Especialistas advierten que se puede reducir el riesgo de muerte fetal con este simple consejo

La nueva investigación indica que el riesgo de muerte intrauterina se reduce a menos de la mitad con esta práctica.

Especialistas advierten que se puede reducir el riesgo de muerte fetal con este simple consejo

La muerte fetal, conocida también como muerte intrauterina o mortinato, se produce cuando el bebé muere luego de las 20 semanas de embarazo. Si sucede antes se la considera aborto espontáneo.

Alrededor de 2,6 millones de bebés en gestación mueren anualmente en el mundo, y el 50% de estos casos sucede luego de la primera mitad del embarazo.

Si duermes de espalda el riesgo de muerte intrauterina aumenta a más del doble

El estudio, publicado recientemente en el British Journal of Obstetrics and Gynecologists, se realizó sobre un total de 1.042 mujeres de las cuales 291 habían sufrido muerte fetal luego de las 28 semanas de embarazo y 733 cursaban el embarazo durante la entrevista.

Los datos fueron recolectados a través de un cuestionario sobre las prácticas de sueño de las mujeres antes del embarazo, durante las cuatro semanas antes quedar embarazadas y en la noche anterior del día en que se produjo la muerte intrauterina.

Los resultados demostraron que las futuras mamás que duermen boca arriba durante el tercer trimestre de la gestación tienen más del doble de probabilidades de padecer muerte fetal intrauterina que aquellas que duermen de costado.

Investigaciones previas sugieren que cuando una mujer se acuesta, el peso combinado del bebé y el útero ejerciendo presión sobre los vasos sanguíneos, restringe la circulación de la sangre y el oxígeno que llega al bebé, poniéndolo en riesgo.

¿Pero qué sucede si te recuestas de costado y despiertas de espaldas?

Muchas mamás pueden recostarse de costado antes de dormirse y despertarse a la mañana de espalda.  ¿Qué pasa entonces en estos casos?

Mira también:  Ecografía 5D (HD)

Según el investigador principal del estudio, el profesor Alexander Heazell, es la posición en la que te ubicas para comenzar a dormir lo que más importa.

El especialista no quiere que las mujeres piensen que se se despiertan boca arriba pueden haberle hecho daño a su bebé.

“La pregunta que hicimos fue específicamente en qué posición se fue a dormir la gente y eso es lo importante ya que se pasa más tiempo en esa posición que en cualquier otra” comentó el Dr. Heazell.

“Además, no se puede hacer nada al respecto con la posición en la que te despiertas, pero sí se puede hacer algo con la posición en la que uno se va a dormir”.

Entonces, lo que se recomienda es dormir de costado, especialmente durante el último trimestre del embarazo. Algo que también es bastante natural por las dificultades que la mayoría de las mujeres sienten en esta etapa por el peso de su panza que les dificulta dormir.

No obstante, si te cuesta conciliar el sueño en esta posición, intenta utilizar una almohada que puedes poner detrás tuyo, y sostener otra almohada con los brazos mientras permaneces de costado o también colocar una almohada entre tus piernas. Esto no garantiza que luego te vayas a dar vuelta, pero ayuda a mantener esta posición hasta que te quedes dormida.

Deja un comentario