Una mujer negra se convierte en la única madre en el mundo que dio a luz a dos bebés blancos

La madre sorprendió a la comunidad científica cuando nació su segundo bebé de ojos claros, ya que las posibilidades de que suceda es de una en un millón.

Una mujer negra se convierte en la única madre en el mundo que dio a luz a dos bebés blancos

La madre de descendencia nigeriana que dio a luz hace pocos años a un bebé blanco, ha sorprendido a los médicos al tener un segundo bebé con el mismo color de piel.

Ya habíamos publicado la noticia algunos años atrás de Jonah, el bebé blanco que nació de una madre negra en Inglaterra.

Pues resulta que este nuevo bebé es el de la misma mujer llamada Catherine Howarth, que ahora tiene 35 años, y que nunca pensó que un gen recesivo de su ascendencia fuera tan fuerte que pudo hacer que tuviera otro bebé blanco.

Fue así que cuando dio a luz por segunda vez a su hija Sophia, quedó nuevamente sorprendida al ver el mismo color de piel que el de su hijo mayor de 3 años.

“Cuando Jonah nació, un especialista en genética me dijo que las posibilidades eran de una en un millón. Comentó que era extraordinario que con mi ascendencia africana haya tenido un niño de ojos azules y piel clara” comentó la mamá.

Luego calcularon que la posibilidad de que sucediera de nuevo era menos de una en un millón.

“Así que cuando nació Sophia con la piel blanca y sus ojos azules me quedé más que sorprendida. Parece que las probabilidades de que suceda dos veces son la mitad de la cifra que me habían dicho. Nadie ha oído hablar de una mamá negra que tiene dos bebés blancos uno tras otro” agregó Catherine.

Su marido Richard, de 37 años, tampoco pensó que su segundo hijo iba a ser de piel negra.

“Cuando tuve a Jonah, era tan blanco que tanto Richard como yo pensamos que la partera nos había entregado a un niño equivocado. Pero dar a luz a Sophia fue más que un shock porque estábamos seguros de que esto no podía suceder dos veces”.

Mira también:  Un estudio revela que los bebés que juegan con celulares pueden tener problemas de lenguaje

Los médicos se sorprendieron de la misma manera cuando Sophia nació en marzo del año pasado.

“La gente se confunde a menudo cuando me encuentran con los niños por primera vez. Comienzan a sacar fotos y a preguntarme si soy su madre. Estoy cansada de que me paren por la calle y me pregunten si soy la niñera. A las personas les resulta difícil entender cómo podría tener dos niños blancos” añadió la mamá.

“Sin embargo, cuando la gente comienza a conocernos, dicen que a pesar de sus ojos azules y su piel blanca, también pueden ver muchos de mis rasgos”.

Como ya dijimos más arriba Catherine es de origen nigeriano y según ella no hay genes blancos en su familia.

“Mis padres eran de Nigeria y hasta ahora nadie recuerda a alguien en mi familia que no haya sido negro”.

“La única explicación parece ser que debe haber existido algún gen blanco en mi familia y que permaneció latente durante años hasta ahora. Y resulta que parece ser muy dominante”.

A pesar del choque inicial, la pareja está encantada con sus dos hijos tan peculiares.

El papá comentó que no les importa el color de piel que tengan sus hijos. Ellos se sienten totalmente afortunados de tener hijos sanos y felices. “Esto es lo único que importa” comentó el orgulloso papá.

Una especialista en genética molecular llamada Colleen Lynch del Care Fertility afirmó lo siguiente:

“Es probable que haya existido un gen blanco en algún lugar de la remota ascendencia de la mujer y que gracias a un retroceso evolutivo conocido como atavismo, este rasgo a vuelto a aparecer repentinamente”.

Mientras tanto, el profesor Ian Jackson, de la Unidad de Genética Humana del MRC de la Universidad de Edimburgo, dijo que si la pareja continúa teniendo más hijos, también podrían continuar siendo blancos.

Mira también:  Rechazaron a su hija adoptada luego de verla y su mamá biológica no dudó en quedársela

Aquí les mostramos un bonito video que esta familia tan singular ha editado.

Puede ver los nacimientos más atípicos aquí.

 

Deja un comentario