayor control obstétrico y psicológico.
  • Seguimiento nutricional adecuado.
  • Suplementación de vitaminas y minerales previo al embarazo y durante el mismo.
  • Aconsejar a las pacientes a resolver el trastorno alimentario antes de embarazarse y trabajar durante todo el embarazo y puerperio para evitar recaídas.

83 comentarios sobre “Anorexia nerviosa y embarazo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *