Encuesta revela que los papás usan el baño para esconderse de su mujer e hijos

De esta forma encuentran un momento de distensión cuando se sienten agobiados por las tareas parentales.

Encuesta revela que los papás usan el baño para esconderse de su mujer e hijos

Parece increíble pero un nuevo estudio descubrió que la mayoría de los papás se quedan más tiempo en el baño para evitar las demandas de la familia.

¡No me molesten por favor!

Una encuesta realizada en el Reino Unido dio como resultado que los padres británicos utilizan el baño más como un escondite que para higienizarse o hacer sus necesidades.

De esta manera pueden evitar aquellas cosas que consideran molestas y encuentran allí un espacio para distenderse de diversas situaciones.

“La encuesta de 1,000 hombres encontró que en promedio pasan un total de siete horas al año en el baño, simplemente evitando cosas”, informa The Independent.

“Los encuestados dijeron que las principales razones por las que se escondieron en el baño fueron para evitar las tareas domésticas y mirar sus teléfonos sin ser molestados”.

Algunos datos divertidos

Además, las encuestas también arrojaron una gran cantidad de datos muy curiosos sobre este ir al baño furtivo.

El 45% sostuvo que el lugar del baño que preferían era la ducha. El 25% se quejó de que sus compañeras no valoran el tiempo que se encuentran ocupados cuando no están en casa y que no sabrían como se las ingeniarían si no existiera el baño: ese sagrado espacio que según varios encuestados lo consideran como un “lugar seguro”.

Por otro lado el 33% declaró que el tiempo a escondidas en el baño es la única manera en la que pueden “tener tiempo para sí mismos”.

Y por último, el 14% restante dice que además van muy preparados para su momento de descanso, llevándose además del celular, diarios, revistas e incluso comida.

Mira también:  El rol de los abuelos y su relación con nuestros hijos

¿Y qué pasa con las mamás?

El escape hacia este recinto tan frecuentado no es solo exclusivo de los hombres. Las mamás también utilizan el baño para hacer una pausa en sus quehaceres, pero no con tanta frecuencia como lo hacen sus contrapartes masculinas.

De acuerdo al estudio, el 20% de las mujeres utiliza el baño “para escapar de todos y obtener la paz que ellas tanto necesitan”.

Pero dejando de lado el humor y las críticas, el fenómeno parece estar evidenciando la presión que sienten los padres del siglo XXI para poder llevar adelante una familia.

Tal vez la mejor opción sería que ambos padres acuerden un momento de descanso flexible y equitativo en un lugar mucho más cómodo que el baño.

Pero por qué esto no se llega a establecer pertenece a la intimidad de cada núcleo familiar.

¿Tú o tu marido se esconden en el baño? Déjanos saber tus experiencias.

Deja un comentario