¿Cómo prevenir la violencia en la infancia?

Te damos 10 consejos para prevenir y evitar la violencia infantil.

¿Cómo prevenir la violencia en el infancia?

Prevención de la violencia infantil

Los primeros años de vida de un niño son los más importantes, ya que además de su desarrollo físico, también se va formando su personalidad y es donde los padres tienen el deber de educarlos y mantener una actitud positiva.

La tarea de educación no es fácil, y entre ella se encuentra el afecto incondicional y la atención permanente.

Patrones para evitar la violencia en los niños

Los niños son una esponja, y los padres tienen la obligación de hacer que absorban principios buenos. Esto se fundamenta en tres condiciones:

  1. Un cuidado atento
  2. Una relación sensible emotiva
  3. Una disciplina equilibrada

Sabemos que los tiempos de ahora no son los mismos a los de antes, por eso muchas veces entramos en conflicto con las personas mayores en lo que respecta a la educación de un pequeño. Por ello, es conveniente basar la educación según los cambios que se dan en la sociedad, acorde al avance en edad del niño.

Una de las cualidades del ser humano es la capacidad de adaptarse a distintas formas de relación como puede ser la violencia, el individualismo, la empatía, la solidaridad…

En muchos casos los niños pasan por situaciones o experiencias que les permite aprobar esta etapa del desarrollo psicológico. Pero también están aquellos pequeños, que por factores externos, aprenden a desarrollar actitudes dañinas para su desarrollo, como lo es el no confiar en nadie, la negatividad, y suelen tener reacciones violentas ante situaciones normales, tendencias que reducen considerablemente su capacidad de adaptación e incrementan su vulnerabilidad psicológica.

10 ideas para prevenir la violencia en la infancia

Estudios demuestran que son los primeros tres años de vida de un niño los que se deben aprovechar para encaminarlo en el sendero de valores de solidaridad, confianza, optimismo y empatía.

Mira también:  El niño de 26 meses

A esta edad es cuando los niños se empiezan a diferenciar entre ellos, adaptando un tipo de conducta u otra. Estas diferencias surgen como resultado de los modelos y expectativas básicas desarrolladas con anterioridad y a través de las cuales puede prevenirse la violencia.

Estos 10 principios pueden ayudarte a lograrlo:

  1. Es importante que la familia o los seres queridos más cercanos presten atención consistente, apoyo emocional y proporcionen alternativas que les permitan autorregular emociones y actitudes.
  2. La tarea no es solo de la madre, es importante que la responsabilidad caiga entre los dos padres.
  3. Saber garantizar las necesidades de atención del niño, siempre haciéndolo de forma coherente.
  4. Difundir conductas que el niño pueda adaptar para el bien de su desarrollo personal.
  5. Mostrarle los límites de cada cosa al niño, que este sea consciente de la importancia del respeto.
  6. Estimular la comunicación entre padre e hijo y dedicarle tiempo de calidad y exclusivo para ellos, ya sea a través de juegos u otro tipo de actividades.
  7. Enseñarle diferentes tipos de conductas positivas que puede adoptar ante actitudes o conductas de otras personas. Por ejemplo: responder de forma calmada ante un sujeto violento.
  8. Ayudarlo a desarrollar la motivación de eficacia.
  9. Concientizarlo de que las conductas agresivas no son la mejor solución y mostrarle alternativas positivas.
  10. Cuidar a los niños de factores externos que puedan perjudicar su desarrollo psicológico, como puede ocurrir con mensajes provenientes de la televisión, el internet, e incluso amigos. Y en ese sentido mostrarle coherencia en cuanto a la educación que se les está dando.

Descripción del autor

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Mira también:  Síndrome de Down: una diferencia que da alegría

Twitter: @edigomben

Deja un comentario